1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

El Defensor pide más conciliación para aumentar la natalidad

Natalidad España 2018

La gráfica del INE no muestra nada bueno

Para luchar contra el descenso de la fecundidad que ha alcanzado un 40% en la última década

España continúa perdiendo población.

La rebaja del número de nacimientos, que descendió un 6,1 % en 2018 y que ya acumula una caída del 40,7% en la última década, lo avala.

Los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de estadística (INE) sobre Movimiento Natural de la Población reflejan que durante 2018 nacieron en España 369.302 niños (23.879 menos que en 2017) y murieron 426.053 personas (un 0,4 % más que el año anterior).

Esto supone que España pierde población por cuarto año consecutivo (56.262 ciudadanos menos).

La tasa bruta de natalidad se situó en 7,9 nacimientos por cada mil habitantes, cinco décimas menos que la registrada en 2017. Este descenso se debe, en parte, a la disminución del número de hijos por mujer. Pero también a la reducción en el número de mujeres en edad de ser madres.

Así, el grupo de mujeres de 25 a 40 años (que concentran el 85,0% de nacimientos), se redujo un 2,5% en 2018, pasando de 4,98 millones en 2017 a 4,85. Se mantiene de esta manera la tendencia a la baja iniciada en 2009.

Tras conocer estas cifras, el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha pedido aumentar las políticas de conciliación para luchar contra el descenso de la fecundidad. Según ha explicado, «hay que estar preparados para adoptar un conjunto de reformas institucionales, económicas y sociales que sean capaces de corregir la bajísima tasa de fecundidad en España».

Un estudio sobre la crisis demográfica que vive España y sus efectos futuros presentado la semana pasada por la institución coincide plenamente con los datos que arroja este miércoles el INE. En este sentido, Marugán alerta de que si bien se ha avanzado en medidas que permitan conciliar la vida laboral y la familiar todavía hoy son las mujeres las que cargan con la mayor parte de las labores del hogar. También destaca que la mortalidad infantil esté en niveles muy bajos y que la esperanza de vida de nuestra sociedad sea una de las más altas del mundo. Por estos factores positivos, hoy España cuenta con una población envejecida y por ello reclama a las Administraciones que adopten políticas públicas para adaptarse a esta nueva realidad.

El informe del Defensor del Pueblo también se refiere a las pensiones y al impacto que la crisis económica tuvo en la Seguridad Social. «Es necesario emprender reformas en el Sistema, especialmente en lo relativo a su financiación», señala.

El Defensor también alerta sobre la «preocupante» despoblación de una parte del territorio español. En su opinión, se está creando una brecha de desigualdad con los ciudadanos que viven en las zonas rurales, algo incompatible con los principios constitucionales de solidaridad e igualdad. «El problema de la España vacía hay que atajarlo como lo que es, una cuestión de derechos y libertades», porque lo contrario es crear ciudadanos de primera y de segunda, ha puntualizado.

Por último, Fernández Marugán ha destacado el impacto positivo de la migración para hacer frente a la despoblación y considera imprescindible concebir a los inmigrantes como una parte estructural de la población, consolidada en el territorio y en la sociedad española.

El INE refleja que de los 369.302 nacimientos que tuvieron lugar en España, 76.184 fueron de madre extranjera, lo que supuso el 20,6% del total (frente al 19,3% en 2017).

Además, las madres españolas tuvieron sus hijos a una edad media tres años superior a la de las extranjeras. En  concreto, el año pasado la edad media a la maternidad de las españolas aumentó una décima, hasta 32,7 años, mientras que la de las extranjeras subió dos décimas, hasta 29,9 años.

Tags: , , , , ,