1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El Pacto de Toledo acuerda ligar la subida de las pensiones al IPC

Octavio Granado

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado

Todavía no está aclarado el texto definitivo de la recomendación

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, afirma que el sistema de Seguridad Social tiene arreglo para los próximos diez años

La Comisión del Pacto de Toledo cerró ayer un acuerdo para que las pensiones vuelvan a revalorizarse conforme al IPC «real», sin estar supeditada esta subida a ningún otro parámetro.

El acuerdo fue refrendado por todos los grupos representados en el Congreso, salvo ERC, que quiere analizar el documento ante las dudas de que no garantice realmente la ganancia de poder adquisitivo.

El portavoz del PP en el Pacto de Toledo, Gerardo Camps, puntualizó que la recomendación recoge que la revalorización se hará «en base al IPC, no conforme al IPC», lo que supone que el IPC es un indicador «troncal y fundamental, pero no el único indicador».

El texto del acuerdo establece que «la revalorización debe ser diferenciada de cualquier otra acción de mejora encaminada no a conservar, sino -cuando lo permita la situación económica y con la oportuna cobertura legal-, a aumentar dicho poder adquisitivo».

La nueva recomendación, que pide recuperar el consenso de la que se firmó en 2011, cierra la puerta a que gobiernos futuros puedan establecer de forma unilateral otro mecanismo de revalorización diferente al IPC, ya que señala que cualquier debate o consulta debe ser en el marco del Pacto de Toledo.

El acuerdo defiende el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas, su garantía por ley y su preservación mediante la adopción de medidas encaminadas a asegurar el equilibrio social y financiero del sistema de pensiones.

Antes de conocerse el acuerdo en el Pacto de Toledo, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, afirmó que el sistema de Seguridad Social tiene arreglo para los próximos diez años, aunque dijo que pasado ese tiempo, «habrá que buscar un nuevo arreglo». Además, puso de relieve la necesidad de que este sea «más flexible».

Granado hizo estas declaraciones durante la presentación del libro Las pensiones en España, editado por el Consejo General de Economistas. Granado confirmó que la revalorización de las pensiones se realizará de acuerdo al IPC este año 2018 y está previsto igualmente para 2019.

A partir de entonces, el secretario de Estado considera necesario encontrar la mejor fórmula para dotar de estabilidad al Sistema y garantizar el mantenimiento continuado del poder adquisitivo de las pensiones. Granado considera que el IPC es la referencia obligada a tener en cuenta. Para él, recurrir a otros indicadores, como la subida del Producto Interior Bruto, los ingresos del Estado y el aumento de las cotizaciones sería, en cualquier caso, una decisión que debe acordarse en el seno del Pacto de Toledo.

Octavio Granado añadió que para garantizar la sostenibilidad del Sistema de pensiones «no se trata de subir las cuotas, sino de reponer las cotizaciones que aportaban los empleadores y mejorar los salarios».

Durante el acto también intervino el presidente de Consejo General de Economistas, Valentín Pich, quien manifestó que «resulta muy difícil acotar con exactitud qué se va a pagar en el futuro, pero sería necesario que los grupos parlamentarios y todos los agentes sociales y económicos acuerden unas bases mínimas que permitan el sostenimiento del sistema a medio y largo plazo, obviando debates estériles».

Según el estudio del Consejo, es necesario repensar el actual Sistema para garantizar su sostenibilidad. Entre los datos más significativos destaca uno de la Comisión Europea, que estima que durante las próximas décadas el número de pensiones aumentará desde los 9,6 millones actuales hasta unos 15 millones a mediados de siglo.

Dado que para mantener pensiones similares a las actuales (en relación al salario medio) se necesitan en torno a 2,4 empleos por pensionista, para financiar 6 millones de pensionistas más se necesitarán casi 14,5 millones de empleos adicionales. Esto supone que de aquí al 2050 casi se duplique el número de empleos, pasando de algo más 18 millones a casi 33 millones. Según las proyecciones de la Comisión Europea, entre los años 2020 y 2050, el empleo en España oscilará entre 18,5 y 19,5 millones de empleos.

De cumplirse las proyecciones de la Comisión Europea (2018), el déficit actual del sistema público de pensiones aumentará a medio y largo plazo desde el 1,6% al 6,3% del PIB en 2050. Con una tasa de crecimiento anual del PIB real del 1,8% durante el periodo 2017-2050 (y suponiendo una revalorización de las pensiones del 1,8% anual) el gasto en pensiones sobre el PIB pasaría del 11,7% actual al 14,8%.

El trabajador promedio aporta actualmente para pensiones y otras prestaciones de la Seguridad Social en torno a 5.700 euros. Esto implica que en el año 2017 hubieran sido necesarios 3,3 millones más de empleos para que el déficit (alrededor de 18,8 mil millones) hubiera sido cero.

A la vista de estos datos, Valentín Pich trasladó el «efecto Pigmalión» al ámbito de las pensiones. «Al igual que el miedo infundado a una quiebra puede hacer que los clientes retiren sus depósitos y que la entidad acabe quebrando de verdad, en el tema de las pensiones, si damos por sentado que el sistema no tiene solución, acabaremos por hundirlo».

El estudio constata la heterogeneidad de las respuestas de los expertos ante un mismo problema. Así, mientras unos ven necesario financiar parcialmente las pensiones con impuestos, otros consideran que financiarlas de esta manera supondría romper el principio de contributividad y que sería mejor plantearse un ajuste de las pensiones en función de las disponibilidades.

Igualmente, mientras unos ven factible que una mejora del entorno económico pueda compensar una demografía adversa, otros lo consideran un elemento de probabilidad muy baja y entienden que la transición a un sistema de cuentas nocionales podría ser la vía.

En cuanto a flexibilizar el sistema para hacerlo viable, algunos de los expertos creen que no tendría grandes ventajas; otros, por el contrario, estiman que cierta flexibilidad (compatibilización trabajo y pensión, subsidiación fiscal complementaria, etc.) podría contribuir a mejorar el aseguramiento del sistema de pensiones.

En base a esta disparidad de opiniones, el directo del estudio, Guillem López-Casasnovas, considera que «el orden de magnitud del problema de las pensiones y de la demografía en España es tal que no resulta manejable ya para Comisiones como la que hoy representa el Pacto de Toledo en el debate partidista general». «Hace falta pensar en otra estrategia», ha afirmado.

Por su parte, el presidente de Economistas Asesores Laborales (EAL), Roberto Pereira, destacó que «si ahora ya se están padeciendo los desajustes en el sistema -como consecuencia del paro, del envejecimiento poblacional y del aumento del número de pensionistas-, en la frontera de los próximos 20 años la transformación que va a experimentar la pirámide demográfica de la población trabajadora y jubilada será tremenda».

Según Pereira, «el futuro de las pensiones, la sostenibilidad del Sistema, exige que se tomen medidas y se haga con el tiempo suficiente para que cada trabajador conozca anticipadamente a su jubilación cuáles son sus derechos y pueda, en su caso, complementar o planificar adecuadamente su futuro para no sufrir mermas en su poder adquisitivo y, sobre todo, no tener nunca dudas de la solvencia y capacidad del sistema para asegurarle su pensión de jubilación».

En este sentido, Pereira, considera que hay que responder a algunas preguntas clave. Entre ellas ¿Nuestro actual sistema de reparto, tal y como está diseñado, resulta sostenible?, ¿se deberían financiar las pensiones parcialmente con impuestos?, ¿debería concebirse la reforma del sistema de pensiones como parte de una reforma fiscal integral?, ¿sería viable la implementación de un sistema mixto de capitalización y reparto?, ¿se ha de hacer una transición hacia un sistema de cuentas nocionales? o ¿debe optarse por un sistema complementario de pensiones mediante planes privados?.

Tags: , , , , , ,