1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

FAES propone volver a crecer con pocos y bajos impuestos

Miguel Marín

Miguel Marín con José María Aznar en el Campus FAES

“Cualquier paso que se dé hacia impuestos más reducidos y hacia bases imponibles más amplias es un paso en la buena dirección”

“Debe llevar aparejado el cumplimiento estricto de los compromisos de déficit y, en consecuencia, un ambicioso programa de reducción del gasto”

La Fundación para el análisis y los estudios  sociales (FAES) ha pedido hoy una estructura fiscal con pocos impuestos, bajos y sencillos. Durante la presentación del informe Una reforma fiscal para el crecimiento y el empleo, dirigido por Miguel Marín, se ha abogado por impuestos más reducidos con bases imponibles más amplias».

El responsable de Economía y Políticas Públicas de FAES ha defendido sus propuestas porque con él se garantiza la suficiencia recaudatoria y un nuevo equilibrio entre ingresos y gasto público”. Con el sistema fiscal definido por Marín el sistema tributario sería «más equitativo, más eficiente y menos distorsionador de la actividad económica”.

En todo caso, ha afirmado Miguel Marín durante  la presentación de su informe, la introducción de las reformas “debe acompasarse al proceso de control del gasto público y al más completo cumplimiento de los compromisos de reducción del déficit”. “Solo de este modo se percibirá el avance como una reforma de carácter permanente y así podrá desplegar todo su potencial estimulador del crecimiento”, ha explicado. En este sentido, ha añadido, “la fiscal es una de las principales reformas estructurales pendientes y no debe demorarse”.

Según Marín, hay “tres poderosas razones para llevar a cabo una revisión completa de nuestro sistema tributario”. En primer lugar, «porque el que tenemos en la actualidad parece incapaz de aportar los ingresos necesarios para el sostenimiento de los gastos públicos”; Además, «el sistema tributario español es manifiestamente injusto”, ya que “algunas decisiones adoptadas para intentar mantener  la recaudación han concentrado la carga fiscal sobre las clases medias asalariadas”; y, por último, «es profundamente ineficiente” por los “graves desincentivos a la inversión y el tremendo gravamen que recae sobre la creación de empleo”.

La Fundación explica en el informe que, por supuesto, es “precisa una mayor justicia del sistema tributario que debe concretarse en la lucha eficaz contra el fraude” e indica que “la simplificación del sistema ha de ser un principio inspirador de la reforma”.

Para ello, Marín propone “crear un entorno más atractivo para el ahorro y la inversión, y estimular la creación de empleo reduciendo la ‘brecha fiscal’ entre el coste bruto para el empleador y el salario percibido neto de impuestos y cotizaciones».

Asimismo, FAES señala que la reforma debería de perseguir “la reducción de la carga fiscal individual, singularmente la que ahora soportan las clases medias asalariadas; el apoyo a la familia como elemento fundamental de vertebración social, y el reforzamiento de la Administración Tributaria”.

En este sentido, Miguel Marín considera necesario “adecuar la carga del IRPF a la verdadera capacidad económica de los contribuyentes«; reforzar los medios destinados a la lucha contra el fraude, singularmente en el ámbito del IVA y de la fiscalidad internacional; revisar con prudencia el catálogo de bienes y servicios que tributan a un tipo de IVA distinto del general, y reducir el ámbito de aplicación de los sistemas de estimación de bases y cuotas, tanto en el IRPF como en el IVA”.

De igual forma, apuesta por “un impuesto sobre las actividades financieras frente al de las transacciones”; así como por la eliminación del “impuesto sobre el patrimonio, ya que genera notables distorsiones, es inequitativo, aporta pocos recursos y no cumple los objetivos redistributivos que persigue.” Con respecto al impuesto sobre sociedades, propone “avanzar con determinación en la senda de la ampliación de bases y eliminación de deducciones”. El texto también expone que, “por razones de equidad, el impuesto sobre sucesiones ha de ser armonizado en todo el territorio nacional, extendiendo las bases imponibles y aumentando los mínimos exentos”.

Tags: , , , , , ,