1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Alarma ante la proliferación de falsificaciones en Internet

Bolso

Las falsificaciones provocan pérdidas millonarias todos los años

La llegada del esperado Black Friday y de la Navidad, unido al cambio en los hábitos de consumo y el afán por ahorrar, convierten a Internet en el escaparate perfecto para los falsificadores

Cerca del 20% de los consumidores asegura haber adquirido una falsificación sin darse cuenta, según datos de Smart Protection

La pandemia ha provocado cambios en los hábitos de consumo a una velocidad sin precedentes

Los europeos pierden 15.000 millones de euros públicos cada año por las falsificaciones

España lleva tres años en la ‘lista negra’ de países falsificadores de los EEUU

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) y la Asociación para la Defensa de la Marca (Andema) consideran ‘alarmante’ el incremento de la oferta de falsificaciones por Internet y recomiendan a los consumidores españoles que durante los próximos meses estén alerta cuando vayan a comprar ofertas o promociones online.

‘La tormenta perfecta para la proliferación de falsificaciones en el mundo digital se da a partir de la concurrencia de tres factores: el aumento del consumo en Black Friday y las Navidades, el incremento del comercio electrónico y el afán de ahorrar en las compras en un contexto de crisis económica’, asegura José Antonio Moreno, director general de Andema.

Ante un escenario sin precedentes, para la CECU es fundamental que el consumidor minimice riesgos acudiendo a comercios y webs de confianza, que evite dejarse llevar por precios demasiado bajos y que preste atención a los detalles, como que las instrucciones y descripción del artículo estén en español o, si es una web desconocida, que venga clara la información de la empresa que lo vende y que facilite varias formas de pago.

De acuerdo con los datos extraídos de un estudio de Smart Protection, start-up tecnológica especializada en la protección de marcas online, cerca del 20% de los consumidores asegura que alguna vez ha adquirido una falsificación sin querer.

Según Fernando Móner, presidente de CECU, ‘el consumidor tiene que ser consciente de que comprando productos falsificados no solo está perjudicando a una economía en recuperación, sino que puede poner en peligro su seguridad y la de los suyos. Las falsificaciones son peligrosas porque no pasan ningún control en su fabricación e incumplen los requisitos de seguridad, composición y etiquetado de los productos puestos a disposición de los consumidores. Entre los riesgos detectados están la intoxicación por inhalación, irritación ocular o dermatitis (productos cosméticos o perfumes falsos), asfixia o estrangulamiento (prendas textiles destinadas a menores o juguetes), alergias o toxicidad por presencia de metales tóxicos (joyería y bisutería) o descargas eléctricas e incendio (productos eléctricos y electrónicos), por citar solo algunos de los supuestos más usuales.

El 97% de los productos falsificados o inseguros identificados en la base de datos RAPEX (Rapid Alert System) supone un riesgo grave para la salud y la seguridad del consumidor. ‘Los juguetes, perfumes o artículos electrónicos como los móviles son los productos estrella de esta época y, si son falsificados, el impacto en nuestra salud y seguridad es tremendo. Meter un riesgo en casa no es un acto de consumo responsable’, asegura Móner.

Tags: , , , , , , ,