1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La tasa de pobreza severa se sitúa en el 5,1% en España

Funcas

Tasas de privación material severa por Comunidades Autónomas en 2017 (Funcas)

Entre 2007 y 2014 esta tasa se dobló y superó el 7 por ciento

En 2007, España se encontraba entre los países con menores tasas de privación severa de la Unión Europea.

Con un 3,5%, se situaba cerca de los países escandinavos: Suecia (2,2%), Dinamarca (3,3%) y Finlandia (3,6%).

Pero como recoge el último Focus on Spanish Society editado por Funcas, entre 2007 y 2014 la tasa española se dobló (7,1%, en 2014), mientras que la de estos países descendió.

Desde entonces, este indicador de pobreza -que mide el porcentaje de población que vive en hogares que carecen de determinados bienes y servicios o que no pueden satisfacer necesidades financieras básicas- ha disminuido en España hasta situarse, en 2017, en el 5,1%.

Aunque claramente inferior a las tasas de privación registradas en Grecia (21,1%), Italia (10,1%) y Portugal (6,9%), continúa por encima de la de países como Francia (4,1%), Alemania (3,6%), Dinamarca (3,1%) y Holanda (2,6%).

Entre los ciudadanos menores de 18 años residentes en España, la tasa de privación material severa (6,5%) es cuatro puntos porcentuales más elevada que la de quienes cuentan 65 o más años (2,4%). En términos absolutos, de los 2,36 millones de residentes en España afectados por privación severa en 2017, 541.000 (23%) tenían menos de 18 años y 205.000 (9%) contaban con más de 64 años.

Ahora bien, la edad no es la única variable que muestra diferencias en lo que a este indicador se refiere. También son significativas las diferencias territoriales. Así, mientras Navarra, Aragón, Castilla y León, Cantabria, Galicia y La Rioja registraron en 2017 las tasas de privación severa más bajas (inferiores al 3%), las más altas se verificaron en Murcia (6,2%), Baleares (6,9%), Valencia (7,4%), Melilla (9,4) e Islas Canarias (13,6%).

El último Focus también analiza las estadísticas sobre turismo más recientes de Eurostat, que reflejan un crecimiento del gasto turístico de los españoles en sus viajes por el mundo. Entre 2012 y 2016 superó al de los alemanes (10%) y contrasta particularmente con el descenso de franceses (-3%) e italianos (-20%).

El grupo que más aumentó el gasto por este concepto es el comprendido entre 25 y 34 años, que casi lo duplicó al pasar de 519 a 989 euros por persona. Sin embargo, en 2016 -últimos datos disponibles- los españoles gastaron en sus viajes de ocio o con familiares y amigos (dentro y fuera de España) casi 31.500 millones de euros, cerca de 10.000 millones más que en 2012, según el último Focus.

El contraste con Italia es particularmente llamativo. En 2012, los italianos gastaron más que los españoles en viajes turísticos a cualquier país (22.800 millones frente a 21.800 millones, respectivamente). Pero desde entonces hasta 2017, el gasto de los primeros se redujo un 20%, mientras que el de los españoles aumentó un 44%. Alemania experimentó un incremento del 10%, mientras que Francia sufrió un descenso del 3%.

En términos de gasto medio por persona, los daneses fueron los que más emplearon en turismo (1.917 euros), seguidos por los irlandeses (1.251 euros), alemanes (1.149 euros), franceses (949 euros) y holandeses (848 euros). Aunque los españoles gastaron, de media, 677 euros por persona, su gasto en turismo superó ampliamente al de italianos (302 euros), portugueses (190 euros) y griegos (152 euros).

Los datos para España también permiten afirmar que el grupo de edad que más aumentó su gasto en turismo entre 2012 y 2016 es el comprendido entre 25 y 34 años, que prácticamente lo duplicó al pasar de 519 euros a 989 euros por persona. Los españoles de entre 35 y 44 años también incrementaron su gasto por este concepto significativamente (cerca de dos tercios), mientras que el aumento del gasto entre los mayores de esa edad fue mucho más reducido.

Tags: , , , , , , ,