1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El coste laboral aumentó ligeramente en 2017

Coste laboral

Los sueldos y salarios más las cotizaciones a la SS supusieron el 97,3% del coste bruto

Aparte del salario el empresario paga unos 10.000 euros anuales por trabajador

El coste laboral en España está lejos de la media de la Unión Europea

En España el coste laboral por trabajador en términos brutos fue de 30.744,75 euros en 2017, un 0,1% más respecto al año anterior.

Según la Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL) que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), si se restan las subvenciones y deducciones que se recibieron de las Administraciones Públicas, el coste neto fue de 30.535,92 euros, con un crecimiento también del 0,1%.

El salario bruto anual fue de 22.806,95 euros, un 0,1% más que en 2016.

Los costes salariales representaron el 74,2% del coste laboral.

Respecto a los costes no salariales, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social fueron la partida más importante (con 7.115,88 euros por trabajador, un 23,2% del coste laboral).

Los sueldos y salarios más las cotizaciones a la Seguridad Social constituyeron, de forma conjunta, el 97,3% del coste bruto.

Además de los salarios y cotizaciones, 299,14 euros anuales por trabajador se destinaron a beneficios sociales (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social y gastos de carácter social), 237,07 a otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, pequeño utillaje y ropa de trabajo, transporte hasta el lugar de trabajo, selección de personal…), 195,87 euros correspondieron a indemnizaciones por despido y 89,84 a formación profesional.

El coste total por trabajador fue de 30.744,75 euros brutos durante 2017, un 0,1% más que en el año anterior. El salario anual bruto por trabajador fue de 22.806,95 euros, también un 0,1% superior al de 2016.

El coste neto fue de 30.535,92 euros por trabajador, una vez deducidos 208,83 euros en concepto de subvenciones y deducciones recibidas de las Administraciones Públicas para fomentar el empleo y la formación profesional.

La partida más importante de los costes no salariales fueron las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social (7.115,88 euros por trabajador), que representaron el 23,2% del coste total.

Del resto de partidas que componen el coste, 299,14 euros anuales por trabajador se destinaron a beneficios sociales, 237,07 a gastos derivados del trabajo, 195,87 a indemnizaciones por despido y 89,84 a formación profesional.

La Industria, con un coste total neto por trabajador de 36.919,68 euros, fue el sector con mayor coste laboral por trabajador en 2017. También registró el aumento más elevado respecto al año anterior (0,5%). En este sector destacó tanto el crecimiento del coste salarial (0,5%), como el del no salarial (0,3%).

La Construcción experimentó un descenso del coste neto del 0,6% respecto al año anterior. Esto se debió a la bajada del 0,7% de los costes salariales y a la reducción del 0,3% del coste no salarial.

Las actividades económicas con mayor coste laboral anual fueron Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (74.275,71 euros), Actividades financieras y de seguros (63.776,85) e Información y comunicaciones (50.472,52). Por el contrario, Hostelería (18.845,63 euros), Otros servicios (20.552,98) y Actividades administrativas y servicios auxiliares (21.465,21) y tuvieron los costes más bajos.

El sector Servicios presentó los menores costes laborales. Respecto al año anterior, su coste neto aumentó un 0,2%, con incrementos del 0,1% en el coste salarial y del 0,2% en el no salarial.

Las diferencias en el coste laboral por trabajador según las distintas actividades fueron notables en 2017. Oscilaron entre los 18.845,63 euros anuales brutos por trabajador en la Hostelería (I), hasta los 74.275,71 euros por asalariado en Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (D).

Las empresas de mayor tamaño pagaron mayores sueldos y mayores cotizaciones a la Seguridad Social por trabajador que las empresas medianas y pequeñas. Las empresas de tamaño mediano recibieron la mayor cantidad de subvenciones y deducciones fiscales, aunque el peso de esta partida respecto al coste total fue similar en las empresas pequeñas.

Para los centros de mayor tamaño quedaron los mayores beneficios sociales y gastos en formación profesional.

Por comunidades, los costes laborales más elevados se dieron en Comunidad de Madrid (36.136,41 euros), País Vasco (35.551,24) y Comunidad Foral de Navarra (32.973,63). Extremadura (24.745,53), Canarias (25.987,16) y Región de Murcia (27.108,94) tuvieron los más bajos.

El 94,2% de los centros, que representaron al 88,6% de los trabajadores, regularon sus relaciones laborales mediante convenio colectivo.

El 1,8% de los centros con convenio, que representaron al 3,1% de los trabajadores, vieron modificadas sus condiciones de trabajo durante el año 2017.

Tags: , , , , ,