1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (2 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Condenan a CCOO y a UGT por ‘neutralizar’ la subida del SMI

Borja Puig de la Bellacasa

Pedro Sánchez saluda la secretario general de CCOO, Unai Sordo, en presencia del de UGT, José Álvarez (Foto: Moncloa)

Los sindicatos aceptaron la supresión de pluses por transporte y vestuario en Prosegur y Securitas para compensar la subida del salario base

De esta manera el salario percibido realmente por el trabajador no varía tras la subida del SMI

USO se defiende de las acusaciones de CSIF

La Audiencia Nacional ha condenado a Comisiones Obreras (CCOO), la Unión General de los Trabajadores (UGT) y la Unión Sindical Obrera (USO) por alcanzar pactos con empresas para anular los efectos de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 900 euros al mes que entró en vigor en enero.

Ha sido gracias a que la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denunció el cambalache de los «sindicatos de clase» con las direcciones de Prosegur y Securitas (las más potentes y solventes del sector de la seguridad) para recortar los convenios colectivos y «compensar» así la subida del SMI.

En su sentencia la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional anula los acuerdos alcanzados entre sindicatos y empresas.

CSIF -presente en la mesa de negociación nacional de ambos convenios colectivos- impugnó los cambios al entender que las organizaciones sindicales ahora condenadas estaban actuando en connivencia con la empresa contra los intereses de los trabajadores en una práctica manifiestamente ilegal.

De hecho, tal y como ha constatado la Audiencia en su sentencia CCOO, UGT -que cumple este año 130 años- y USO acordaron suprimir del convenio los pluses de transporte y vestuario e integrar estos pluses en el salario base. La sentencia dice que se trata de una “técnica de neutralización” de incrementos para que el salario percibido realmente por el trabajador no varíe tras la aplicación del Salario Mínimo Interprofesional.

En su momento, CCOO y UGT se atribuyeron parte del mérito en la aprobación de la subida del SMI. Ahora la Justicia demuestra que actuaron de cara a la galería.

La Audiencia Nacional les recuerda que la compensación y absorción de los pluses de transporte y vestuario con el nuevo salario base tras la subida del SMI no es posible. “No es posible legalmente compensar y absorber un concepto salarial y pluses extra salariales (…) por cuanto el Estatuto de los Trabajadores contempla únicamente la compensación y absorción entre salarios, al igual que ocurre con el SMI”, señala la sentencia.

En el acuerdo que firmaron los sindicatos de clase con la empresa se justifican diciendo que tratan de “evitar una pérdida de competitividad con resultados negativos para el mantenimiento del empleo”. Pero CSIF rechaza esta «excusa» porque son las dos principales empresas de seguridad en España y sus cuentas están saneadas.

Aprovechando la sentencia el sindicato de las AAPP recuerda que está comiendo terrenos a los «sindicatos de clase» en las empresas privadas. De hecho, en los últimos diez años ha cuadriplicado su representación en compañías como Atresmedia, Michelin, Heineken, Zara, Bershka, Quirón, Roche, Fremap, Nestlé, Telepizza, Coca – Cola, Campofrío o Burguer King. Fruto de esta creciente presencia en la «privada», el pasado mes de marzo los portavoces de CSIF se reunieron por primera vez en su historia con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

Y ahora reclaman a los políticos que reformen la Ley Orgánica de Libertad Sindical para incorporarles a la Negociación Colectiva.

El secretario general de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de USO, Basilio A. Febles, quien, como consta en el BOE, participó en la comisión negociadora para la adaptación del convenio de Securitas, ha salido al paso de la publicación de esta noticia puntualizando que «la condena es únicamente a las empresas y no a los sindicatos», como ha difundido CSIF.

Tampoco es cierto, prosigue Febles, «que la sentencia establezca que la absorción de los pluses sea ilegal; de hecho, de las tres peticiones de la demanda, la única que se estima es la ilegalidad de la retroactividad de esta medida desde el 1 de enero hasta la publicación de los convenios porque, según la Audiencia Nacional, el convenio es completamente legal desde publicación”.

Más allá de eso, “y aunque no sean los mejores acuerdos que como sindicato nos gustaría firmar, en la negociación han pesado muchos condicionantes. En primer lugar, al firmar unos convenios similares con estas dos empresas, recibimos su compromiso de desbloquear la negociación del convenio sectorial, que pretende igualar las condiciones salariales y de trabajo para los 15.000 trabajadores del sector que actualmente no tienen convenio, y cuyas condiciones están muy por debajo de quienes trabajan en estas dos empresas”, explica Febles.

Por lo tanto, “y tras consultar con nuestros abogados, encontramos una vía intermedia para no perjudicar los derechos del sector en general y de los trabajadores de estas dos empresas en particular».

Además, y contrariamente a lo que «maliciosamente» ha hecho llegar a los medios CSIF, «sí ha habido un incremento salarial de estos trabajadores con el convenio por la aplicación de la subida del SMI a las tablas salariales, y que supone 120 euros de media para cada uno, dependiendo de las categorías». A este respecto, desgrana Febles, «se han consolidado en el salario base los pluses de transporte y vestuario, que eran los que toda la plantilla cobraba y en el mismo importe, pero se ha conseguido mantener todos los pluses variables: nocturnidad, turnicidad, antigüedad, festividad y otros dependientes de su centro de trabajo”.

Por último, Basilio A. Febles añade que este acuerdo se lo explicaron a los trabajadores de ambas empresas, «que no solo lo validaron, sino que han demostrado su apoyo posterior tras las elecciones. Conocen perfectamente cómo está el conjunto del sector y lo que suponía para el resto de compañeros conseguir un marco general que nos permita subir los salarios reales de otras empresas, que siguen pagando 700 euros a algunas categorías, como auxiliares. Un problema que, sin tener las condiciones laborales que desearíamos, no padecen estos trabajadores”.

Tags: , , , , , , , , ,