1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Las naranjas sudafricanas inundan España

UPA

Los productores españoles están contratando personal para que tire las naranjas al suelo y salvar así sus árboles (UPA)

Mientras, miles de toneladas de naranjas se desperdiciarán esta campaña en los campos españoles

El sector citrícola español está afrontando una de las peores campañas de las últimas décadas.

Los precios en origen se hundieron desde principio de campaña manteniéndose por debajo de los costes de producción. Mientras, los consumidores han seguido pagando las naranjas, pomelos, mandarinas y limones a niveles muy similares a los de otras campañas.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha acudido hoy a Bruselas, junto a otras organizaciones del sector, a dar la voz de alarma ante las instituciones europeas para que actúen y frenen esta grave crisis.

Tras los bajos precios se esconde, sobre todo, «el injusto acuerdo UE-Sudáfrica firmado en 2016, que no sólo no benefician a los productores y consumidores españoles, sino que les perjudica». También las importaciones desde Egipto y Turquía -más tardías- están sirviendo como excusa para hundir los precios.

Desde UPA consideran que los acuerdos deben firmarse si benefician a ambas partes. «Llevamos mucho tiempo exigiendo reciprocidad en cuanto al cumplimiento de la normativa fitosanitaria y de mercado. En reiteradas ocasiones hemos pedido a los dirigentes que se exija el mismo grado de condicionamientos sanitarios y laboral, más si cabe teniendo en cuenta el riesgo que entraña para la UE la transmisión de potenciales plagas y enfermedades», han declarado.

La normativa exige que cada 3 años la Comisión Europea elabore un informe para evaluar el impacto de los acuerdos comerciales. De cara al próximo informe, esperado para el próximo mes de octubre, UPA demanda que no solo se contemple el impacto originado hasta la fecha, sino especialmente de cara al futuro a corto y medio plazo.

«Los que trabajamos a diario en este sector sabemos que la realidad diaria cambia a ritmos acelerados y de aquí a 5 años el mercado europeo se verá fuertemente copado con mercancías provenientes de plantaciones de variedades tardías que se solaparan con la campaña europea».

La realidad, aseguran desde UPA, es que el mercado europeo se encuentra compitiendo con los cítricos provenientes de Sudáfrica desde la mitad de campaña. En ese sentido, se han registrado hasta la fecha la plantación de más de 10.000 hectáreas de variedades tardías en dicho país. La política de Aduanas también debe unificarse y reforzarse en toda la UE.

Asimismo, UPA insiste en la necesidad de implementar instrumentos y medidas eficaces ante casos de graves crisis como la que vive actualmente el sector. Estando a favor de una mayor integración y promoción del asociacionismo y las organizaciones de productores, «lo cierto es que actualmente y según fuente ministeriales tan solo el 34 % del sector está integrado en esas organizaciones».

Para la organización agraria, la Política Agraria Común (PAC) debe articular medidas alternativas, ya que «las normas de competencia reducen al mínimo la capacidad de actuación del sector productor». En estas circunstancias, «las oscilaciones propias del mercado que surgen a lo largo de la cadena de valor siempre son repercutidas en el productor, quien frecuentemente se encuentra recibiendo precios por debajo de los costes de producción».

El martes la delegación del Partido Popular en el Parlamento Europeo (PE) pidió a la Comisión Europea, como medida para proteger a los productores españoles de naranja, la activación de la «cláusula de salvaguarda».

En una pregunta escrita enviada a la Comisión Europea, el portavoz del PP en la Eurocámara, Esteban González Pons, y los eurodiputados Ramón Luis Valcárcel, Esther Herranz, Teresa Jiménez-Becerril, Verónica Lope y Gabriel Mato, preguntaron al Ejecutivo comunitario si tiene previsto activar esa cláusula prevista en el Acuerdo con Sudáfrica.

En su escrito, los eurodiputados del PP también preguntaron a la Comisión si «ha estudiado la puesta en marcha de medidas para contrarrestar los perjuicios y compensar las pérdidas que sufre este sector como consecuencia del Acuerdo».

Los eurodiputados insistieron en la necesidad de tomar medidas «ante la delicada situación de nuestros productores, que tienen que competir con países terceros que venden a precios inferiores y representan un elevado riesgo de contagio de plagas, como la mancha negra». Por todos estos motivos calificaron de «esencial» la revisión del acuerdo comercial con Sudáfrica o la modulación de sus efectos a escala regional.

«España es el primer exportador mundial de naranjas y, por tanto, el primer exportador europeo de esta variedad cítrica. Es uno de los productos clave de la agricultura española, en especial para las comunidades autónomas de Valencia, Murcia y Andalucía, por lo que es fundamental una vigilancia estricta del mercado», explicaron los eurodiputados.

«Según estimaciones de algunas organizaciones agrarias de la Comunidad Valenciana, a inicios de diciembre las pérdidas ya ascendían a 130 millones de euros, de los cuales el 65% (85 millones) se debe a la presencia masiva de naranjas de terceros países, Sudáfrica principalmente».

El boicot ruso obliga a arrancar miles de hectáreas de melocotoneros y nectarinas 

Y el déficit comercial con China supera los 19.000 millones de euros…

Tags: , , , , , , ,