1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El juicio a Francesc Homs por el 9-N se celebrara el 27 de febrero

Francesc Homs

Homs, en imagen de archivo

Esta mañana el ex conseller catalán ha testificado en la causa por la que se juzga a Artur Mas por los mismos hechos

El diputado y ex conseller de Presidencia de la Generalitat de Cataluña será juzgado por los delitos de prevaricación y desobediencia

El Tribunal Supremo ha señalado para el próximo 27 de febrero el día de inicio del juicio al ex conseller de Presidencia catalán y actual diputado del Congreso Francesc Homs por los delitos de prevaricación y desobediencia, en relación a la consulta del 9-N de 2014.

El tribunal acepta todas las pruebas solicitadas por la Fiscalía, alguna de las cuales también había pedido el acusado, como la pericial de los guardias civiles que realizaron el informe técnico sobre el análisis de los programas informáticos utilizados en la jornada del 9-N.

En cuanto a las testificales propuestas por Homs, no se acepta la citación como testigos del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, el ex fiscal general Eduardo Torres-Dulce, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, por carecer «de todo enlace con el objeto del proceso».

El auto explica que no forma parte de este proceso la valoración política de los hechos asumida por los miembros del Gobierno de la nación cuyo testimonio se reivindica, y que tampoco existe razón alguna para llamar a juicio al presidente del TC o al fiscal general del Estado en su momento, puesto que son los documentos que obran en la causa y no el testimonio personal de quienes dirigen estas dos instituciones los que reflejan las decisiones adoptadas en sus respectivos ámbitos funcionales.

En cuanto al testimonio solicitado del ex presidente catalán Artur Mas, el tribunal señala que, pese a hallarse actualmente acusado en una causa derivada de los mismos hechos, deberá comparecer como testigo y no como coimputado. Sin embargo, quedará exento del deber de prestar juramento y será advertido de su derecho a no contestar a aquellas preguntas que puedan resultar perjudiciales para su defensa.

Respecto a las declaraciones solicitadas de Carles Viver y Albert Lamarca, el tribunal acepta su comparecencia en el juicio pero no como peritos sino como testigos.

En cuanto a la prueba documental pedida por el acusado, no se acepta incorporar la resolución de la Junta de Fiscales de la Fiscalía Superior de la comunidad autónoma de Catalunya, de 18 de noviembre de 2014, que discutió este asunto; el tribunal recuerda que ese documento tiene carácter de oficio y no de resolución y forma parte de los trabajos preparatorios que ilustraron la decisión del máximo responsable de la Fiscalía General del Estado, quien ostenta la dirección del Ministerio Fiscal, en virtud de su Estatuto Orgánico. Además, la Sala considera que el rechazo de esta prueba no genera indefensión puesto que de hecho, el documento obra ya en la causa porque ha sido incorporado por la defensa, además de haber sido objeto de amplia difusión en los medios de comunicación.

El tribunal estará formado por Manuel Marchena (presidente y ponente) y seis magistrados: José Ramón Soriano, Francisco Monterde, Juan Ramón Berdugo, Ana Ferrer, Andrés Martínez Arrieta y Miguel Colmenero. En una providencia notificada también hoy, la Sala II señala para el 27 de este mes el inicio del juicio, que se prolongará también, en principio, los días 28 y 29.

La noticia del señalamiento de su juicio «ha cogido» a Homs declarando como testigo en el juicio por el que se juzga a Artur Mas por los mismos motivos. Ayer, los testigos de la acusación declararon que la Generalitat siguió adelante con los preparativos de la consulta del 9-N los días posteriores a su suspensión por el Constitucional.

Así, el director del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) durante el 9-N, Jordi Escalé, reconoció que los ordenadores que se utilizaron en los puntos de votación fueron repartidos entre los días 7 y 8 de noviembre. El testigo explicó que antes del 4 de noviembre ya se habían enviado ordenadores a unos 500 municipios de la geografía catalana, pero que los terminales que iban destinados a institutos que acogían las urnas se distribuyeron posteriormente a la suspensión de la consulta por el TC, para evitar así interferir en la «actividad normal» de los centros educativos.

Durante la sesión también se abordó la gestión de los colegios que acogieron las urnas el 9-N, con versiones contrapuestas, ya que un inspector de Enseñanza y una directora denunciaron presiones a los docentes para abrir sus puertas, mientras que la directora Territorial del Departamento en Barcelona y el inspector jefe lo negaron y aseguraron que no se coaccionó a nadie.

Dolores Agenjo, la única directora de instituto que se negó a ceder el centro como local de votación, relató las llamadas de Montserrat Llobet, entonces directora territorial de Enseñanza de Barcelona, quien le reclamó las llaves del centro. Agenjo exigió una «orden por escrito» y aunque en principio Llobet se mostró dispuesta a dársela le advirtió que «esta orden no se la enseñarás a nadie, ¿verdad?». Finalmente no hubo orden por escrito y el centro no abrió. Por su parte, Llobet declaró que se limitó a informar de los institutos que serían sede del 9-N y rechazó haber presionado a nadie.

En 2016 y en nombre del «procés» se violaron 178 veces las leyes en Cataluña

Tags: , , , , , ,