1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (2 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Elevan a 15 años de cárcel la condena a la «manada» de Pamplona

"La Manada" de Pamplona

Los cinco acusados de violación por el Tribunal Supremo (eitb)

Los cinco acusados de violar a una chica en los San Fermines de 2016 han sido detenidos por orden del tribunal, que les condena a 15 años de cárcel a cada uno en base a los artículos 178 y 179 del Código Penal

El tribunal considera que los hechos ocurridos el 6 de julio de 2016 en Pamplona son constitutivos de un delito continuado de violación

El Tribunal Supremo ha condenado a los cinco integrantes de la denominada «manada» de Pamplona a las penas de 15 años de prisión para cada uno de ellos.

La Sala ha estimado el recurso de casación presentado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que había confirmado la condena impuesta por la Audiencia Provincial de nueve años de prisión para cada uno por un delito de abuso sexual ocurrido durante en los San Fermines de 2016.

En consecuencia, ha aumentado la condena por considerarles autores de un delito continuado de violación de los artículos 178 y 179 del Código Penal, con las agravaciones específicas de trato vejatorio y actuación conjunta de dos o más personas.

Ha sido tras la vista pública celebrada este viernes cuando el tribunal se ha pronunciado y ha ordenao detener a los cinco acusados que estaban en libertad condicional a la espera de ser resuelto el recurso. 

Además, Antonio Manuel Guerrero Escudero ha sido condenado como responsable en concepto de autor de un delito de robo con intimidación del art. 237 y 242.1 CP, a la pena de dos años de prisión, modificando la condena de la Audiencia Provincial de Navarra, confirmada por el TSJ de Navarra, por delito continuado de abuso sexual con prevalimiento y un delito de hurto, respectivamente. Asimismo, se incrementa el importe de la responsabilidad civil a la que tiene derecho la víctima a la cantidad de 100.000 euros.

El Tribunal ha decidido, siguiendo precedentes jurisprudenciales, que los hechos probados no pueden constituir un delito de abuso sexual, sino un delito de violación, porque el relato fáctico de los mismos describe un autentico escenario intimidatorio, en el que la víctima en ningún momento consiente a los actos sexuales llevados a cabo por los acusados. «Situación intimidante que hizo que la misma adoptara una actitud de sometimiento, haciendo lo que los autores le decían que hiciera, ante la angustia e intenso agobio que la situación le produjo por el lugar recóndito, angosto y sin salida en el que fue introducida a la fuerza, y las circunstancias personales de la víctima y de los acusados, lo que fue aprovechado por ellos para realizar los actos en contra de la libertad de aquella, al menos, diez agresiones sexuales con penetraciones bucales, vaginales y anales».

También entiende el Supremo que de los hechos probados se desprende la concurrencia de dos agravaciones específicas del delito de violación. De una parte, el trato vejatorio o degradante a la víctima, pues los acusados llevan a cabo su acción, consistente en varias penetraciones, simultáneas, por vía vaginal, anal y bucal. Además, el alarde que hacen de las prácticas sexuales en los vídeos grabados, jactándose de su obrar.

La Audiencia Provincial de Navarra será la encargada de ejecutar la sentencia contra José Ángel Prenda Martínez, Ángel Boza Florido, Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena, Jesús Escudero Domínguez y Antonio Manuel Guerrero, quienes, una vez cumplida la pena, pasarán 8 años en libertad vigilada.

Tags: , , , , , , ,