1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Comienza el juicio contra los ex directivos de CCM

Juan Pedro Hernández Moltó

Hernández Moltó (Foto: notitiacriminis)

ADICAE, única acusación popular personada contra Juan Pedro Hernández Moltó e Ildefonso Ortega, pide para ellos 5 años de cárcel

Decretan la apertura de juicio oral por el caso de las tarjetas «black»

Casi siete años después de ser intervenida -marzo de 2009-, este martes empieza el juicio penal de la primera Caja de Ahorros rescatada en España, Caja Castilla-La Mancha (CCM).

No fue hasta diciembre de 2013 cuando la Troika dio por concluido el rescate del sistema financiero español.

En el caso de CCM la Audiencia Nacional juzga al ex presidente de la entidad, Juan Pedro Hernández Moltó, y al ex director general, Ildefonso Ortega, por falsear las cuentas de la entidad para que reflejaran unos beneficios de 29,86 millones en lugar de 182,2 millones de pérdidas. Al final, una auditoría acabó arrojando un resultado negativo de 746 millones.

La Asociación de usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE), única acusación popular personada en el proceso, culpa a Hernández Moltó -ex consejero de Economía de Castilla-La Mancha con José Bono- y a Ortega de los delitos de falsedad contable y de administración desleal como responsables de una gestión que llevó a CCM a la quiebra, que derivó en marzo de 2009 a su rescate con 9.000 millones de dinero público.

ADICAE solicita para cada uno 5 años de cárcel, el doble de lo solicitado por la Fiscalía, e inhabilitación para ejercer cargos de administración o dirección en cualquier entidad de crédito o del sector financiero durante ese tiempo.

La gestión de CCM, hoy integrada en Liberbank, se caracterizó por una política de crédito irresponsable a empresas poco solventes, inversiones inmobiliarias desmedidas, la financiación de obras faraónicas como el aeropuerto de Ciudad Real, la venta masiva de preferentes y abusivas cláusulas suelo.

ADICAE se ha personado en todas las causas abiertas contra los gestores de las Cajas de Ahorros y en todas exige las máximas penas a los responsables de la quiebra del 50% del sector financiero español. Porque, dicen, «la impunidad de los culpables es el mejor incentivo para repetir un fraude por el que los españoles han pagado con su dinero rescates multimillonarios y por el que se han liquidado las obras sociales que las Cajas tenían encomendadas».

Por otra parte, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha decretado la apertura de juicio oral contra los ex presidentes de Caja Madrid Rodrigo Rato y Miguel Blesa y otros 64 imputados por el caso de las tarjetas «black».

El instructor aprecia «indicios racionales y fundados de criminalidad» en la entrega y uso fraudulento de las tarjetas B, emitidas fuera del circuito ordinario y sin control legal. La fecha de la vista está aún por determinar.

La Fiscalía Anticorrupción acusa a ambos de un delito de apropiación indebida. Pide cuatro años y medio de prisión para Rato, además de exigir el reintegro de los 2,69 millones de euros que los responsables de la entidad cargaron a las tarjetas durante su presidencia, entre febrero de 2010 y mayo de 2012. Para Blesa pide seis años de prisión y 9,34 millones de euros de indemnización solidaria. Además, el fiscal reclama a la Audiencia Nacional que imponga a Rato una multa de 108.000 euros. El expresidente de Bankia ha devuelto ya la práctica totalidad de los 99.054 euros que cargó a su tarjeta.

Por su parte, Bankia y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que ejercen de acción particular, acusan a Rato y Blesa de administración desleal aparte de apropiación indebida. Bankia reclama cuatro años de cárcel para Blesa y tres para Rato. El FROB pide cuatro años y nueve meses para Blesa, tres años para Rato y dos años y nueve meses para Ildefonso Sánchez Barcoj, ex número dos de la entidad. UPyD, también personado como acusación particular, reclama diez años de prisión para Rato, Blesa y Sánchez Barcoj.

Tags: , , , , , , , , ,