1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El brote de listeriosis descubierto en Andalucía comienza a remitir

Sanidad

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, se reunió ayer con los responsables sanitarios de las CCAA

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) activó la alerta alimentaria el 16 de agosto, el mismo día que recibió la notificación de la Junta de Andalucía

Carcedo: “Somos uno de los países más exigentes en seguridad alimentaria»

Desde el 23 de agosto hasta la fecha la Junta de Andalucía ha notificado 193 casos confirmados de personas infectadas por el brote de listeriosis descubierto en la carne mechada de la empresa sevillana Magrudis.

Además, se han registrado dos casos confirmados en Aragón y Extremadura, respectivamente; 22 casos probables (6 en Aragón, 6 en Asturias, 9 en Castilla La Mancha y 1 en Castilla y León), y 64 casos sospechosos o en investigación.

Asimismo, las autoridades francesas notificaron el pasado 23 de agosto, vía Sistema de Alerta Precoz y Respuesta de la UE, un caso confirmado de listerioris en un ciudadano inglés, diagnosticado en Francia y con antecedentes de consumo de carne mechada en Sevilla días antes.

El balance lo hizo ayer la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, tras presidir la reunión con los responsables sanitarios de las comunidades autónomas convocada para intercambiar información sobre el brote detectado en Andalucía.

“Desde el 16 de agosto, los protocolos de la red nacional de alertas y de la UE han funcionado”, destacó la ministra, que añadió que “España es uno de los países más exigentes en seguridad alimentaria”. Carcedo defendió los protocolos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), que puso en marcha la alerta el mismo día en que recibió la notificación de Andalucía, es decir, el viernes 16 de agosto.

Desde entonces, las CCAA han estado coordinadas a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (CCAES).

Además, se contactó con las comunidades de Extremadura, Madrid y Cataluña, las tres comunidades que en un principio aparecían en el listado de distribución de la empresa Magrudis (fabricante de la carne mechada “La Mechá”), para que procedieran a la inmediata retirada del producto.

A pesar de las «bondades» del sistema de alertas sanitarias Carcedo aceptó que “siempre hay margen de mejora”. Para ello, ha convocado el Consejo de Dirección de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), así como algunos de sus órganos colegiados como la Comisión Institucional, el Consejo Consultivo o el Comité Científico. También se convocará el Consejo de Consumidores y Usuarios de España.

Pero lo principal, señaló la ministra, «es contener el brote y atender a los afectados». Más adelante, añadió, «habrá tiempo de depurar responsabilidades, si las hubiera”.

En 2018 se realizaron en España un total de 576.736 inspecciones y auditorías oficiales a establecimientos alimentarios. Asimismo, se llevaron a cabo 113.501 análisis sobre productos alimenticios y 177.229 controles de etiquetado y de información al consumidor en productos dispuestos a la venta.

El promedio del porcentaje de incumplimiento de los programas de información al consumidor y etiquetado fue del 10,5%, en la media de la UE. En el caso de los análisis sobre productos alimenticios, fue del 1,7%. 

Juan Javier Ríos, de EFE, informa de que este brote de listeriosis es la decimoctava alerta que notifica España en lo que va de año a la Comisión Europea por alimentos, nacionales o importados, para humanos o animales, retirados por presencia de sustancias o patógenos que exceden los límites legales. El 28 de junio, por ejemplo, España avisó a la UE de que había detectado contenido demasiado alto de gluten en «muffins» (magdalenas) que debían estar libres de esta proteína; o el 28 de enero, cuando informó de la presencia de toxina botulínica en sardinas en lata procedentes de Portugal.

Esos 18 avisos que ha emitido España suponen cerca del 7% de las 261 alertas de este tipo registradas en la UE en los ocho primeros meses del año. No es un porcentaje alto, a juicio de los expertos, teniendo en cuenta que España es «una de las despensas de Europa, líder en abastecimiento de pescado y de frutas y hortalizas», lo que facilita que el país pueda aportar más notificaciones a la red.

Tags: , , , , , ,