- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

El Congreso aprueba la rebaja fiscal para 20 millones de contribuyentes

Cristóbal Montoro

Cristóbal Montoro asegura que no puede hacer más con lo que hay

El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves definitivamente la ley de reforma fiscal (IRPF, Sociedades e Impuestos Especiales), que significará una rebaja de impuestos para 20 millones de contribuyentes.

La reforma, que entrará en vigor el próximo enero, incluye una rebaja de impuestos de 9.000 millones de euros en dos años, que harán posible un crecimiento adicional del PIB del 0,55%, según el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ha defendido la reforma, de la que la oposición ha dicho que fomenta la desigualdad.

La reducción en el IRPF se concentrará en rentas bajas y medias; la rebaja media será del 12,5% pero las rentas inferiores a 24.000 euros (el 72% del total) tendrán una reducción del 23,5%; 1,6 millones de contribuyentes dejarán de tributar. El número de tramos se reduce de siete a cinco. El tipo mínimo pasa del 24,75% al 20%, en 2015, y al 19%, en 2016. El tipo máximo de gravamen pasa del 52% al 47%, en 2015, y al 45%, en 2016.

La rebaja del IRPF implicará la bajada generalizada de retenciones. Para autónomos será de mayor calado. El tipo de retención del autónomo profesional con rentas inferiores a 15.000 euros anuales se reduce del 21% al 15%. Este paso se ha hecho de forma urgente, vía decreto-ley, y está operativo desde el pasado mes de julio. Además, la retención para autónomos se reducirá del 21% al 20% en 2015, y al 19% en 2016. De igual forma, se mantiene el tipo de gravamen reducido del 15% para empresas de nueva creación, incluido en la Ley de Emprendedores.

El nuevo IRPF introduce una simplificación del régimen de módulos. De esta forma, se rebaja el umbral de exclusión, de 450.000 a 150.000 euros de ingresos, y de 300.000 a 150.000 euros de gastos. Se excluyen las actividades que facturen menos de un 50% a personas físicas. Quedan excluidas las actividades a las que se aplica el tipo de retención del 1% como las de fabricación y construcción. Permanecerán en módulos actividades como la restauración, servicio de taxi, agricultura y ganadería.

Además, introduce fuertes incentivos a las familias dependientes y contribuyentes con personas a cargo; los mínimos familiares se elevan hasta en un 32%; se introducen tres nuevos «impuestos negativos» o categorías de beneficios sociales para familias y personas con discapacidad. Operarán para familias con hijos dependientes con discapacidad, familias con ascendientes dependientes y familias numerosas (3 o más hijos o con 2 hijos y uno con discapacidad).

En cada uno de los casos recibirán 1.200 euros anuales, que se podrán recibir de forma anticipada a razón de 100 euros mensuales. Estos ‘impuestos negativos’ son acumulables entre sí y al actual de igual cuantía (100 euros mensuales) que perciben las madres trabajadoras con hijos menores de tres años. Y en el caso de una familia con dos hijos y con unos rendimientos de trabajo de 25.000 euros anuales (ejemplo renta media), la rebaja será del 13,9% de su cuota líquida.

Las rentas del ahorro también reducen su gravamen; se crea un nuevo instrumento de ahorro a 5 años; las plusvalías generadas por mayores de 65 años estarán exentas si se transforman en renta vitalicia; se reduce de 10 a 5 años el plazo mínimo de un plan individual de ahorro sistemático; se podrán rescatar cantidades correspondientes a planes de pensiones transcurridos 10 años.

La reforma del IRPF introduce la progresividad en el tramo superior. La nueva tarifa consta de tres tramos: el primero, hasta seis mil euros, bajará su tributación del 21% al 20% en 2015, y al 19% en 2016; desde 6.000 hasta 50.000 euros, el tipo bajará hasta el 22% en 2015 y al 21% en 2016; a partir de 50.000 euros, el tipo de gravamen se situará en el 24% en 2015, y en el 23%, en 2016.

En cuanto a las empresas, sobre todo las pymes, dispondrán también de rebajas tributarias para fomentar su crecimiento, la capitalización y la inversión en I+D+i.

El tipo de gravamen societario general se reducirá desde el 30% al 28%, en 2015, y al 25%, en 2016. Se crea una reserva de capitalización (minoración del 10% de la base imponible por incremento de fondos propios) que sustituye a la actual deducción por reinversión de beneficios. Las pymes, además, tendrán acceso a una nueva reserva de nivelación. Se trata de una minoración del 10% de la base imponible con un límite de un millón de euros.

El Gobierno ha mejorado los incentivos al mecenazgo y actividades culturales como el cine, los espectáculos teatrales y musicales. Y todo, sin variar el tipo de gravamen del IVA y los impuestos especiales para no perjudicar el consumo y actividades claves como el turismo.