1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Sanidad se olvida de más de 1.000 sanitarios infectados

SAE

2020 es el Año Internacional del Equipo de Enfermería (SAE)

Las cifras ofrecidas esta mañana por las autoridades sanitarias y el Sindicato de Enfermería no concuerdan

Que España es el país del mundo con más personal sanitario contagiado con covid-19 nadie lo pone en duda en ninguna parte del Globo.

Otra cosa es a cuánto se eleva la cifra de médicos y enfermeros infectados desde que la pandemia se expandió de forma  incontrolada por toda España.

Según el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, hasta 26.672 profesionales sanitarios se han contagiado por el coronavirus desde primeros de marzo. Esta cifra ‘oficial’ supone que el 15,4% del total de casos confirmados con la enfermedad hasta la fecha es personal hospitalario.

En cambio, el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) asegura que son más de 28.000 los profesionales sanitarios que se han infectado por corona ‘debido a las pobres medidas de seguridad que se les ha proporcionado’. Tanto es así que han pedido al Defensor del Pueblo que intervenga ante la falta del material sanitario reglamentario en los centros asistenciales.

No sólo están haciendo su trabajo de forma precaria e insegura sino que a la hora de hacer balance sobre el efecto de la pandemia en España, las autoridades sanitarias se olvidan de algunos de ellos .

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Técnico del Coronavirus, Simón, que parece haber superado la enfermedad, ha dicho que el alto número de personal sanitario contagiado ‘se debe a su alto grado de exposición, y aunque a algunos les ha costado la vida, lo cierto es que la gravedad de la enfermedad es menor que en el resto de la población’. Ha precisado el epidemiólogo que ‘una grandísima parte de ellos ya ha vuelto al trabajo’.

Tras un mes de crisis sanitaria, el uso de estos equipos de protección está regulado en el Real Decreto 773/1997 (Directiva 89/656/CEE) y en el Reglamento (UE) 2016/425, relativo a su comercialización. Además, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son muy claras en cuanto a la necesidad de proveer a los profesionales sanitarios de todas las medidas y elementos necesarios para que puedan realizar su trabajo en condiciones elementales de seguridad, evitar así verse contagiados por los pacientes o aumentar el riesgo que sufren y contener la propagación de la enfermedad.

María Dolores Martínez, secretaria general de SAE, clama contra la falta de previsión de las autoridades sanitarias, que restringe el acceso a los EPIs. Detalla que en algunos casos ‘se suministra por debajo de las necesidades e incluso se amenaza a los profesionales con aperturas de expedientes disciplinarios por querer utilizarlos’.

‘En esta dinámica de radical vulneración de los derechos laborales básicos, se llega al extremo de que en las reformas de los protocolos de algunos centros sanitarios se discrimina a los trabajadores, en función de su categoría profesional, a la hora de asignarles sus respectivos equipos de protección individual, de manera que, aún en la misma situación de contacto estrecho con los enfermos, hay colectivos que reciben EPIs de mayor seguridad que otros profesionales, como los TCE. Este tipo de situaciones son inadmisibles, por ello, pedimos al Defensor del Pueblo, en cuanto garante de los derechos ciudadanos, entre los que se encuentra la salud laboral, su intervención para que los gestores sanitarios empiecen a garantizar la protección de los profesionales’, manifiesta Mª Dolores Martínez.

El SAE ya ‘cantó las cuarenta’ a la OMS la semana pasada por ‘glorificar’ la labor del Gobierno PSOE-Unidas Podemos en esta crisis sanitaria

Tags: , , , , , ,