1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

De Guindos alaba el proceso de resolución del Popular

Luis de Guindos

De Guindos ayer durante su comparecencia en el Congreso

El ministro de economía segura que la alternativa habría sido el cierre de las oficinas y el concurso de acreedores

El ministro de Economía, Luis de Guindos, defendió ayer la venta del Popular al Santander acordada la semana pasada por el Banco Central Europeo y el Mecanismo Único de Resolución.

De Guindos, que compareció a petición propia en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados para explicar la resolución del Popular, dijo que fue la solución más «rápida y eficaz» ante la falta de liquidez del banco por la fuga de depósitos.

El ministro aseguró que la única alternativa a la venta «era no abrir el banco y declarar un concurso de acreedores al día siguiente, con los evidentes perjuicios para los depositantes que eso hubiera conllevado en términos de retrasos e inseguridad».

Por el contrario, destacó, la solución para «el banco zombi» en que se había convertido el Popular no ha afectado al resto de la economía ni a las cuentas públicas».

Según De Guindos, el 5 de junio el Popular tenía «algo más de 60.347 millones en depósito, de los cuales 35.900 eran de personas físicas». Pero las sucesivas degradaciones de la calificación crediticia por parte de las agencias de rating precipitaron «el rápido proceso de deterioro del banco», ya que «estas rebajas siempre van acompañadas de importantes salidas de depósitos» por parte de los depositantes corporativos.

El ministro admitió que Ayuntamientos y Comunidades Autónomas retiraron «fuertes cantidades» de depósitos del Popular, aunque no la Seguridad Social, que, a 7 de junio, «mantuvo un saldo muy superior a la media registrada en los últimos meses», que cifró en 1.098,5 millones de euros.

El ministro cuestionó las declaraciones y decisiones de los antiguos gestores de la entidad, como la ampliación de capital que el último presidente del banco, Emilio Saracho, anunció ante la Junta de Accionistas el 10 de abril sin detallar «un plan de actuación concreto». «Supongo que sus responsables estarán analizando qué ha fallado y qué no», señaló De Guindos, quien aconsejó «mirar más en la propia entidad».

De Guindos eximió de responsabilidad al Gobierno, al Banco de España y al Banco Central Europeo así como a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que no influyen ni pueden hacerlo en las decisiones de los gestores del banco. Unos gestores, dijo, que deberían cobrar atendiendo «a la generación de valor para los accionistas».

El titular de Economía anunció que el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) «pedirá explicaciones» a la consultora PwC por aprobar las cuentas de 2016 sin salvedades y hacer una revisión a las pocas semanas en la que pedía más provisiones, lo que hundió en Bolsa la entidad y generó desconfianza en el mercado.

Por otra parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) presentó ayer una querella ante la Audiencia Nacional en nombre de los más de 305.000 accionistas, bonistas y otros inversores afectados reclamando responsabilidades penales contra Ángel Ron, el ex consejero delegado Pedro Larena, el ex vicepresidente Roberto Higuera, la auditora PwC y el socio que firmó las cuentas, Francisco Barrios.

La CNMV suspendió ayer las ventas a corto de Liberbank

Tags: , , , , ,