- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

El parón de toda la industria provocará una crisis social

Cerrado por cese

Muchos negocios y empresas no volverán a abrir la verja

La patronal alerta de un ‘impacto sin precedentes’

Los empresarios auguran una crisis social por el cese de toda la actividad considerada ‘no esencial’ decretada por el Gobierno [1].

Los empresarios españoles no discuten las últimas medidas sanitarias adoptadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para frenar la expansión del coronavirus chino por toda España [2]. Las cumplirán como han hecho hasta ahora porque la prioridad es la salud de las personas.

Pero lo que no perciben como un acierto es el cese de toda actividad ‘no esencial’ ordenada a partir del lunes. Las patronales creen que esta medida provocará en un futuro cercano ‘un enorme impacto sin precedentes en la economía española, especialmente en sectores como el industrial’. La preocupación en CEOE y Cepyme es máxima. Tanto, que temen que ‘este parón lleve a una crisis más profunda de la economía que podría llegar a ser social’.

Por el momento, las empresas viven en un ‘desconcierto total’ pues no conocen la lista de las actividades que se consideran esenciales. Y necesitan tomar las medidas oportunas para salvar sus compañías.

En este contexto, piden que el cese de la actividad vaya acompañada de medidas ‘que eviten un agravamiento de la situación ya dramática que atraviesan empresas, pymes y autónomos’ porque, de lo contrario, las decisiones del Ejecutivo PSOE-Podemos van a causar ‘de manera definitiva la destrucción masiva del tejido empresarial y el empleo’.

También desde Barcelona han puesto en duda este cierre. La patronal catalana (PIMEC) cree ‘improvisado y poco responsable’ obligar a las empresas a avanzar el pago de 15 días de permiso retribuido recuperable. Los empresarios catalanes lamentan una medida ‘que carece de seguridad jurídica y tiene nula sensibilidad empresarial’ y que, además, ‘no ayudará a salir bien de esta crisis y condicionará de manera preocupante el futuro económico’.

Critican también en la ciudad condal el que una medida de estas magnitudes y de obligado cumplimiento a partir del lunes se haya anunciado en sábado por la tarde. Esto, dicen, imposibilita la capacidad de reacción y de organización de las empresas. También constata la poca sensibilidad con el mundo empresarial el que sean los empresarios los que paguen los sueldos de los trabajadores y no la administración a través de los ERTEs u otros mecanismos. La PIMEC cree que hubiera sido mejor decretar dos semanas de vacaciones, puesto que recuperar estas horas será muy complicado para muchas empresas.

‘Muchas empresas se encontrarán en situación de quiebra económica, especialmente aquellas que desde que se decretó el estado de alarma no han podido facturar por estar obligadas a cerrar sus centros de trabajo, con el agravante de que ahora tendrán que pagar las próximas dos semanas sin facturar’, rematan.