1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (2 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La producción de calzado español crece desde 2011

Federación de Industrias del Calzado Español

Las cifras demuestran la calidad del zapato español

El calzado en piel incrementa algunas décimas su peso en la producción total nacional con un 64% en pares y un 83% en valor

La producción de calzado español se mantuvo cercana a los 99 millones de pares alcanzando los 2.100 millones de euros en 2018.

Los datos facilitados por la Federación de Industrias del Calzado Español representan un incremento del 0,8% en pares y un aumento del 4,8% en valor y del 3,9% en precio medio respecto a 2017.

El calzado en piel incrementa algunas décimas su peso en la producción total nacional con un 64% en pares y un 83% en valor. Entre los artículos producidos siguen destacando los zapatos, sandalias y pantuflas en piel con cualquier tipo de piso (excepto deportivos y zapatos de protección), con un 64,2% del total en pares y un 82,8% en valor.

Les siguen los artículos producidos con materiales textiles (excepto los deportivos y zapatos de protección), con un 26,9% en pares y un 10,6% en valor. El calzado deportivo y de protección supone otro 4% del total.

Cerca del 83% del valor total del calzado producido en 2018 sigue correspondiendo a calzado de piel. El calzado de mujer vuelve a crecer, mientras se mantiene el de hombre y vuelven a ajustarse las producciones de calzado de niño. Al mismo tiempo, la producción de pantuflas cae fuertemente por debajo de cifras de 2015.

En consecuencia, el calzado de piel en su conjunto aumenta sus pares en un 1,5% y su valor en un 5% respecto a 2017. Y su precio medio se incrementa en un 3,5% por su mayor peso en el calzado de mujer.

Respecto al comportamiento de los precios medios industriales durante 2018 hay que diferenciar entre los correspondientes a precios medios a la salida de fábrica para el calzado nacional vendido en el mercado interior y aquellos vendidos en el mercado exterior.

En todo caso y a la hora de valorar estos indicadores, se debe tener en cuenta la elevada desintegración vertical en buena parte de los clústeres españoles de calzado (ciertas «compras nacionales» acaban siendo exportadas por terceros), lo que no debe enmascarar las tendencias sugeridas. Tanto los primeros como los segundos volvieron a incrementarse en un 1% y un 1,2% respectivamente, tras un ejercicio anterior 2017 en el que se moderaron (el primero) e, incluso, se redujeron (en el caso del segundo).

Tags: , , , , ,