1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La OCDE mejora su previsión sobre España que crecerá un 0,5% en 2014

Ángel Gurría

Ángel Gurría (OCDE)

La troika achaca la falta de crédito en España no a la falta de demanda solvente, como aducen los bancos, sino a las operaciones de compra de deuda pública con dinero obtenido del Banco Central Europeo

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ha mejorado sus previsiones sobre la recuperación de la economía española, estimando que el Producto Interior Bruto (PIB) aumentará un 0,5% en 2014 (una décima más de lo esperado), y un 1% en 2015. Además, para este año, prevé que la economía se contraiga un 1,3%, cuatro décimas menos que lo vaticinado en la anterior previsión. Para la OCDE, destacan el crecimiento de las exportaciones, la mejora de la competitividad y la cada vez mayor cuota de productos españoles en el exterior.

En su último informe sobre perspectivas la institución confía en que la recuperación económica en buena parte de Europa, y el mayor crecimiento de los socios comerciales de España, pueden «impulsar la recuperación iniciada por el sector exportador«.

Señala también que se atisba un cambio de tendencia respecto a la caída de la demanda interna, e incide en el buen comportamiento de la inflación. Aunque señala que la «masiva destrucción de empleo» ha dejado el paro por encima del 25%, la organización cree que las mejoras en materia de flexibilidad, fruto de la reforma laboral, «deberían ayudar a estabilizar el empleo», al tiempo que espera que la tasa de paro empiece a reducirse a partir del año que viene.

Para 2014, la OCDE augura que el desempleo caerá una décima, hasta el 26,3%. En 2015 vendrá un descenso de otras siete décimas, lo que dejará el paro en el 25,6%. Dado que estima que la recuperación «será débil», pide al Gobierno que «complete todas las reformas anunciadas», si bien opina que son necesarias nuevas medidas de activación y formación que permitan mejorar las capacidades de la población y favorecer su movilidad entre sectores en función de las necesidades, así como dar mayor relevancia a la participación de los empresarios en el diseño de los planes formativos.

Asimismo, anima al Ejecutivo a continuar por la senda de la consolidación fiscal, pues según explicó, no cree que España vaya a ser capaz de cumplir los objetivos de déficit pactados con Bruselas, a pesar incluso de que la nueva previsión mejora la anterior.

Por otra parte, el cuarto informe de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional sobre el rescate bancario español advierte de que el sector financiero en España sigue siendo «vulnerable» y deberá reforzar sus reservas de capital para hacer frente a choques externos como nuevas recaídas de la economía a nivel nacional o global. Además, la troika advierte de que a la suave recuperación de la economía española no le favorecerá la falta de crédito, algo que preocupa a Bruselas, porque considera que la situación «tocará fondo» en 2014.

El análisis de la troika achaca la reducida oferta de crédito no a la falta de demanda solvente, como aducen los bancos, sino a las operaciones de compra de deuda pública con dinero obtenido del Banco Central Europeo, que han proporcionado «una importante fuente de ingresos» a las entidades, que sin embargo no han trasladado esa liquidez a la economía real. En el último año las inversiones de la banca en bonos públicos crecieron un 10%, mientras que el crédito al sector privado se ha contraído un 9%. La Comisión avisa de que a largo plazo «se puede desplazar el crédito del sector privado y tener un impacto negativo para la recuperación».

También expresa su preocupación por los restos de activos tóxicos derivados de la ‘burbuja inmobiliaria’, englobados en la Sareb, ante un mercado inmobiliario que «todavía no ha tocado fondo» y que en el último año ha bajado un 12%. Bruselas señala que la Sareb debe «revisar su plan de negocio para tener en cuenta las últimas condiciones del mercado. Sin signos de estabilización en el mercado inmobiliario, en contraste con las previsiones del actual plan de negocio, existe el riesgo de que las expectativas resulten ser demasiado optimistas», dice el informe. La llamada operación Bull, en la que la Sareb se asoció con los inversores esperando ganancias de la reventa, no ha comportado ganancias hasta ahora y el banco malo «sigue manteniendo parte de esos activos en su balance». Además tiene que competir con los bancos que se están deshaciendo de sus propios stocks de viviendas «con prácticas comerciales agresivas para impulsar las ventas», lo que puede llevar a «conflictos de intereses».

Por último, la morosidad sigue siendo el principal problema de la banca española. En septiembre subió hasta el 12,67%, un nuevo máximo, que supone 187.830 millones en créditos de dudoso cobro, 6.888 millones más que en agosto, un 3,8% más. A esto se suma una caída del crédito del 0,59%, 8.930 millones menos en préstamos que el mes anterior.

Por cierto, que 16 entidades financieras tendrán que pasar 3 exámenes en los nuevos test de estrés: una evaluación del riesgo, un análisis de la calidad de los activos (tomando los balances a 31 de diciembre de este año) y una prueba de resistencia. En principio, la deuda pública no será considerada como activo de riesgo. Eel presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), Andrea Enria, considera que «muy pocos bancos» desaparecieron durante la crisis y acusa a los Gobiernos nacionales europeos de frenar el proceso de reparación financiero por mantener sus entidades.

Tags: , , , , , ,