1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El gasto en pensiones acaba 2019 en cifra récord: 9.759 millones

Pensiones Diciembre 2019

Pinche sobre la imagen para ver el desglose del Sistema

El coste de las pensiones sube un 4,7 % en diciembre

A partir de enero la edad legal de jubilación se situará en los 65 años y 10 meses, frente a los 65 años y 8 meses requeridos en 2019

La Seguridad Social ha tenido que desembolsar este mes de diciembre la cifra récord de 9.759,8 millones de euros para pagar las pensiones.

La cantidad es un 4,7% más que hace un año a pesar de que se ha moderado el incremento del número de pensiones -de hecho se trata del menor incremento de los últimos años- y de que han caído las altas, según los datos publicados este viernes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En diciembre se han abonado un total de 9,8 millones de pensiones contributivas, un 1,08% más que en el mismo mes de 2018. Del total de 9.759 millones pagados, unos 6.963 millones (+4,9%) han ido a parar a las pensiones de jubilación, las más numerosas en el Sistema seguidas de las de viudedad, a las que ha correspondido un desembolso de 1.692 millones de euros (+5,05%).

En total, la Seguridad Social paga 6.089.294 pensiones de jubilación, 2.366.788 de viudedad; 962.035, por incapacidad permanente; 340.106, de orfandad y 43.156, a favor de familiares.

La pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases, es de 995,76 euros mensuales. En concreto, la pensión media de jubilación asciende a 1.143,55 euros mensuales y la de viudedad se sitúa en 714,98 euros. En cuanto a las nuevas altas, la pensión media de jubilación (noviembre) es de 1.291,91 euros en el conjunto del sistema.

El número de afiliados por pensionista ascendió a 2,33 de media en noviembre, último dato publicado por la Seguridad Social.

Los último datos conocidos (noviembre) reflejan que las cuentas de la Seguridad Social presentan, en términos homogéneos, un saldo negativo (déficit) de 4.380,75 millones de euros. Esto, a pesar de que las cotizaciones sociales han ascendido a 113.627,27 millones de euros, casi 8 puntos porcentuales más que en noviembre de 2018. Explican desde el Ministerio dirigido en funciones por Magdalena Valerio que este «desfase» se debe al aumento de la cotización de ocupados en un 7,59% mientras la cotización de desempleados registra una subida del 14,81%.

La situación del Sistema es regular por no decir mala. Tanto es así que el pasado día 16 la propia ministra en funciones, Magdalena Valerio, abogó por «reforzar los ingresos de la Seguridad Social con financiación adicional». Argumentó que «las cohortes del baby boom empezarán a acceder a la jubilación a partir de 2023-2024» con lo que se prevé que en 2030 el gasto en pensiones alcance el 14,4% del Producto Interior Bruto (PIB) español. Ante esta realidad, la ministra apuntó que «la tarea principal es encontrar nuevas fuentes de financiación a través de otra clase de ingresos”.

Por otra parte no hay que olvidar que a partir de enero la edad legal de jubilación se situará en los 65 años y 10 meses, frente a los 65 años y 8 meses requeridos en 2019. Se acaba el período transitorio establecido en las últimas grandes reformas del sistema de pensiones (2011 y 2013) para aplicar el retraso en la edad de jubilación a los 67 años y la ampliación a 25 años del periodo de cómputo para el cálculo de la futura pensión.

Este período se prolongará hasta 2027 en el caso de la edad legal de jubilación y hasta 2022 en lo que se refiere al período computable para el cálculo de la pensión. En 2020, por tanto y con carácter general para aquellos trabajadores que alcancen o superen los 37 años cotizados, la edad de jubilación se mantiene en los 65 años. En 2019, para poder jubilarse con 65 años bastaban 36 años y 9 meses cotizados.

En cuanto al periodo de cómputo para el cálculo de la pensión de jubilación se amplía 1 año más, situándose en 23 años. A partir del 1 de enero de 2020, la base reguladora de la pensión de jubilación será el resultado de dividir por 322 las bases de cotización durante los 276 meses inmediatamente anteriores al mes previo al del hecho causante.

En cuanto a su porcentaje, desde el año 2013, el porcentaje de la base reguladora de la pensión varía en función de los años cotizados, aplicándose una escala que comienza con el 50% con el mínimo exigible de 15 años de cotización para tener derecho a una pensión de jubilación, aumentando a partir del decimosexto año.

A esta cantidad se le debería aplicar el factor de sostenibilidad, cuya aplicación ha sido aplazada y que, en cualquier caso, entraría en vigor en 2023. Por este motivo, se ha establecido también un periodo transitorio hasta 2027 que introduce novedades en 2020 que se mantendrán, si no hay cambios normativos, hasta 2022.

A partir de enero de 2020, serán necesarios 36 años cotizados para alcanzar el 100% de la pensión, frente a los 35 años y 6 meses requeridos en el periodo 2013-2019.

Es decir, al 50% de la base reguladora de la pensión a la que un trabajador tiene derecho al alcanzar 15 años cotizados se le sumará 0,21% por mes trabajado para los primeros 106 meses. A partir de ahí, cada mes cotizado sumará un 0.19% hasta un límite de 146 meses (36 años cotizados), puesto que la base reguladora no podrá exceder el 100%, salvo en los casos en que se acceda a la pensión con una edad superior a la que resulte de aplicación.

En el período comprendido entre 2013 y 2019, el coeficiente mensual del 0,21% se aplicaba a los primeros 163 meses cotizados.

Por lo que respecta a la jubilación parcial los requisitos de acceso también cambian, pues será posible compatibilizar la jubilación y un puesto de trabajo a tiempo parcial. Pueden acogerse a esta modalidad trabajadores que, cumpliendo el resto de requisitos, se reduzcan  su jornada de trabajo entre un mínimo de un 25 por 100 y un máximo de un 50 por 100, sin necesidad de la celebración simultánea de un contrato de relevo.

Durante este año apunto de finalizar los trabajadores podían acceder a esta modalidad a los 61 años y 8 meses si acreditaban 34 años y 9 meses (o más) cotizados, o a los 62 años y 4 meses con 33 años cotizados. Pero en 2020 se necesitarán 35 años o más cotizados para acceder a la jubilación parcial con 61 años y 10 meses. Edad que se amplía a los 62 años y 8 meses para los que dispongan de 33 años cotizados.

Tags: , , , , ,