- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

Cruce de reproches entre hoteleros, Imserso y sindicatos

Imserso

La mayor parte de los viajes se ofrecen en Andalucía, Murcia, Levante y Cataluña

La CEHAT pide a los sindicatos que se preocupen de defender los derechos de los trabajadores del sector turístico

El asunto de los viajes del Imserso [1] ha entrado en un nuevo estado.

Tras las críticas de UGT y CCOO al recurso presentado por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) contra los pliegos diseñados para adjudicar los próximos viajes de los jubilados [2], los hoteleros responden pidiendo a los sindicatos que se centren en defender los derechos de los trabajadores del sector en vez de atacarles a ellos.

La Confederación no se cansa de repetir que, a diferencia de lo que aseguran los sindicatos, ningún establecimiento hotelero que trabaja en el programa Imserso en las zonas vacacionales percibe cantidades superiores a los 22,5 euros por persona (IVA incluido), en régimen de pensión completa con vino y agua incluido.

Indican que en este precio se encuentran todos los establecimientos que trabajan en Andalucía, Murcia, Levante y Cataluña y que suponen la mayor parte de la oferta. Las plazas ofertadas en la Costa peninsular y Baleares/Canarias (que son las que perciben estos ingresos) son 512.700 y 258.100 respectivamente, sumando un total de 770.000 sobre las 900.000 plazas que han salido a licitación.

Con esta evidencia reprochan a los «representantes de los trabajadores» y al director general del Imserso, Manuel Martínez Domene, que ha comprado las tesis sindicales, que continúen aventando que los establecimientos hoteleros trabajan en un rango entre 23 y 42 euros diarios. «Esto es una información sesgada y falsa que intenta desacreditar los legítimos derechos de los empresarios hoteleros».

Razonan los empresarios que «si los hoteles trabajáramos a 42 euros por persona y día seríamos muy estúpidos si recurrimos los pliegos», pues eso les aseguraría unos ingresos muy superiores a los que perciben actualmente.

Acaban recomendando a los sindicatos «que se preocupen más por defender los derechos de los trabajadores de las empresas que participan en el programa, cuyos puestos de trabajo y retribuciones se pueden ver comprometidas por la gestión tan deficiente que está haciendo el Gobierno de este asunto».