1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

El brote de listerioris se extiende por toda la geografía española

María Luisa Carcedo

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo (Foto: Borja Puig de la Bellacasa)

Hospitales extremeños notifican un caso confirmado de listeriosis y otros quince probables y pendientes de confirmación

La ministra de Sanidad ha convocado para el próximo lunes 26 de agosto una reunión informativa con los responsables sanitarios de todas las comunidades autónomas

El brote de listeiroris declarado a principios de mes en Andalucía se ha extendido por gran parte de la geografía española. Al menos, por cinco regiones.

Una persona fallecida, dos abortos, decenas de hospitalizados en diferentes ciudades españolas y varios infectados de avanzada edad en las UCI, además de multitud de visitas a los servicios de urgencias, es hasta el momento el balance de la enfermedad. En total, más de 190 personas afectadas -161 en Andalucía- y 500 de las que se sospecha que podrían estar contaminadas confirmados por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), del Ministerio de Sanidad en su última alerta en salud pública, en la que no descarta que afloren nuevos casos en los próximos días.

Esta mañana hospitales extremeños han notificado un caso confirmado de listeriosis relacionado con el caso andaluz y otros dos probables con síntomas compatibles con la enfermedad y relacionados con el mismo brote que se encuentran pendientes de confirmación mediante estudio microbiológico.

Según el informe elaborado por la Subdirección de Epidemiología del Servicio Extremeño de Salud también hay otros 13 casos probables con síntomas compatibles con la enfermedad que se encuentran pendientes de confirmación mediante estudio microbiológico. En todos estos casos son ciudadanos que han consumido la carne «envenenada» durante su estancia en tierras andaluzas.

Ayer, Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs) pidieron la comparecencia de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, en el Congreso para que dé cuenta sobre las actuaciones desarrolladas desde su Ministerio para controlar el brote de intoxicación alimentaria provocado por Listeria monocytogenes que ha pasado de Andalucía, a Madrid, Castilla y Léon, Extremadura y Castilla-La Mancha, al menos.

Hasta el momento, lo único que ha hecho Carcedo es confirmar que el brote está en la fábrica de la empresa Magrudis, ubicada en Sevilla, donde se elabora la carne mechada. Lo hizo ayer, después de que la Junta de Andalucía decidiese «clausurar» la factoría y  retirar de la calle todos sus productos, entre ellos lomo al pimentón, distribuido íntegramente en Andalucía, y chicharrón andaluz, lomo al jerez y lomo casero al pimentón, distribuidos en Andalucía y Madrid.

La AESAN ha ampliado la alerta a otros doce productos de la marca e incluye en la alerta la crema de carne mechada 250 gramos; crema de carne mechada 465 gramos; manteca colorá 250 gramos, manteca colorá 465 gramos; pringá estilo casero 250 gramos. También a una partida de carne que Magrudis distribuyó a la empresa Martínez León, que luego comercializó como marca blanca.

La portavoz del gobierno, Isabel Celaá, ha avanzado que Carcedo ha convocado para el próximo lunes 26 de agosto una reunión informativa y de coordinación entre su Gabinete y los responsables sanitarios de todas las comunidades autónomas.

Tras la reunión del Consejo de Ministros, la primera del Gobierno en funciones después de las vacaciones, Celaá ha señalado que se han inmovilizado todos los productos cárnicos fabricados por Magrudis desde el día 2 de mayo y que se trabaja de acuerdo a los protocolos de control y seguridad establecidos por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y el Centro de Coordinación de Alerta y Emergencia Sanitaria (CCAES).

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se ha dirigido a la Consejería de Salud andaluza solicitando el acceso a toda la información oficial en relación con la detección, seguimiento, evaluación y respuesta dada al grave episodio de toxiinfección alimentaria. La Organización solicita especialmente información sobre las medidas adoptadas para la minimización del riesgo, el control de los afectados y el ejercicio de los derechos que les asisten.

OCU ha pedido que, de forma urgente, se informe sobre los establecimientos en los que -de conformidad con los mecanismos de trazabilidad existentes- se tenga constancia que se puedan haber vendido los productos contaminados.

Las autoridades sanitarias han advertido de la posibilidad de «contaminación cruzada a otros alimentos». La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha alertado del riesgo asegurando que «es importante destacar la posibilidad de contaminación cruzada a otros alimentos, por lo que deben extremarse los cuidados en la manipulación, en especial en el caso de que se haya tenido contacto con los productos mencionados». Y expertos en infecciones y microbiología explican que puede haber afectados que no hayan consumido productos de ‘La Mechá’ pero que pueden haberse «contagiado» por haber comido cualquier otro alimento que haya entrado en contacto con la carne mechada indirectamente a través de cuchillos o máquinas cortadoras.

Para mitigar esta posibilidad el gabinete técnico creado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía para el seguimiento del brote de listeriosis ha ordenado la revisión de cuchillos, máquinas y tablas de corte de los establecimientos que constan en el listado de clientes de 140 páginas que la empresa sevillana fabricante de la carne contaminada facilitó al organismo.

FACUA-Consumidores en Acción interpondrá este viernes una querella en los juzgados de Sevilla contra la empresa Magrudis SL. La asociación pedirá la apertura de una investigación por un posible delito contra la salud pública y otros que puedan dilucidarse en el transcurso de la instrucción, sin perjuicio de otras personas físicas o jurídicas que puedan resultar objeto de imputación a lo largo de la investigación.

FACUA solicitará ejercer la acusación particular y aportará ya el caso de una afectada. La asociación la representará en la causa, como también lo hará con otros afectados que le están solicitando en los últimos días que los represente judicialmente para reclamar indemnizaciones.

La asociación advierte de que la carne mechada contaminada no sólo se ha comercializado a nivel minorista en envases de la marca, sino también al corte en pequeñas tiendas de alimentación, carnicerías, supermercados e hipermercados. Por ello, es posible que muchos consumidores la hayan adquirido y desconozcan que se trata de esta marca. Asimismo, se ha servido en establecimientos de hostelería.

Según parece, varias personas con síntomas han contado a FACUA «que no consumieron la carne mechada pero compraron otros alimentos al corte en establecimientos que también vendían la marca de carne mechada contaminada».

El retraso en saltar la alerta sanitaria ha llevado a la asociación a pedir la dimisión del consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, «por su nefasta gestión de la alerta alimentaria».

EFE informa que los resultados preliminares del informe encargado por Magrudis apuntan a que uno de los focos de la contaminación se encontraba en dos de sus mechadoras. Así lo han confirmado a la agencia fuentes del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad, que han incidido en que se trata de un resultado preliminar del informe y que ahora los inspectores de la Junta de Andalucía tendrán que valorar y verificar en paralelo estos datos en sus estudios, en los que se examinarán otros elementos de la fábrica donde se pudo originar la infección.

Nota: La listeriosis es una enfermedad transmitida por la bacteria denominada ‘listeria monocytogenes’. La listeria se encuentra en la tierra y el agua. Asimismo, puede encontrarse en una variedad de alimentos crudos, en alimentos procesados y hechos con leche no pasteurizada.

La listeriosis se contagia por la ingesta de alimentos contaminados por la bacteria. Esta infección no se trasmite de una persona a otra. En concreto, la listeriosis puede afectar a cualquier persona, ya que es una intoxicación alimentaria, pero suele ser más propensa en mujeres embarazadas, fetos en desarrollo, bebés y/o personas con sistemas inmunitarios debilitados y personas mayores de 65 años. En la mayoría de los procesos estas bacterias originan una enfermedad gastrointestinal.

En algunos casos se puede producir una septicemia (infección en la sangre) o una meningitis (inflamación de las membranas que cubren el cerebro).

Las personas con una listeriosis suelen desarrollar síntomas unos días después de la ingesta de los alimentos contaminados y cabe la posibilidad de que aparezcan hasta 70 días después de la misma. Generalmente, los síntomas se suelen presentar a través de fiebre, dolores musculares, náuseas, vómitos o diarrea, rigidez de cuello, confusión y debilidad.

Tags: , , , , , , ,