1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El Gobierno defenderá el derecho a trabajar

Huelga Transporte marzo 2022

Cartel con el que la Plataforma del transporte de mercancías por carretera llama a la huelga

Frente a los ‘piquetes informativos’ del transporte que llevan 4 días de huelga y que están usando la habitual violencia sindical en sus manifestaciones

Interior ha desplegado a 25.000 agentes para asegurar el suministro de productos de primera necesidad

El gasóleo se dispara un 14,5% en una semana y ya supera los 1,80 euros

El sector del transporte por carretera lleva cuatro días de huelga en protesta contra los precios altísimos de los combustibles y contra las subidas de impuestos del Gobierno de coalición PSOE-Podemos, que parece renegar ahora del derecho de huelga y manifestación.

Antes de seguir leyendo es necesario recordar que en marzo del año pasado PSOE, Unidas Podemos y sus socios de gobierno (PNV, EH Bildu y ERC, entre otros), derogaron el artículo del Código Penal que condena a quienes de forma violenta impiden a los trabajadores ir a trabajar. Fue el 11 de marzo cuando el Congreso de los Diputados aprobó la derogación del artículo 315.3 del Código Penal que tipificaba como delito e imponía penas de hasta 3 años de cárcel a ‘quienes actuando en grupo o individualmente, pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga’.

Este jueves, después de cuatro días de huelga en el Transporte, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha avanzado que el Ejecutivo socialcomunista va a responder ‘con toda la fuerza del Estado a aquellos que, con la excusa de una huelga están haciendo un boicot a España, tanto a los transportistas que quieren trabajar como a los consumidores’. Rodríguez ha añadido que el derecho de huelga es ‘legítimo pero no puede ser un impedimento para que otros ejerzan su derecho a trabajar y, mucho menos, que desde la violencia se quiera condicionar a los que quieran trabajar, como se está produciendo’.

Desde que el lunes comenzaron los paros en protesta por la subida de los ‘inasumibles’ precios de los combustibles y en favor de una bajada de impuestos, los denominados ‘piquetes informativos’ se han empeñado con la violencia habitual en todas las huelgas. Algunos sectores han comenzado a alertar por la falta de suministros y por el más que probable desabastecimiento. Un ejemplo es la INLAC, que reúne a los productores y a la industria láctea, y que ya está notando el desabastecimiento de leche y derivados en los supermercados. Por ello han pedido al Gobierno ‘firmeza’ contra quienes impiden con actos violentos el paso de los camiones de sus proveedores.

Los últimos han sido los de la industria de alimentación y bebidas. La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) reclama al Gobierno coordinación y contundencia frente a los piquetes ‘que están actuando de manera violenta e ilegal con motivo de la huelga de transportes’.

Asegura la FIAB que ‘estas actuaciones descontroladas están generando graves desperfectos en distintos puntos de España, impidiendo el normal funcionamiento de la cadena alimentaria y generando problemas de abastecimiento, tanto de materias primas como de otros suministros auxiliares necesarios para la producción’. La situación les lleva a pedir que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad actúen para garantizar el derecho al trabajo de aquellos que no secundan el paro y se garantice así el suministro de mercancías en todo el territorio.

‘No podemos permitir que una minoría violenta esté secuestrando los derechos de una mayoría que quiere trabajar. Respetamos el derecho de huelga y manifestación, pero dentro de una democracia es imprescindible que se garantice la seguridad, la libre circulación de vehículos y que se defienda el derecho de todos aquellos que libremente quieren ir a trabajar, evitando las coacciones y la violencia que están causando graves consecuencias para toda la cadena alimentaria y, por extensión, para el consumidor’, ha señalado Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB.

También la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) reclama más apoyo y seguridad para que las empresas de transporte puedan garantizar el abastecimiento. Lo hace, además, el mismo día que en el Congreso de los Diputados se ha aprobado con 283 votos a favor y 59 abstenciones el Real Decreto- ley 3/2022, de medidas para la mejora de la sostenibilidad del transporte por carretera y del funcionamiento de la cadena logística, que cuenta con su visto bueno como integrante del departamento de Mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC).

La CETM está recogiendo todas las pruebas suficientes para poder denunciar las amenazas y daños sufridos por sus empresas y autónomos, ‘que ya alcanzan los millones de euros’.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER), una de las asociaciones que se ha reunido con la ministra de Transporte, Raquel Sánchez, para llegar a un acuerdo, alertan que la brutal escalada de los precios de las energías, agravada por la invasión militar rusa de Ucrania, ha puesto a miles de autónomos y pequeñas empresas en una situación insostenible. Tanto es así, que temen que, de alargarse la actual situación, abocará a la desaparición de buena parte del tejido empresarial español, como ya ocurrió en una situación similar con la crisis de 2008, en la que desaparecieron más de 30.000 empresas transportistas.

¿Pero quién está detrás de la huelga? La convocante de los paros es la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías, una organización que agrupa a unas 130.000 pymes y autónomos que suponen el 85% del sector. No dependen de ninguna patronal ni confederación porque son, fundamentalmente, camioneros independientes, pequeños transportistas a los que la portavoz del Gobierno ha calificado hoy de ‘ultras’.

Un adjetivo que ha molestado a las miles y miles de familias del sector de base, que se sienten ‘criminalizadas de manera plenamente injusta’. Ellos se consideran ‘la parte más importante y esencial del sector’ porque sin ellos ‘la mercancía se quedaría siempre en los almacenes de la mayoría a la que defiende la ministra, ‘los transportistas sin camiones del comité’.

La Plataforma advierte de que seguirá ‘hasta el final’ con sus camiones parados ‘y concienciando a los pocos compañeros que todavía no han decidido apoyar la lucha por su pan’. ‘El desabastecimiento será inevitable e inmediato, pero nunca se nos podrá culpar de no trabajar por no poder perder más dinero por no tenerlo’, argumentan.

Estas son las reivindicaciones que los camioneros enviaron a las ministras de Transporte, Raquel Sánchez, y de Trabajo, Yolanda Díaz, el pasado 5 de marzo

Puede leer aquí la carta que Raquel Sánchez envió ayer al presidente de la CNTC, Carmelo González Sayas, tras su reunión

Tags: , , , , ,