1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El IPC sube una décima en marzo hasta el 1,2%

INE

Los precios se mantienen estables

Es una décima superior a la registrada el mes anterior

Confirma los datos avanzados por el INE el pasado 27 de marzo

La celebración de la Semana Santa impulsa al alza los precios de los servicios turísticos y de la hostelería

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) en el mes de marzo es del 1,2%, una décima superior a la registrada el mes anterior.

Según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) esta subida se ha producido, entre otras cosas, por el incremento de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas; y del Transporte, que han subido debido a que los carburantes han bajado menos que en marzo del año pasado.

La tasa anual del IPC aumenta en la mayoría de las comunidades autónomas en marzo respecto a febrero. Los mayores incrementos se producen en Región de Murcia, Extremadura y Comunidad de Madrid, con una subida de tres décimas en todas ellas. Por su parte, Canarias es la única comunidad que desciende su tasa anual, con una bajada de dos décimas.

Los precios han variado un 0,1% entre febrero y marzo. Esta evolución mensual de los precios de consumo se debe a la subida de los precios del vestido y calzado (del 4,3%), que recoge el comportamiento de los precios al comienzo de la temporada de primavera-verano; la del 0,6% en hoteles, cafés y restaurantes; y la variación en un 0,4% de la tasa del ocio y cultura, causada fundamentalmente por el aumento de los precios de los paquetes turísticos, habitual en Semana Santa.

Los analistas de Funcas prevén que la inflación se mantendrá sin cambios en el 1,5% de media anual, debido a que el encarecimiento del petróleo es compensado por la evolución mucho más moderada de lo esperado en el precio de la electricidad y la apreciación del euro. La tasa media anual de inflación en 2019 será también del 1,5%. Las interanuales de diciembre se situarán en el 1,8% en 2018 y en torno al 1% en 2019.

Desde la Patronal, que prevé un ligero descenso de la inflación en abril y tasas por encima del 1% posteriormente, destacan que la inflación general se ha aproximado a la subyacente a medida que la aportación al incremento de los precios generales del componente energético se ha ido moderando, situándose ambas en el 1,2% en el mes de marzo.

Según CEOE, durante los próximos meses, de mantenerse los precios del petróleo en los niveles actuales (67 dólares barril en lo transcurrido de abril), se espera que la inflación disminuya ligeramente en abril al compensarse el efecto Semana Santa, para posteriormente situarse en tasas ligeramente por encima del 1%.

Analizando los componentes de la inflación subyacente, observan los analistas que, de no ser por el efecto Semana Santa, se habría observado un descenso de la inflación subyacente, que se verá trasladado al mes de abril. Así, aunque los precios de los Servicios aceleraron dos décimas su ritmo de variación hasta el 1,9%, los precios de los Bienes industriales sin productos energéticos registraron una tasa de variación del -0,1%, frente la estabilidad del mes anterior, y los de los Alimentos con elaboración, bebidas y tabaco se desaceleraron una décima hasta el 1,3%.

Los precios de los Alimentos sin elaboración aumentaron un 1,6% interanual, registrando un fuerte repunte desde el 0,3% registrado en febrero. Entre las causas, destacan los incrementos de precios de los huevos, aceites y grasas, carne de ovino y crustáceos, moluscos y preparados del pescado.

Señalan también que durante los últimos meses se ha moderado notablemente el diferencial de precios del petróleo con el año anterior, registrando una significativa desaceleración el componente de carburantes y combustibles, a lo que se une el descenso de los precios de la electricidad, lo que se refleja en una moderación en el componente Productos energéticos. En concreto, en marzo la tasa interanual de los precios de los productos energéticos fue del 1,3%, ligeramente por encima de la inflación y ya por debajo de los incrementos registrados en otros componentes como los Servicios o los Alimentos sin elaboración.

El precio del petróleo en marzo presentó un ligero repunte con respecto a febrero, situándose en 66$/barril. Este precio supone un incremento del 28,6% con respecto a marzo de 2017, aunque debido a la apreciación del tipo de cambio, el incremento en euros ha sido tan solo del 11,4%. Este incremento se ha visto reflejado en el componente de Carburantes y combustibles que se ha incrementado un 2,6%, frente al 1,8% del mes anterior. En lo transcurrido de abril, el precio del petróleo se ha mantenido en torno a 68$/barril, que de continuar así supondría un alza del 27% en dólares y del 10% en euros.

De estabilizarse los precios del petróleo en los niveles actuales, la influencia de la energía en la evolución de los precios será similar en los próximos meses de 2018. Además, en abril, el efecto Semana Santa, que ha elevado los precios de los servicios turísticos, se verá compensado, por lo que la inflación subyacente podría disminuir alguna décima.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se sitúa en el 1,3% en marzo, una décima más que en el mes anterior, mientras que el índice promedio de la Unión Económica y Monetaria aumenta tres décimas hasta el 1,4%. Con este dato, el diferencial se torna ligeramente negativo.

No obstante, recuerdan desde la CEOE que cualquier deterioro de la competitividad tendrá un efecto en el crecimiento de la economía española. Por ello, se debe continuar con la moderación salarial para seguir consolidando la recuperación gracias a mejorar la competitividad y favorecer la creación de empleo.

Tags: , , , , ,