1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

El Ejecutivo elimina la obligación de usar la mascarilla en interiores

Carolina Darias

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, sonríe durante la rueda de prensa de prensa posterior al Consejo de Ministros (Foto: Moncloa)

La medida fue anunciada por la ministra de Sanidad antes de Semana Santa

En los últimos 7 días han muerto en España otras 455 personas tras contagiarse con el virus chino y más de 74.000 se han infectado

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el fin del uso obligatorio de las mascarillas en la mayor parte de los interiores excepto en centros sanitarios y en todos los transportes.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha defendido la medida argumentado que los altos índices de vacunación frente al COVID-19 y la situación epidemiológica en España les ha permitido adoptar esta medida. Las cifras oficiales aclaran que el 92% de la población -39 millones de personas- tiene la pauta completa de vacunación, lo que ha provocado que la enfermedad haya descendido y que la mayor parte del territorio se encuentre en nivel de riesgo bajo.

Los datos ofrecidos por Darias durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros no contradicen las del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), que confirma que durante la última semana han muerto en España otras 455 personas tras contagiarse con el virus chino y 74.679 se han infectado de mayor o menor gravedad.

El 12 de abril el CCAES contabilizó 103.266 españoles muertos por covid y 11.662.214 contagiados. Este martes, 19 de abril, el Centro dirigido aún por Fernando Simón confirma 103.721 fallecidos y 11.736.893 infectados con COVID-19.

A la vista de estas sencillas cuentas es natural que muchos españoles hayan decidido, en contra de las ‘órdenes’ de Moncloa y sabiendo que el virus se contagia por el aire, seguir usando la mascarilla para mantenerse protegido ante el SARS-CoV-2  y la pandemia. Una pandemia, que, por otra parte, continúa siendo una emergencia mundial para la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin parecer dar demasiada importancia a estas últimas cifras y al aviso de la OMS, Carolina Darias ha aclarado que la mascarilla no será obligatoria en los ámbitos escolares. En el entorno laboral, con carácter general, tampoco lo será y la mascarilla sólo estará recomendada. No obstante, los responsables en materia de prevención de riesgos laborales, de acuerdo con la correspondiente evaluación del riesgo del puesto de trabajo, podrán establecer las medidas preventivas adecuadas que estimen conveniente, como el uso de mascarilla.

En los eventos multitudinarios, como competiciones deportivas o conciertos, celebrados tanto en interiores como en exteriores no será obligatorio llevar mascarilla. Respecto a la continuidad de las limitaciones de aforos, la ministra ha indicado que la competencia corresponde a las comunidades autónomas.

Darias ha concretado que las mascarillas seguirán siendo obligatorias en los centros, servicios y establecimientos sanitarios -hospitales, centros de salud o de transfusión, farmacias-, tanto para las personas que trabajan en ellos como para los visitantes. También lo serán en los centros sociosanitarios y en las residencias de mayores para los empleados y los visitantes, pero no para los residentes.

La obligatoriedad se mantiene igualmente en el transporte aéreo, por ferrocarril, en los autobuses, y en los barcos cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros. En el acceso a las estaciones o en los andenes, la mascarilla no será obligatoria.

Quizás por el constante goteo de fallecidos que semanalmente causa el coronavirus en España la titular de Sanidad ha recomendado usar responsablemente la mascarilla entre la población vulnerable, como los mayores de 60 años, las personas inmunodeprimidas con enfermedades de riesgo o las mujeres embarazadas. También ha aconsejado su uso al profesorado o alumnado con algún factor de vulnerabilidad, en los eventos multitudinarios, en las aglomeraciones y en celebraciones familiares o privadas cuando asista alguna persona vulnerable.

Según un informe publicado el pasado 8 de abril todos los indicadores están en nivel de riesgo bajo en la mayor parte del territorio, lo que sitúa la alerta en nivel 1 en 42 de las 52 provincias y en nivel 2 en 8 provincias. Dos provincias ya no presentan una situación de alerta.

La gravedad de la enfermedad ha descendido de forma importante. De acuerdo a los datos recibidos a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, la tasa de hospitalización ha pasado de un promedio de alrededor del 7% en la onda epidémica de diciembre 2020 a febrero 2021 a 1,19% en la onda epidémica de diciembre 2021 a marzo 2022, mientras que la de ingreso en UCIs ha variado de un 0,67% a un 0,06% y la de letalidad ha pasado de un 1,46% a un 0,19% para la población total. Además, la presión sobre el sistema asistencial ha sido muy inferior en esta última onda epidémica. En la actualidad la ocupación de camas hospitalarias es del 3,4% y la de camas de UCI del 4%, situándose así ambos indicadores en niveles muy bajos respecto a los que se han detectado a lo largo de la epidemia.

El real decreto entrará en vigor mañana una vez se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) porque desde febrero el Gobierno sólo necesita un real decreto y no un real decreto ley que necesita el respaldo del Congreso para cambiar el régimen del uso de las mascarillas.

Tags: , , , , , ,