1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El Gobierno endurecerá el Código Penal para proteger a los ciclistas

Ciclismo

La distancia de seguridad es básica

Presentada en el Congreso una proposición de ley para endurecer los castigos en materia de seguridad vial

Los atropellos de ciclistas en las carreteras españolas -según la DGT, más de 400 ciclistas han fallecido en los últimos 10 años en las carreteras españolas y 51 entre 2016 y lo que va de 2017- han llevado al Gobierno a presentar en el Congreso una modificación del Código Penal (CP) para regular más severamente la imprudencia al volante.

A través de una Ley Orgánica el Ejecutivo pretende modificar el CP para introducir tres supuestos de imprudencia grave, aumentar la pena aplicada a estas conductas y regular el delito de abandono del lugar del accidente.

Se propone, en primer lugar, calificar siempre como imprudencia grave la conducción que atenta contra la integridad de las personas en los siguientes tres supuestos: cuando se comete un delito contra la seguridad vial por exceso de velocidad, cuando se hace bajo la influencia de drogas o bajo la influencia de alcohol.

Hasta ahora, el juez valoraba si la imprudencia había sido grave, menos grave o leve de acuerdo a las circunstancias que rodeaban el accidente. Con la nueva regulación propuesta, en cualquiera de estos tres supuestos no cabrá margen de interpretación y se considerarán imprudencias graves en todo caso.

Por otro lado, se abre la posibilidad de permitir al juez que pueda elevar la pena por encima del máximo actual en los casos de imprudencias graves con resultado de varias víctimas. Así, en el supuesto de un conductor que como resultado de un atropello a un grupo de peatones o ciclistas cause varios muertos se le podrá imponer una pena de hasta 9 años de prisión, frente a la legislación actual que establece una condena máxima de 4 años de cárcel.

La Proposición de Ley Orgánica introduce también la eliminación de la actual regla por la que, cuando un conductor comete un delito contra la seguridad vial que además produce resultados lesivos o muerte, solo es castigado por la infracción más grave. Con la reforma se posibilitaría que todas las infracciones del conductor previas al accidente se puedan sancionar de forma independiente, permitiendo una mayor pena si concurren las circunstancias para hacerlo.

Por último, se introduce el delito de abandono del lugar del accidente cuando hubiera previsiblemente víctimas graves o mortales. Se pena además, el abandono aunque el conductor implicado nada pueda hacer por la víctima que hubiera fallecido y, por tanto, no pueda socorrerla, al considerar que se trata de una conducta dolosa e independiente del delito imprudente previo. Se sanciona así la maldad intrínseca al abandono de quien sabe que deja atrás a alguien que pudiera estar lesionado o incluso fallecido.

Tags: , , , ,