1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Dos de cada tres autónomos lo son por necesidad

Adecco

Los autónomos necesitan facilidades para seguir trabajando y generando empleo

El año pasado la mayor parte del empleo lo crearon las Administraciones Públicas

Los autónomos piden la misma protección que el Gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado para los parados mayores de 52 años y que este martes publica el BOE

El pasado mes de enero había en España 3.234.373 autónomos, un 1,27% que en el mismo período de 2018.

La afiliación de estos profesionales ha crecido en un total de 236.567 (un 7,89%) desde su cifra más baja en febrero de 2013, lo que demuestra la importancia creciente de este colectivo en el mercado laboral.

Pero ¿por qué una persona se hace autónomo? Una encuesta realizada entre 500 freelances por Infoempleo y el Grupo Adecco refleja que el 66,1% de los autónomos españoles tiene un empleo por cuenta propia por necesidad. El 33,9% restante lo ha hecho porque ha detectado una oportunidad laboral.

De hecho, 7 de cada 10 profesionales autónomos en España tenían anteriormente un trabajo por cuenta ajena, es decir, eran asalariados, mientras que tan solo el 12,4% había trabajado por cuenta propia. El 17,7% restante, en cambio, se encontraba en situación de desempleo.

Más de la mitad de los autónomos (el 53,6%) cuenta con formación universitaria o superior. El 31,4% tiene una licenciatura o grado universitario, el 20,8% cuenta también con un título de máster o postgrado y el 1,4% tiene un doctorado.

Para montar su propio negocio, los consultados aseguran que su principal fuente de financiación han sido sus ahorros y el capital propio (68,3%). En menor medida, recurren a otras vías como la familia o los amigos (26,6%), los préstamos bancarios (13%) o la capitalización del paro (11,2%).

Lo que está claro es que pocos o muy pocos lo hacen gracias a ayudas y subvenciones (7,1%), al crowdfunding o financiación colectiva (1,2%), a los denominados business angels (0,2%) o a otras fuentes de financiación (2%). Sólo el 3,1% de estos héroes asegura que para poner en marcha su negocio no necesitó financiación de ningún tipo.

Los autónomos españoles consideran que lo importante para lograr el éxito como freelances es contar con la experiencia profesional adecuada, tal y como señala el 34,6% de ellos. También lo es tener una buena idea empresarial (24,4%).

En España, el 36,5% de los autónomos es TRADE, es decir, es económicamente dependiente, pues más del 75% de su facturación proviene de una única empresa.

TRADE a aquel trabajador por cuenta propia que realiza su actividad profesional para otra empresa de la que percibe al menos el 75% de sus ingresos, de ahí que se lo considere económicamente dependiente. Bien, pues según esta definición el 63,5% de los autónomos es independiente y más de 8 de cada 10 realizan su actividad en solitario, sin contar con ninguna otra persona que trabaje para ellos.

El 47,5% de los freelances considera que el principal inconveniente del trabajo por cuenta propia son las elevadas cargas sociales y administrativas. Otro de los grandes obstáculos es la alta fiscalidad, según el 42,5%.

A pesar de las dificultades, más de 6 de cada 10 autónomos afirman sentirse más felices desde que trabajan de forma independiente. Y entre las ventajas de las que disfrutan, más de la mitad cree que lo mejor es ser su propio jefe (53%), seguido de establecer sus propios horarios laborales (45,6%) y tener mayor libertad (43,4%).

En materia de contratación, solo el 12,2% de los autónomos tiene pensado contratar personal durante el año, mientras que el 82,7% no lo hará y el 1,3% incluso reducirá plantilla.

Preguntados por las políticas públicas de empleo, el 55,3% de los autónomos considera que el principal objetivo que tienen es recaudar dinero de empresas y/o trabajadores.

Los freelances encuestados trabajan desde su casa (44,4%), cinco días a la semana (38,2%), entre 8 y 10 horas diarias (34,7%) y cobran entre 6 y 10 euros por cada hora trabajada (24,8%).

Y en cuanto a los salarios, hay bastante disparidad, ya que en el autoempleo cada trabajador establece un precio por hora de trabajo. Así, el 24,8% cobra entre 6 y 10 euros por cada hora trabajada y el 18,7% percibe entre 11 y 15 euros por hora. Los más afortunados, sólo un 4,7%, ingresan más de 50 euros por hora, frente al 16,3% cuyos honorarios están por debajo de los 5 euros. La retribución media por hora que perciben los autónomos es de 17,45 euros.

Es importante destacar lo que hoy filtra UPTA, que calcula que en 2018 de los 6.700 autónomos mayores de 55 años que abandonaron su actividad 4.750 no perciben ni un euro de ayuda.

Eduardo Abad, presidente de esta asociación de autónomos, detalla la “tragedia” por la que atraviesa un autónomo más de 50 años cuando tiene que cesar su actividad por obligación.

Recuerda Abad que sólo en el sector del pequeño comercio se dieron de baja en 2018 cerca de 13.000 establecimientos y en la hostelería de proximidad otros 12.000. En total, se han perdido un total de 25.000 actividades netas en estos dos sectores durante el último año.

“Teniendo en cuenta el número de autónomos que pasan de 55 años suponen el 26,8% del total de personas físicas afiliadas a la SS en el RETA, podemos concluir que alrededor de 4.750 autónomos mayores de 55 años podrían estar en una situación de absoluta desprotección”, señala.

UPTA considera que sería posible poner en marcha un sistema de subsidio para estos casos similar al existente para los trabajadores en desempleo que recientemente ha aprobado el Gobierno como medida de especial urgencia y que ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado de hoy. De esta forma durante este período final de la carrera laboral, el autónomo pueda continuar cotizando con cargo a este subsidio y no perdería sus derechos de jubilación después de largos periodos de cotización a la Seguridad Social.

Tags: , , , , , ,