1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El PSOE cree que el Gobierno está detrás de la querella contra Mas por la «consulta»

PSOE

Sánchez con Iceta, del PSC

Lo que significa que no acepta que se acaten las resoluciones del Tribunal Constitucional

La querella que la Fiscalía General del Estado presentará contra Artur Mas y otros miembros del gobierno catalán por la organización del 9-N ha dejado al descubierto cuál es la visión que tiene el PSOE de la división de poderes y del Estado de Derecho.

Ayer, cuando se conoció que la Junta de Fiscales, el máximo órgano del ministerio público, avalaba interponer la querella contra Artur Mas, el portavoz socialista, Antonio Hernando, afirmó que la decisión «no es adecuada porque va a deteriorar la convivencia entre Cataluña y el resto de España» y añadió que «se ve claramente que la mano del Gobierno está detrás».

Es decir, en el nuevo PSOE de Pedro Sánchez, el hecho de que el Tribunal Constitucional advirtiese que la consulta era ilegal y que no podía celebrarse es irrelevante, siguiendo la teoría del Partido Socialista Catalán (PSC), cuyo portavoz, Maurici Lucena, afirmó rotundo ayer que la querella es «un gravísimo error que tiene un origen en una equivocación anterior, la impugnación por parte del PP del proceso participativo del 9-N».

Es normal que esta postura se aprecie en los partidos independentistas y en el propio Govern de Cataluña, principal implicado en los actos ilegales del 9-N. Es natural que el portavoz del Govern de Cataluña, Francesc Homs, considere que «no sería propio de una democracia que la Fiscalía General del Estado castigara a Mas, Ortega y Rigau por el hecho de facilitar el derecho fundamental de la libertad de expresión». O que el portavoz de Convergencia i Unio (CiU) en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, tilde la querella de «error monumental». O que el presidente de ese mismo partido en el Parlament, Jordi Turull, denuncie una «persecución política decorada jurídicamente». Y también que el portavoz de ERC -principal impulsor junto a Mas de la consulta- en el Congreso, Alfred Bosch, afirme que la querella se dirige «contra un pueblo entero» y asegure que el proceso soberanista «sigue adelante con toda la fuerza y en forma».

Pero ¿por qué el PSOE cree que el hecho de que actúe la Justicia al margen de los problemas políticos es un gravísimo error? ¿Por qué el PSOE no respeta las decisiones de los máximos órganos judiciales de España? ¿Por qué da más crédito a los fiscales catalanes que se negaron a interponer la querella que a sus superiores jerárquicos que han decidido interponerla? ¿Será que estamos en una «dimensión desconocida» como ayer apuntó el portavoz del Govern, Francesc Homs?.

El PSOE y sobre todo Pedro Sánchez tendrá que explicar muy bien por qué no asume la división de poderes del Estado español. Y tendrá que hacerlo pronto porque vienen elecciones y este asunto será uno de los principales de entre todos los que se traten en los mítines de los partidos. El Partido Popular pregonando la igualdad de todos los españoles y la independencia del poder judicial y el PSOE alentando desigualdades como la que quieren para Cataluña los partidarios de la independencia.

Ayer, en la sesión de control al Gobierno, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió al líder del PSOE que se deje de «eslóganes y concrete en qué consiste la reforma de la Constitución Española que propone». Y tendrá que hacerlo pronto porque la sociedad española, en la que cada vez hay más mayores, necesita seguridad, estabilidad, e igualdad. Mientras, puede publicar los vídeos que quiera.

Tags: , , , , ,