- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

El Banco de España eleva la tasa de crecimiento del PIB para 2015 al 2,8%

Previsiones PIB España [1]

Si se cumplen las previsiones…

Son 8 décimas más de lo esperado en su último informe trimestral

El Banco de España ha subido la tasa de crecimiento de la economía española para 2015 hasta el 2,8% del PIB.

En su infrome trimestral, el banco central considera que durante el primer trimestre de 2015 la economía prolongó la trayectoria expansiva del último año.

Así, estima que el PIB ha crecido en el período de enero-marzo a una tasa intertrimestral del 0,8%, lo que situaría su tasa de variación interanual en el 2,5%, gracias a una ligera aceleración de la actividad respecto al tramo final del año pasado.

El organismo dirigido por Luis María Linde considera que gracias a la mejoría de las condiciones de financiación tras la puesta en marcha del programa de activos del BCE, a la depreciación del tipo de cambio del euro y a la reducción del precio del petróleo, el crecimiento estimado del PIB para 2015 puede subirse hasta el 2,8%, ocho décimas más respecto a la proyección publicada en el informe trimestral de diciembre.

Y para 2016 sus analistas esperan una continuación de la fase expansiva, con una tasa media anual del 2,7%, una décima inferior a la de 2015.

A todo esto hay que sumar que el comportamiento de la inflación en España en los últimos meses ha sido similar a la de la Unión Europea, de modo que el diferencial de inflación, favorable a España, se situó en febrero en 0,9 puntos porcentuales por tercer mes consecutivo, llegando el IPC hasta el -1,1% en febrero.

Y si se deja a un lado el precio del crudo, se espera que los precios de consumo experimenten un modesto repunte a lo largo del período considerado, en línea con el escenario de crecimiento sostenido del gasto de los hogares, la disminución del exceso de capacidad de la economía y la depreciación del tipo de cambio del euro.

Por otra parte, el gasto de los hogares se vio impulsado adicionalmente por el incremento en su capacidad de compra, que, más allá del impacto favorable que sobre esta variable viene ejerciendo el buen comportamiento del empleo, llega por la bajada de impuestos, la disminución de los precios y el abono de una parte de la paga extra de los empleados públicos suprimida en diciembre de 2012.

A su vez, la inversión empresarial estaría creciendo a un ritmo ligeramente superior al mostrado en el tramo final del año pasado, alentada por la mejora de las condiciones financieras y las buenas perspectivas sobre la evolución futura de la actividad. Y ante el comportamiento expansivo de la demanda interna, poco importa para lo expertos del Banco de España que la demanda exterior neta sea más reducida o inlcuso levemente negativa al crecimiento intertrimestral del PIB.

Por úlitmo, el Banco de España prevé que el déficit de las administraciones públicas cumpla con el objetivo marcado por el Gobierno en 2014 y se desvíe ligeramente en 2015 y 2016. Prevé un déficit del conjunto de las administraciones del 4,5% del PIB para este año, tres décimas más que la previsión oficial, y del 3,9% para 2016, 1,1 puntos superior al objetivo del Ejecutivo.

Estos son los datos que espera Montoro. [2]