1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Suben a 160.000 los empleos perdidos por el alza del SMI

BBVA

Jorge Sicilia, director de BBVA Research y economista jefe del Grupo

A pesar de todo BBVA Research mantiene sus previsiones de crecimiento para España en un 2,4% en 2019 y estima un avance del 2% en 2020

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), de un 22%, podría llegar a destruir hasta 160.000 empleos según el último informe Situación España de BBVA Research.

El servicio de estudios de la entidad financiera eleva así en 35.000 los puestos de trabajo que el Banco de España estima que podrían desaparecer por culpa de la subida del SMI.

Los analistas de la entidad financiera dirigida por Torres Vila confían, al igual que la inmensa mayoría de expertos, que la recuperación de la economía española continuará aunque se imponga la moderación del crecimiento durante los próximos trimestres.

Las estimaciones del BBVA Research sugieren que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) se mantiene en cotas saludables (entre el 0,6% y el 0,8% intertrimestral) en el primer trimestre de 2019. Sin embargo, la incertidumbre sobre el ritmo de avance ha aumentado. Así, en el período 2019-2020, el crecimiento del PIB se aproximará al 2%.

De cumplirse este escenario, la economía podría crear alrededor de 800.000 puestos de trabajo durante los próximos dos años, lo que supone una ralentización en el ritmo de creación de empleo, y reducir la tasa de paro hasta el 12,6% en 2020. Sin el alza del salario mínimo la creación de empleo podría incrementarse en hasta 195.000 puestos de trabajo en el bienio.

Como la creación de empleo se ralentizará influida, en parte, por el aumento del salario mínimo profesional (SMI), se espera que en 2019 la ocupación crezca un 2,1%, cinco décimas menos que en 2018.

Dado que el aumento de la población activa será modesto, la creación de empleo se traducirá en una disminución de 1,5 puntos de la tasa de paro hasta el 13,8%. El avance de la ocupación y el descenso de la tasa de parados se prolongarán en 2020, pero a un ritmo menor, hasta el 1,8% y el 12,6%, respectivamente.

La productividad también podría verse afectada por el “notable” incremento del SMI, tanto a corto como a largo plazo. En particular, se espera un impacto negativo en la creación neta de empleo que podría alcanzar entre 20.000 y 75.000 puestos de trabajo durante 2019. A medio plazo y en ausencia de incrementos en la productividad que lo compensen, el impacto podría ser mayor y superar los 160.000 empleos.

Esto afectaría a colectivos especialmente vulnerables, además de a sectores y regiones expuestos a la utilización de contratos ligados al SMI.

Para mitigar las repercusiones negativas del ascenso del salario mínimo, desde el BBVA Research consideran necesarias mejorar las políticas activas de empleo.

También en Asempleo apuntan a que el mal arranque del empleo en enero podría extenderse a todo el primer trimestre.

Se basan en que la afiliación a la Seguridad Social en enero se redujo más que el año pasado. De cara a los próximos tres meses, la previsión de la Agencia apunta a una desaceleración del incremento interanual de la ocupación tras la notable aceleración registrada a finales del cuarto trimestre de 2018.

A pesar de esto, su indicador prevé para el conjunto del año un aumento de la ocupación de 415.000 personas, correspondiente a un crecimiento del 2,1% anual. Mientras, la tasa de paro experimentaría una reducción hasta el 13,9% en promedio anual.

Para Andreu Cruañas, presidente de Asempleo, con los datos de enero volvemos a la tendencia de suave desaceleración. La aceleración de la creación de empleo y la reducción del paro observada, especialmente, en diciembre, no era sostenible y el año 2019 nos devuelve a la realidad.

Tags: , , , , , ,