1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Los actos de enaltecimiento al terrorismo etarra aumentan

Google Maps

En el País Vasco y Navarra añoran a los etarras (Google Maps)

Guipúzcoa es la provincia donde más “culto” se rinde a los asesinos

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) ha contabilizado un total de 196 actos de enaltecimiento del terrorismo de ETA en 2018.

En su Observatorio de la Radicalización, señala Guipúzcoa, con 62 actos, como el lugar donde más se “aprecia” y se “glorifica” a los etarras. Le sigue Vizcaya (58), Navarra con 54 y Álava con 16. En otras provincias de España y en Francia ha habido 3 de estos actos de “recogimiento” etarra.

En total, durante este año a punto de terminar ha habido un 158% más actos de enaltecimiento del terrorismo que en 2017, año en el que los damnificados por el terrorismo etarra documentaron 76 actos.

Un total de 62 actos de enaltecimiento del terrorismo registrados fueron homenajes a miembros de ETA en sus pueblos o lugares de residencia tras salir de prisión una vez cumplida su condena. O a etarras muertos. De estos 62 homenajes a etarras, 30 han sido en Guipúzcoa, 19 en Vizcaya, 5 en Álava y 8 en Navarra.

Consuelo Ordóñez hace hincapié, al leer las cifras, que “España es el único país de la Unión Europea que permite que se rinda homenaje en las calles a terroristas sanguinarios orgullosos de su pasado criminal”. “Con el riesgo que entraña para las nuevas generaciones”, añade.

La presidenta de COVITE ha recordado que recientemente la Unión Europea ha instado a los Estados miembros a prohibir por ley los homenajes a terroristas por ser “humillantes” para las víctimas.

Al etarra al que la sociedad vasca más culto ha rendido ha sido a Xabier Rey -condenado por pertenencia al comando Hego Haizea- después de que se suicidase en la cárcel Puerto III de Cádiz el pasado 6 de marzo. Hasta 15 homenajes recibió durante los tres días posteriores a su suicidio en varias localidades de las tres provincias vascas y también en Navarra, en cuya capital, Pamplona, destacados portavoces de la izquierda abertzale como el etarra Kubati portaron su féretro por toda la ciudad.

También fueron varios los homenajes dedicados al etarra Txabi Etxebarrieta -asesino del guardia civil José Antonio Pardines Arcay, la primera víctima de ETA- en Tolosa, Derio y Bilbao el pasado 7 de junio, fecha en la que se cumplían 50 años desde que fue abatido por la Guardia Civil.

Asimismo, el pasado mes de agosto fueron multitudinarios los homenajes dedicados a la etarra Leire Etxebarria en las localidades vizcaínas de Galdácano y Basauri. Más recientemente, el pasado 23 de diciembre, en Arrigorriaga, Sortu organizó un homenaje al etarra Argala, al que asistieron centenares de personas.

Además de los “aquelarres” también han aumentado las pintadas y las pancartas dando las gracias a ETA o alabándola. COVITE ha registrado un total de 53, la mayoría dos meses después de la “disolución” de ETA. También en esto gana Guipúzcoa, donde se han contabilizado pintadas y pancartas en 14 localidades diferentes; en Vizcaya, en 9; en Álava, en 5; y en Navarra, en 24.

“La desactivación de las siglas de ETA no implica que desaparezca su proyecto político totalitario y excluyente, que está ahora en las instituciones más vivo que nunca”, advierte Ordóñez, que constata que “las pintadas y pancartas de agradecimiento a ETA son una muestra de que los herederos políticos e ideólogos de ETA están en las instituciones gracias a la banda terrorista ETA”. Y, desde ellas, advierte, “están intentado imponer el proyecto político e institucional que ETA quería”.

Las fiestas populares han sido igualmente aprovechadas para enaltecer el terrorismo de ETA. E igualmente ha sido Guipúzcoa donde más manifestaciones de ese tipo ha habido. En muchas de ellas se ha reclamado de forma explícita la amnistía de los presos de ETA.

La agresión sufrida por un estudiante de la Facultad de Letras de la UPV el pasado 30 de noviembre, la “cena de Nochebuena” en plena calle de Galdácano para los etarras del pueblo que se encuentran en prisión, la creación de una asociación en memoria del etarra Txabi Etxebarrieta, o el acto de inicio de los “nuevos tiempos” tras la disolución de ETA que celebró Sortu el 19 de mayo, en el que jalearon a los etarras muertos, son también reflejo claro de que la sociedad vasca es la que es.

Por todo ello, COVITE reclama que se apliquen urgentemente políticas de prevención de la radicalización en el País Vasco y en Navarra para que “las nuevas generaciones no tomen como ejemplo a seguir a terroristas sanguinarios orgullosos de su pasado”.

La inacción de las instituciones y la pasividad de la justicia ayudan, a juicio de Consuelo Ordóñez, al culto sistemático al terrorista en las calles del País Vasco y Navarra. “Ejemplo de ello es el acto indigno y humillante que durante hoy y mañana organiza Sare a favor de la excarcelación los presos de ETA en Pamplona”.

Para terminar, Ordóñez insiste en la necesidad de deslegitimar a ETA social, política y culturalmente, pues “su brazo político y social está divulgando un relato manipulado que justifica su actividad criminal y diluye sus responsabilidades para mantenerse en las instituciones”.

Tags: , , , , ,