1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Gracias al PSOE los separatistas tendrán dos grupos en el Senado

Óscar López

Óscar López es el portavoz del PSOE en el Senado (TVE)

Los socialistas ceden a Democracia y Libertad y a Esquerra Republicana de Cataluña los senadores necesarios para que puedan formar grupo propio en la Cámara Alta

Ciudadanos presenta en el Congreso una iniciativa para defender la unidad de España

El PSOE cederá dos «sillones» del Senado a Democracia i Libertad (Dil) y otros dos a Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) para que puedan formar grupo propio en la Cámara.

Para que los partidos políticos puedan tener grupo en el Senado es necesario, según el reglamento, tener 10 senadores. En el caso de DiL y ERC, las formaciones independentistas lideradas por Artur Mas y Oriol Junqueras que concurrieron juntas a las pasadas elecciones catalanas como Junts Pel Sí (JxS), sólo obtuvieron ocho senadores en los comicios del pasado 20 de diciembre, por lo que necesitaban otros dos cada una para tener ambas grupo propio.

La diferencia «la pone» el PSOE de Pedro Sánchez, que considera que es necesario que DiL y ERC «tengan voz y voto en las instituciones españolas y no se vayan». Eso es, al menos, lo que ha dicho esta noche el portavoz de los socialistas en el Senado, Óscar López.

En una entrevista en TVE, López ha justificado el «préstamo» del PSOE -«una práctica habitual»- y ha negado que sea un gesto de acercamiento a estos dos partidos para lograr, a cambio, el apoyo que necesita Pedro Sánchez para ser investido presidente del Gobierno de España, si ese debate se llega a producir.

Si es así, si Mariano Rajoy no logra alcanzar la presidencia del Gobierno, Sánchez, que ya ha dicho que lo intentará él, necesitará, para formar ese gobierno «progresista» que quiere, de los apoyos o, al menos, de las abstenciones de los nacionalistas. De ahí las suspicacias levantas en el Partido Popular, donde algunos de sus miembros consideran «inadmisible» el movimiento de los socialistas. Máxime cuando DiL y ERC podrían haberse unido y juntas formar, al igual que lo hicieron con ocasión de las elecciones catalanas -en ese momento DiL era CDC-, un único grupo

En el Partido Popular no entienden como un Partido que dice defender la unidad de España y estar en contra del proceso independentista en Cataluña pueda prestar dos senadores a ERC y otros dos a DiL para que formen sendos grupos parlamentarios en la Cámara Alta; una Cámara, que, por otra parte, ya han anunciado que quieren disolver. De hecho, el que será portavoz de una de ellas, el juez Santiago Vidal, ha adelantado que la primera iniciativa que registrará será una que inste a aprobar el derecho de autodeterminación y a disolver la Cámara.

Sin embargo, Óscar López insistió durante su entrevista en que «el PSOE no ayuda a romper España«, y calificó de ridículo que donde tiene que haber un debate territorial se impida a estos partidos tener voz.

En este punto, la pregunta que cabe hacerse es ¿para qué quieren los independentistas catalanes formar parte de las instituciones del Estado español?

La respuesta puede estar en las declaraciones hechas por el nuevo presidente catalán, Carles Puigdemont, quien este jueves ha afirmado que existe una mayoría para «iniciar» el proceso soberanista pero no para una declaración de independencia, lo que retrasará la «desconexión» de Cataluña con España.

En una entrevista en TV3, Puigdemont, que ya ha nombrado a los miembros de su nuevo Gobierno, ha aclarado que no está previsto realizar una declaración unilateral de independencia. El dirigente catalán ha explicado que lo que pretenden es iniciar un proceso que lleve a unas elecciones constituyentes y al definitivo referéndum que ratifique la futura constitución catalana.

Y todo esto, ha dicho Puigdemont, hacerlo «con toda la legalidad posible» para intentar convencer a aquellos que no votaron a JxSí y su «hoja de ruta» en las pasadas elecciones catalanas de que voten a favor de la república catalana.

Porque, a diferencia de lo que piensa Pedro Sánchez, el secretario general del PSOE, que cree que su reforma federal solucionará el problema catalán, el nuevo president del Govern considera una «fantasía» satisfacer así a Cataluña. Además, duda de que pueda ponerse en marcha un referéndum desde el Estado español.

Tags: , , , , , ,