1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Cada 26 días un guardia civil se suicida en España

Fernando Grande Marlaska

Del departamento de Interior, que aún dirige Fernando Grande Marlaska, depende en parte la Guardia Civil

Exigen que deje de aplicarse el Código Penal Militar a agentes que hacen trabajo fundamentalmente policial

Las cifras son escalofriantes. Entre 1982 y 2018, es decir, en 36 años, se han producido en el seno de la Guardia Civil 447 suicidios (60 de ellos solo entre 2014 y 2018). Y este 2019 ya arroja la triste cifra de 5 casos más, afianzando la desoladora media de un suicidio cada 26 días.

La gravedad manifiesta de este asunto es aún mayor al contabilizar que en los últimos años ha habido 400 intentos de suicidio frustrados y que en los últimos seis años 730 agentes se han prejubilado por motivos psíquicos. O sea, una prejubilación cada tres días. Además, se han cursado 570 bajas por motivos mixtos (causas físicas y psicológicas).

Obviamente, estas cifras facilitadas por la Asociación Justicia Guardia Civil (JUCIL) evidencian un grave problema por resolver.

La Dirección General achaca esta «lacra» a la facilidad de acceso a las armas de fuego. Pero los agentes asociados a JUCIL se preguntan cómo en un país con más de tres millones de armas y con varios cuerpos policiales, los responsables del Cuerpo pueden esgrimir semejante argumento.

Este «inmovilismo y silencio cómplice premeditados» de la dirección de la Guardia Civil busca «normalizar las graves carencias sociales e incluso humanitarias» de una institución aferrada a «la más rancia y hermética aplicación del Código Penal Militar» sobre unos agentes cuya función es principalmente policial.

A esto hay que sumar un plan de prevención aprobado en 2001 que no ha conseguido frenar la escabechina. Desde Justicia Guardia Civil acusan a la Jefatura de obcecarse «en mantener una asistencia psicológica jerarquizada y, por tanto, sometida en su fondo a la opinión del mando, que prevalece sobre todo».

Insinúan los miembros de JUCIL que como los suicidios se producen en las escalas inferiores y en especial en la escala básica no inquietan a los de arriba. A pesar de la indiferencia, están dispuestos a seguir luchando para acabar con esta lacra que azota sin piedad a la Guardia Civil hasta conseguir cero suicidios.

Proponen una asistencia psicológica externa e independiente y protocolos internos realmente efectivos en su prevención. No olvidan todas las circunstancias laborales encubiertas que puedan empujar a cualquier compañero a tomar la fatal decisión. Y exigen la no aplicación del Código Penal Militar, una formación adecuada tanto a nivel profesional como psicológico, el reconocimiento del uso de armas como factor de riesgo, medios adecuados para realizar su trabajo con total garantía y seguridad, una jornada laboral compatible con la vida familiar y unas retribuciones dignas.

Insisten en que no es normal que cuando la Guardia Civil celebra sus 175 años, no sea capaz de adaptarse a los tiempos. «Es la única manera de seguir escribiendo su historia con orgullo», terminan.

Tags: , , , , ,