1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La recuperación de la economía española depende del turismo

Previsiones Funcas para España 2021-22

Amplíe la imagen para ver mejor las previsiones económicas de Funcas para España 2021-22

Más que de los fondos europeos

Funcas rebaja la previsión de crecimiento del PIB al 5,7% en 2021

La tasa de paro todavía será del 15,8% al final de 2022

A corto plazo la recuperación de la economía española depende del turismo, que está a punto de entrar en su segundo año de crisis con muchas empresas al borde de la insolvencia.

Es la conclusión más importante de la actualización de las previsiones de Funcas, que ha rebajado la previsión de crecimiento del PIB al 5,7% este año 2021. Un año en el que durante los primeros seis meses (enero-junio) se mantendrá la debilidad del consumo privado por la reticencia de los hogares a gastar y durante los que sólo aumentará el consumo público.

El cambio de tendencia se producirá en el segundo semestre cuando a medida que avance la vacunación se recupere el gasto privado y el turismo. Otra vez el turismo. Porque los expertos de Funcas entienden que aunque las inversiones -a través del rescate con fondos europeos- y las reformas son cruciales para el medio y largo plazo, es el turismo el que de verdad animará la economía de España.

En 2020 el valor añadido bruto de las ramas más castigadas por la crisis y los cierres -comercio, transporte, hostelería, actividades artísticas y recreativas- cayó el 24%, lo que supone que el 70% del PIB perdido el año pasado procedió de ese grupo.

Ante la lentitud de la campaña de vacunación -este viernes sólo 1.171.026 de personas están vacunadas con pauta completa en España- será a partir del verano (segundo trimestre) cuando los ingresos por turismo podrían acercarse a los del año pasado, que fueron una cuarta parte del nivel precrisis-. Y no será hasta finales de 2022 cuando el turismo habría recuperado el 75% del terreno perdido por la crisis provocada por el virus chino.

En caso de una normalización acelerada, el sector alcanzaría el 50% del nivel precrisis el próximo verano y el 95% a finales de 2022. En este escenario optimista, el crecimiento del PIB se elevaría hasta el 7% en 2021 y el 6,7% en 2022. En un escenario pesimista, la recuperación del turismo se retrasaría hasta 2022. El crecimiento del PIB se limitaría al 4,2% este año y al 5,3% el próximo. Además, en este caso el riesgo de pérdida de tejido productivo sería muy elevado, exigiendo una restructuración del sector.

En base a estos cálculos Funcas ha rebajado un punto porcentual la previsión de crecimiento para la economía española en 2021, hasta el 5,7%, como consecuencia del débil comienzo de año y del deterioro de las perspectivas de los principales países europeos.

Carlos Ocaña, director general de Funcas, y Raymond Torres, director de Coyuntura de Funcas, son categóricos: ‘Las restricciones a la actividad y a la movilidad, el lento avance de la campaña de vacunación y la contracción de algunos de los principales mercados de exportación impedirán que la recuperación de la economía llegue antes del verano’.

Todo esto, claro está, si se evitan los riesgos a la baja ligados a la gestión de la pandemia, la efectividad de la política económica y la adopción de reformas. En este caso, el impulso de la segunda parte del año se podría extender a 2022. El próximo año, el PIB crecerá un 6,3%, una décima más de lo esperado previamente, con aportaciones positivas tanto de la demanda interna como del sector externo. Se espera un fuerte crecimiento del consumo privado gracias a la absorción de buena parte del sobre-ahorro generado por la crisis; una normalización del turismo, con una temporada de verano que podría acercarse a los registros pre-pandemia; y los estímulos del plan europeo de recuperación.

En cuanto al mercado laboral, el impacto de la recuperación sobre la creación de nuevos empleos será más limitado que en anteriores fases expansivas, puesto que facilitará la reincorporación de trabajadores en ERTE y de autónomos en cese de actividad. La tasa de paro todavía alcanzaría el 15,8% al final de 2022 frente al 14,1% antes de la crisis.

El déficit público será del 8% del PIB en 2021 y del 6,7% en 2022. Pese a ello, la ratio de deuda sobre PIB se estabilizará en torno al 118% por el mayor PIB nominal.

Respecto a la inflación, se espera que este año suba hasta el 1,5% de media anual debido al encarecimiento del precio del petróleo y de algunos servicios que el año pasado registraron fuertes descensos, como hoteles, transporte aéreo o paquetes turísticos. Para 2022 se espera una leve caída de la inflación, si bien existe riesgo de desviación al alza por la posibilidad de que la demanda en sectores que están sufriendo una mayor destrucción del tejido productivo crezca más rápido que la oferta.

Tags: , , , , , ,