1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (2 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

El sistema de pensiones español es insostenible

EAE Pensiones España

Pinche sobre la imagen para ver cómo están las cosas en el Sistema…

Con un déficit anual recurrente, agudizado por los efectos del COVID-19 y una deuda cercana a los 100.000 millones de euros en 2020, el Sistema está a los pies de los caballos

El actual sistema de pensiones ‘tiene fecha de caducidad, no es sostenible y no permitirá ofrecer pensiones suficientes y dignas para los jubilados que están por llegar’.

Así de claro lo deja el profesor del EAE Business School Juan Carlos Higueras, que ha publicado un estudio sobre el Sistema de Pensiones español en el que avisa de la necesidad de hacerle una reforma integral que permita darle soporte.

La pandemia generada por el virus de Wuhan y el efecto sobre la economía no ha hecho más que agudizar el problema. Desde Bruselas reclaman desde hace tiempo una reforma.

Actualmente hay en España 3 personas en edad de jubilación por cada 10 en edad de trabajar, mientras que en 2050 habrá un jubilado por 1,72 personas en disposición de trabajar.

De acuerdo con el informe La jubilación de nuestro sistema de pensiones. Hacia un modelo sostenible para el periodo 2020-2050, el COVID-19 ha bajado el número de afiliados en abril de 2020 a 18.396.362 personas, es decir, una disminución de -865.274 trabajadores, siendo la caída más pronunciada en los trabajadores del régimen general (-778.067), seguidos de los autónomos (-61.501) y las empleadas de hogar (-19.815).

‘A lo largo de 2020 se estima una caída importante en las cotizaciones sociales como consecuencia del menor número de afiliaciones y de la reducción en las cotizaciones de los más de 3,5 millones de trabajadores afectados por un ERTE que han sido reconocidos por la Administración, de los que habrá algunos que previsiblemente se prolongarán hasta final de año’, recuerda Juan Carlos Higueras.

Antes de la pandemia de Covid-19, se preveía un déficit del -1,3% en la Seguridad Social (SS) para el año 2020. Ahora se estima en -5,0% en 2020 y -3,1% sobre el PIB en 2021, en el mejor de los escenarios, y del -6,1% y -3,9%, respectivamente, para el escenario más adverso. Para cubrir este desequilibrio, la SS tendrá que aumentar su endeudamiento, al menos, hasta los 100.000 millones de euros.

‘La Seguridad Social afronta el año 2020 con un déficit estructural que lejos de reducirse es muy posible que aumente, dada la desaceleración económica prevista y un fondo prácticamente agotado. De modo que, a corto plazo, la única alternativa realista es seguir endeudándose con el Estado hasta que se lleve a cabo una reforma integral del sistema de la Seguridad Social’, reflexiona el profesor.

A finales de 2019, había 9,801 millones de pensiones y 8,897 millones de pensionistas, con una tasa media de crecimiento anual del 1,1%, lo que significa un aumento en cada uno de los conceptos superior a los 100.000 anuales. Sin embargo, los datos de abril de 2020 han mostrado ‘un cambio puntual de tendencia, tanto en el número de pensiones, que respecto del fin de 2019 han caído en -46.879, como en el de pensionistas, que han disminuido en -41.906 (muertes) como consecuencia de la enfermedad provocada por el coronavirus.

Para explicar la necesidad de un nuevo modelo sostenible de pensiones el informe pinta la realidad sociodemográfica española. En 2019, la tasa de natalidad de España fue de 7,6 nacimientos por cada 1.000 habitantes, la cifra más baja de toda la serie histórica, con 359.770 nacimientos y casi la mitad de los que hubo en 1974. Esta baja natalidad está en línea con la reducida tasa de fecundidad que se encuentra en 1,23 tras haber sufrido una tendencia a la baja desde 2008 como consecuencia de la crisis.

En cuanto a la edad media en que las mujeres de la Unión Europea tienen su primer hijo ha ido aumentando en los últimos años y se encuentra en 30,8 años y en la eurozona en 31,2. En España e Irlanda, las mujeres tienen su primer hijo con una edad superior, con 32,2 años.

El envejecimiento de la sociedad española se acentuará en los próximos años, alcanzando su máximo en el año 2051: habrá 2,27 mayores de 64 años, por cada joven menor de 16 años. ‘Actualmente hay 3 personas en edad de jubilación por cada 10 personas en edad de trabajar (lo que equivale a 3,3 personas en edad de trabajar por jubilado), la situación de dependencia irá agudizándose hasta el año 2050 donde el esfuerzo será mucho mayor, ya que cada jubilado será soportado por sólo 1,72 personas en edad de trabajar, que lógicamente impactará en el sistema de pensiones’, detalla Higueras.

Otro de los problemas del actual Sistema está en el hecho de que hay grupos de trabajadores que dejan de contribuir al mismo a edades tempranas . Así, en 2019, la pensión media de las nuevas altas con 65 años fue de 1.184,95 euros; la de aquellos que se jubilaron con 59 años fue de 2.332,57 euros, casi el doble, o bien las correspondientes a altas con 64 años, era de 1.765,75 euros, casi un 50% superior.

‘El problema no está, por lo tanto, en el importe de la pensión sino en el hecho de que hay trabajadores que tienen cuantías más elevadas en su pensión de jubilación y deciden formar parte del sistema antes’. Evidentemente, ‘es necesario revisar las condiciones de acceso a la jubilación’, concluye Higueras.

El ratio base de cotización frente a pensión máxima, en el año 2008, era de 1,1 euros por cada euro de pensión máxima a percibir mientras que en 2020 el ratio queda en 1,3. ‘Hay cierta pérdida de la relación entre la contribución realizada y la prestación recibida que es posible que siga aumentando con el paso del tiempo afectando a la tasa de sustitución’, alerta.

Por otro lado, la brecha de género también se observa en relación a las pensiones. En el año 2019, la pensión media para ambos sexos era de 995,76 euros. Sin embargo, al desglosar por género, los hombres percibían una pensión media de 1.212,67 euros frente a las mujeres, que sólo recibían 793,9 euros, es decir, una diferencia de 418,8 euros.

‘Los menores importes medios de pensiones percibidos por las mujeres frente a los hombres se deben a que sus bases de cotización suelen ser menores, por el tipo de trabajo realizado y que, en muchos casos, tienen mayores periodos sin cotización por mayor precarización laboral’, matiza el profesor del EAE.

Otro aspecto a revisar en el sistema de pensiones es la diferencia abismal que hay entre las pensiones que se cobran en las distintas Comunidades Autónomas. La provincia donde se percibe la mayor pensión del país es Álava con 1.259,58 euros, seguida de Vizcaya (1.250,13€) y Guipúzcoa (1.212,82€). Fuera del País Vasco, se encuentran en el rango más elevado provincias como Asturias, con 1.174,86 euros y Madrid con 1.171,27 euros, respectivamente. En el tramo inferior se encuentran provincias como Orense que es la provincia que tiene la pensión media más baja del país con 732,96 euros a la que siguen de cerca otras como Lugo con 754,50 euros, Almería con 808,12 euros o Jaén con 819,86 euros.

Las pensiones más bajas se concentran en las provincias pertenecientes a las regiones de Galicia, Extremadura y Andalucía y las más elevadas en las que se encuentran en País Vasco, Navarra, Asturias y la Comunidad de Madrid.

Para finalizar Higueras se para en la pobre cultura del ahorro que hay en España: la tasa media de ahorro de los españoles en planes y fondos de pensiones es de 9,35% respecto al PIB y la media de los países de la OCDE es superior al 35% del PIB.

En España los planes de pensiones no son un producto atractivo salvo por los incentivos fiscales. A finales de 2019, la rentabilidad media anual de los planes de pensiones a 20 años fue del 2,06% y los que han ahorrado en planes a 5 años, es decir, que tienen próxima su jubilación, han obtenido una rentabilidad media del 2,2%, que, en caso de estar todo el plan invertido en renta fija, incluso han perdido patrimonio porque la rentabilidad ha sido del -0,18%.

‘Exceptuando el caso de los planes a 1 año, todos los demás se han movido en rentabilidades medias inferiores al 4%, lo que no genera interés como inversión para la jubilación, en especial, si esta se produce en los próximos 15 años donde las rentabilidades se encuentran entre el 2% y 3%’, dice Higueras.

Los ciudadanos tienen que ahorrar desde jóvenes para su jubilación futura y hacerlo de forma periódica, pues la gran mayoría de las aportaciones que se realizan a los planes de pensiones se hacen en los últimos días del año por el beneficio fiscal que proporcionan, termina.

Tags: , , , , , , ,