1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Denuncian una trama en la URJC que salpica a la Policía

URJC

En la Rey Juan Carlos… lo regalan

Un sindicato policial (ASP) ha presentado ante la Fiscalía de Móstoles una denuncia sobre la presunta trama de grados universitarios on line para comisarios que ofrece la Universidad Rey Juan Carlos

Alternativa Sindical de Policía (ASP) ha presentado un denuncia ante la Fiscalía de Móstoles, donde se investiga la implicación de la Universidad Rey Juan Carlos en una trama de expedición de títulos universitarios falseados, para que dilucide si existe una trama paralela que podría haber afectado a docenas de inspectores y comisarios de la Policía Nacional.

Según este sindicato policial, varios inspectores y comisarios del CNP pagaron para obtener un grado en Criminología y así cumplir con una norma de 2015, que les exige ser licenciados universitarios para acceder a los puestos de máxima responsabilidad dentro de la Policía.

Aseguran desde el sindicato que desde 2015 en el seno del cuerpo existe un rumor muy extendido de que, previo pago, se puede obtener fácilmente y sin asistir a clase el grado universitario en ese centro universitario, que ha saltado a la “fama” por el polémico máster de Cristina Cifuentes, la todavía presidenta de la Comunidad de Madrid.

La URJC y la Dirección General de la Policía organizaron un curso ON LINE para que los mandos pudieran saltar de “bachiller” a “grado universitario” en un año. El Ministerio de Educación tumbó el proceso presencial y mantuvo el ON LINE. Varios jefes superiores y comisarios generales han logrado su puesto por este grado.

Posteriormente a la personación en la causa, ​ASP pedirá al juzgado que se libre oficio a la Dirección General de la Policía para que informe de todos los responsables policiales que han conseguido el grado universitario en la URJC.

A diferencia de otros cuerpos de la administración pública, en la Policía Nacional la gran parte de su escala de comisarios carece de estudios universitarios, lo que no les impide alcanzar el grupo A1 de administración (sólo para licenciados) provistos tan sólo de bachiller superior.

Esta situación se deriva de un decreto de 1986 a través del cual se “regalaba” el grupo A de la administración (licenciados) a todos los miembros del antiguo Cuerpo Superior de Policía (hoy la Escala de Mando) a quienes para su ingreso en el citado cuerpo sólo se les exigía el bachiller. A partir de ahí, miles de inspectores y comisarios de policía no han tenido más que esperar a que pasara el tiempo para alcanzar puestos máximos en la administración.

Explican desde ASP que todo cambió cuando se publicó la última “ley de personal de la policía nacional” en 2015, donde se establece que para poder obtener puestos de alta responsabilidad dentro de la policía ya no valía con pertenecer a la escala superior, sino que había que poseer un grado universitario. Es en ese momento cuando la escala superior sufrió un auténtico cisma entre los “comisarios bachilleres” y los “comisarios licenciados” que al mirarse frente a frente tenían los máximos galones, pero que ya no todos podían alcanzar los puestos de máximo poder.

Para aliviar esta situación la Dirección General de la Policía ideó un plan, que consistía en llegar a un acuerdo con algún centro universitario, que firmara la titulación, previo pago. Es aquí donde entra en escena la Universidad rey Juan Carlos de Madrid, que desde 2015 admite a centenares de inspectores y comisarios -unos 200- que quieren tener un grado universitario con un año y 60 créditos de forma ON LINE.

Tags: , , , , , ,