1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Aznar: «Sustituir la mayoría absoluta por un pacto nacional sería un error»

FAES

José María Aznar, en imagen de archivo

Pide a Rajoy que baje impuestos

El ex presidente del Gobierno José María Aznar aseguró ayer que nunca percibió más retribuciones que las de diputado y presidente del PP en la oposición y la de presidente del Gobierno una vez que ganó las elecciones. «No devengué ni percibí ninguna otra cantidad», subrayó el expresidente, que dijo no tener ningún problema para explicar sus declaraciones de la renta. Al respecto, subrayó que todas las retribuciones estaban sujetas a sus correspondientes retenciones y declaradas a Hacienda.

Preguntado, durante una entrevista en Antena 3, por los sobres que supuestamente recibían como sobresueldos dirigentes del PP de manos del ex tesorero Luis Bárcenas, Aznar resaltó que los únicos sobres de los que ha tenido conocimiento son «los que entraban de fondos reservados en Moncloa» hasta su llegada. «Había la costumbre de que en la caja hubiera 300.000 pesetas de libre disposición diaria, que se iban reponiendo según se consumía», aseveró. Aznar dijo que no cree que Bárcenas haga «chantaje» al PP y añadió que este partido «ha hecho las cosas bien, está sometido a la legalidad vigente y ha hecho un ejercicio de transparencia relevante e importante».

Sobre la información publicada por El País en la que afirma que Correa pagó una parte de los gastos de la boda de su hija Ana con Alejandro Agag, dijo que es una «mala información «cuyo origen tiene «bastante localizado». Indicó que parece «bastante normal» que los invitados hagan regalos a los contrayentes y recordó que su yerno ya ha negado haber recibido «nada de ninguna supuesta trama», tener «vínculo alguno» con Gürtel y ha anunciado acciones legales contra el diario. Respecto al periódico de Prisa, señaló que ha intentado minar su honor personal y el de su familia, pero que «pinchan en hueso porque no conseguirán sus objetivos». No obstante, afirmó que le preocupa que ese grupo «pueda llegar a ser insolvente y no pueda pagar las condenas» a las cuales espera que sean condenados por «tanta infamia y falsedad».

En cuanto a la posibilidad de que vuelva a la política, Aznar aseguró que cumplirá con su responsabilidad. «Cumpliré con mi conciencia, con mi partido y con mi país con todas las consecuencias. No tengan duda de ello». Dijo que no duda de la capacidad de España para salir de la crisis, pero reclamó al Gobierno que actúe y, en concreto, defendió la necesidad de llevar a cabo una profunda reforma fiscal y bajar los impuestos porque, en su opinión, «el proceso de castigo a las clases medias está siendo muy fuerte». El ex presidente recordó que a lo largo de sus mandatos aprobó dos rebajas impositivas «con muy buenos resultados». También abogó por «culminar» la reforma laboral.

Aznar hizo hincapié en que el Gobierno tiene que definir «unos objetivos» y tener un proyecto político «muy claro» y actuar de forma decidida para conseguirlos. Recordó que a Rajoy se le dio un mandato muy claro, en alusión a la amplia mayoría electoral, y consideró que un «pacto sustitutorio» de esa mayoría -como vienen pidiendo el PSOE y los Sindicatos desde el inicio de la legislatura y que Rajoy rechazó la semana pasada– sería «un error estratégico garrafal». Sobre sus relaciones con Mariano Rajoy indicó que sólo ha mantenido con él «una conversación larga» desde que es presidente del Gobierno. Respecto al PSOE, opinó que está «languideciendo» y advirtió de que como no recupere su discurso nacional acabará diluido en pequeños partidos de carácter regional.

Para Aznar, España vive una crisis política, institucional y económica «con pocos precedentes», que, en su opinión, viene de la ruptura del pacto constitucional por parte de los nacionalismos y de parte de la izquierda. En referencia a Cataluña, dijo que «romper los pactos constitucionales, negarse a cumplir con la legalidad y apostar por la secesión» es «un hecho gravísimo».

Aznar propuso cinco puntos para salir de la actual situación que pasan por hacer un Estado que sea viable, eficaz y sostenible, reformar las instituciones, una profunda reforma fiscal, lograr un pacto social que incluya las pensiones y recuperar la posición internacional del país. Además, defendió la figura del Rey y de la Corona, que consideró que sigue siendo «vital» para España».

Por último, Aznar se refirió al encarcelamiento del ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa, al que le une una vieja amistad, diciendo que «todos, en el desempeño de sus funciones, pueden cometer aciertos y errores».

Tags: , , , , , ,