1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El paro bajó en 21.700 personas en el último trimestre del año

EPA

En 2018 fue el empleo público el que más desinfló las listas del paro…

El fin de la época de expansión en la creación del empleo llega con más de 3.300.000 personas en las listas del paro

En España hay 1.053.400 de hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro

Los datos de la última EPA del año confirman el fin del período de creación neta de empleo.

A pesar de que el conjunto del año se han creado 566.200 empleos y el paro ha descendido en 462.400 personas, el cuarto trimestre ya muestra la ralentización en la creación del empleo y ofrece unas cifras mucho más modestas que el conjunto de 2018.

Entre octubre y diciembre de 2018 aumentó el número de ocupados de 36.600 personas, pero bajó la tasa de actividad en un 0,12% y el paro experimentó un descenso de solo de 21.700 personas.

Y como se puede apreciar en la imagen que acompaña esta información en 2018 fue el empleo público el que más contribuyó a desinflar las listas del paro. En la actualidad, el sector público cuenta con un total de 3.211.000 asalariados. Esta es una variable que tiene límites claros.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cuarto trimestre de 2018 el número de parados bajó al final del año en 21.700 personas (-0,65%), situándose el número de desempleados en España en 3.304.300 personas.

En términos desestacionalizados la variación trimestral es del -3,61%. En los 12 últimos meses el paro ha disminuido en 462.400 personas (-12,28%).

La tasa de paro se sitúa en el 14,45%, lo que supone una décima menos que en el trimestre anterior. En el último año esta tasa ha descendido en 2,10 puntos.

Por comunidades, las mayores bajadas trimestrales del paro se dan en Andalucía (63.900 parados menos), Comunidad Valenciana (-27.800) y Comunidad de Madrid (-6.300). Y los mayores incrementos en Cataluña (47.700 parados más), Illes Balears (20.200) y Aragón (8.500).

En términos anuales, las mayores reducciones del número de parados se producen en Andalucía (-126.200 menos), Comunidad de Madrid (-70.400) y Comunidad Valenciana (-65.900).

El número de activos aumentó en el último trimestre del año en 14.900, hasta los 22.868.800 de trabajadores. Así, la tasa de actividad baja 12 centésimas y se sitúa en el 58,61%. En el último año la población activa se ha incrementado en 103.800 personas.

La tasa de empleo (porcentaje de ocupados respecto de la población de 16 y más años) es del 50,14%, con un descenso de cuatro centésimas respecto del trimestre anterior. En variación anual, esta tasa ha subido 1,07 puntos.

Los datos de la EPA de final de año refleja un aumento de 36.600 personas del número de ocupados respecto al trimestre anterior (un 0,19%). En total había 19.564.600 ocupados entre octubre y diciembre.

En términos desestacionalizados la variación trimestral es del 0,91%. El empleo ha crecido en 566.200 personas (un 2,98%) en los 12 últimos meses.

La ocupación aumentó ese trimestre en 43.400 personas en el sector público y descendió en 6.900 en el privado.  Sin embargo, en los 12 últimos meses el empleo ha subido en 430.000 personas en el sector privado y en 136.200 en el público.

Los asalariados aumentan este trimestre en 20.000. Los que tienen contrato indefinido se incrementan en 108.500, mientras que los de contrato temporal se reducen en 88.500. En variación anual, el número de asalariados crece en 531.000 (el empleo indefinido aumenta en 363.700 personas y el temporal en 167.300). El número de trabajadores por cuenta propia sube en 18.100 este trimestre y en 34.700 en los 12 últimos meses.

La ocupación aumenta este trimestre en la Agricultura (57.200 más) y en la Construcción (39.800) y baja en los Servicios (-43.000) y en la Industria (-17.400).

En el último año en el sector Servicios hay 428.100 ocupados más, en la Construcción 136.300 y en la Agricultura 4.900. Por el contrario, en la Industria hay 3.000 menos.

Los mayores incrementos de empleo este trimestre se dan en Andalucía (57.500 más), Comunidad de Madrid (43.900) y Castilla – La Mancha (12.400). Los mayores descensos se observan en Illes Balears (-65.600), Galicia (-8.400) y Extremadura (-7.400).

En el conjuro del año todas las comunidades incrementaron su ocupación. Andalucía (118.600 más), Comunidad de Madrid (108.600) y Cataluña (75.000) presentan los mayores aumentos.

En definitiva, la EPA refleja una ralentización en la creación de empleo en el último trimestre del año pasado. Y las previsiones para el actual no son nada buenas.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) reconoce los datos positivos para el empleo de 2018, que cierra con 462.500 parados menos, 566.200 empleos más y los autónomos crecen 34.700 personas.

A pesar de que ha sido un buen año para el empleo, con una creación de 75.000 empleos netos más que en 2017, cuando el empleo creció en 471.000 personas, Lorenzo Amor, presidente de ATA, vaticina unas perspectivas para 2019 no tan halagüeñas. «Será realmente difícil llegar a la creación de 300.000 empleos que han anunciado algunos organismos e instituciones», señala, atendiendo a «la desaceleración de la economía, el aumento desproporcionado de los costes laborales y de las bases máximas de cotización».

No le falta razón a Amor si se atiende a las palabras del propio Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno participó hace unos días en el Foro Económico de Davos, donde defendió los Presupuestos elaborados por el Gobierno –cuyas previsiones de ingresos no avala ni siquiera el Banco de España-, cuya prioridad, dijo, es «lograr una economía más estable y equilibrada».

Sánchez aseguró que las cuentas de 2019 son «el comienzo de una historia de éxito» encaminada a cambiar el modelo económico y auguró la creación de más de 330.000 puestos de trabajo este año. Es la prueba más clara de que la creación de empleo no volverá a alcanzar la cifra de 500.000 puestos de trabajo este año.

Tags: , , , , , ,