1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Andalucía destruye el doble de empleo que País Vasco cada trimestre

Paro Andalucía

El paro andaluz es «crónico»

El desempleo en España ha aumentado durante los años de crisis en más de 3,5 millones de personas.

Sin embargo, la pérdida de trabajo ha sido muy distinta en unas regiones o en otras.

Así, el paro se ha cebado con la mitad sur de la Península, donde destaca la enorme proporción de parados sobre la población adulta. De entre todas las regiones «sureñas» españolas destaca Andalucía, donde entre 14 y 18 de cada 100 personas adultas se encuentran paradas.

Son las «realiades» desveladas por el úlitmo estudio de Fedea, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada fundada en 1985, sobre el mercado laboral español durante 2014. Junto a Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia son las regiones donde el paro creció el doble que en otras regiones como el País Vasco o Navarra.

Y eso que, según los analistas de Fedea, en 2014 casi todas las regiones mejoraron su situación, lo que constata la mejoría del mercado laboral español. Pero es que Andalucía, donde durante el último año las tasas de creación de empleo superaron el 10%, algo más de 4 puntos por encima que regiones como Asturias, Castilla-León, Madrid o Cataluña, que no alcanzaron el 6%, la destrucción de empleo es más del doble cada trimestre que en el País Vasco, por ejemplo.

También el paro de larga duración se ha disparado tras estos años de recesión, aunque las diferencias regionales son notables. Aragón y Baleares, donde la incidencia del paro de larga duración ha disminuido de modo apreciable, contrastan con Cantabria y el País Vasco, regiones donde este tipo de desempleo ha apreciado un aumento notable.

Por lo que respecta a los jóvenes menores de 25 años, tienen una presencia casi nula entre la población ocupada, particularmente en regiones, como Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-León, Galicia o el País Vasco, donde sólo 3 ó 4 de cada 100 ocupados son menores de 25 años.

La industria pierde presencia en la generación de empleo excepto en Navarra, autonomía que junto a La Rioja, destaca como una de las dos regiones más industrializadas en términos de empleo.

La jornada parcial se ha hecho hueco en un mercado laboral español que durante estos años de recesión se ha tenido que amoldar a las demandas de la iniciativa privada. A finales del año pasado 16 de cada 100 ocupados trabajaban a tiempo parcial. Destacan por su mayor incidencia regiones como País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana y Andalucía, donde la proporción supera el 18%, mientras que en otras, como Madrid, no se alcanza el 15%.

La Industria y la Agricultura presentan una dinámica favorable en cuanto a creación neta de empleo, al contrario de lo que sucede con Servicios y Construcción, que destruyen empleo neto, aunque con menor intensidad que hace exactamente un año.

Tags: , , , , , ,