1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El hurto reincidente provoca pérdidas de 2.100 millones/año

Hurto multirreincidente España

Propuestas de los empresarios para acabar con esta situación injusta

En la actualidad no existe una herramienta jurídica para luchar contra la multirreincidencia en el hurto de menos de 400 euros

Cada año se presentan unas 700.000 denuncias por hurtos reincidentes en España

El hurto multirreincidente en el comercio en España cuesta a las Administraciones Públicas 300 millones de euros al año.

Estos, sumados a los 1.800 millones que pierde el Comercio con los «pequeños hurtos», según datos de un estudio de la AECOC y EY sobre la pérdida en el retail, suman un total de 2.100 millones de euros.

Las estimaciones recogidas por la CEOE a iniciativa de la Comisión de Competitividad, Comercio y Consumo, concluyen que esta práctica sale gratis al delincuente profesional, supone un despilfarro para las Administraciones Públicas, un sobrecoste innecesario para el ciudadano, que también sufre inseguridad, y la desmotivación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La impunidad de las bandas organizadas que se dedican al hurto en el pequeño comercio se ha incrementado tras dos sentencias dictadas por el Tribunal Supremo en 2017 en las que se considera que el hurto es derecho penal de autor, lo que significa que se debería castigar igual el primer hurto que los siguientes hasta un número indeterminado.

Esto ha tenido como consecuencia que las sentencias para hurtos reincidentes se limiten al pago de multas, que raramente se pagan, y que el ritmo de denuncias se mantenga en torno a las 700.000 al año que casi nunca acarrean consecuencias para los delincuentes.

La realidad a día de hoy es que no existe una herramienta jurídica para luchar contra la multirreincidencia de menos de 400 euros. Esto ha derivado en que las bandas organizadas operen impunemente ante la impotencia de todos los actores afectados: los ciudadanos, que han visto incrementada su inseguridad; los comerciantes, que se estima que pierden unos 1.800 millones de euros al año y temen por la seguridad de sus empleados; y las fuerzas policiales, que no ven el fruto de su trabajo.

Los empresarios recalcan que estos hurtos los realizan bandas organizadas que buscan productos de alto valor, como botellas de alcohol o embutidos de calidad, y que encuentran fácil salida en el mercado negro.

Ante esta injusticia, CEOE reclama la modificación del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para la Ejecución de Delitos Leves. Se necesita «ganar operatividad».

La propuesta empresarial para reformar el Código Penal consiste en añadir al artículo 235 dos puntos (bis y ter), que establezcan que cuando existan dos delitos de hurto menores de 400 euros, se pueda imponer multa de 1 a 3 meses de prisión y orden de alejamiento. Y, en caso de un tercer delito por hurto, imponer pena de prisión de 6 a 18 meses y orden de alejamiento.

En el caso de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para la Ejecución de Delitos Leves, los damnificados por estos pequeños «robos» piden que el juez imponga sentencia in voce cuando el denunciado asista a juicio y se conforme con la pena. Asimismo, que requiera en la misma sala donde se celebra el juicio el pago de la multa y realice los apercibimientos legales necesarios conforme al artículo 48 del Código Penal.

Igualmente, recomiendan que el juez exija al condenado el pago de la multa en el plazo de 30 días con reducciones por pronto pago. En caso contrario, se sustituirá automáticamente la pena de multa por 1 día de prisión por cada dos multas impagadas.

Asimismo, piden que el juzgador inste a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a que notifiquen in situ las citaciones a juicio, sentencias, etc. que tengan pendientes las personas que identifiquen en la calle. Para ello, es necesario que los juzgados tengan una base de datos actualizada con toda la información de estas personas.

Los empresarios sostienen que el impacto económico y social del hurto multirreincidente en el comercio es un problema de la sociedad en su conjunto ante el que es posible (y necesario) poner medidas. Un ejemplo de ello es la reforma del Código Penal del año 2015 que preveía que la comisión de cuatro faltas en menos de un año se transformaba en delito y que introdujo un tipo agravado aplicable a la multirreincidencia. «Aunque el problema del hurto no se vio plenamente resuelto, los resultados fueron muy positivos al recuperarse la confianza en las herramientas jurídicas del sistema», aseguran.

Pinchando aquí puede saber más del informe sobre hurto multirreincidente confeccionado por la CEOE

Tags: , , , , , , ,