1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El consumo de energía creció en España un 0,2% en 2016

Cores

Pinche sobre la imagen si quiere ver las reservas mundiales de petróleo a finales de 2016

2016 fue el quinto año más cálido del siglo XXI en España, además de húmedo, principalmente por las abundantes precipitaciones en los primeros cinco meses del año

El carbón es cada vez más residual en la generación de energía

La energía primaria en España creció en 2016 un 0,2% y la energía final un 1,5%, con respecto a 2015.

Se incrementó el consumo de todas las fuentes de energía a excepción del carbón, que disminuye un 23,7%, y los residuos no renovables (-3,7%).

En cuanto a energía final, los productos petrolíferos y el gas natural, las dos fuentes de energía con más peso, aumentaron respecto al año anterior un 2,1% y un 1,7%, respectivamente. Sin embargo, el carbón presenta una tasa de variación negativa (-11,5%), síntoma del estancamiento en su uso a nivel global.

Según el informe anual publicado hoy por Cores, la entidad de mantenimiento y control de reservas de hidrocarburos en España, la demanda de electricidad mantuvo en 2016 la tendencia positiva iniciada el año anterior, con un crecimiento moderado de un 0,8% respecto a 2015.

Sin embargo, disminuye la producción (-2,2%), pasando a saldo importador, frente a la tendencia exportadora de los últimos años.

España es totalmente autosuficiente en energía nuclear y renovables, mientras continúa dependiendo del exterior en petróleo y gas natural (99,7% y 99,8%, respectivamente). Lo mismo ocurre con el carbón, donde el grado de autoabastecimiento alcanzó el 6,6%, 2,5 puntos porcentuales menos que en 2015 y 7,4 puntos inferior a 2014.

Continúa la tendencia de crecimiento del índice de producción industrial (+2,0%), que se inició en 2014, mientras decrece el indicador de consumo aparente de cemento (-3,6%) invirtiendo la trayectoria creciente de los dos años anteriores.

El consumo de productos petrolíferos en 2016 aumentó un 3,6% respecto a 2015, alcanzando 58.108 kilotoneladas (kt), datos que confirman la mejoría en el consumo que se inició el año pasado y que le consolida como el año con mayor demanda de los cuatro últimos.

Este crecimiento se debe al incremento en el consumo de todos los productos. Ganan peso en la estructura los GLP’s (4,3% vs. 3,5% en 2015), los querosenos (10,1% vs. 9,8% en 2015), que registran en agosto un máximo histórico (619 kt), y los fuelóleos (14,8% vs. 14,7% en 2015), aumentando un 28,3%, 7,1% y 4,7%, respectivamente.

Los consumos del resto de grupos de productos petrolíferos también presentan incrementos, si bien en distintas proporciones: gasolinas (+2,3%), gasóleos (+1,8%) y el grupo de otros productos (+0,8%).

Después de los incrementos mensuales registrados a lo largo de 2015, el año 2016 comienza con un descenso en el consumo de combustibles de automoción (-1,4% en enero 2016). A pesar de este inicio, en 2016 el consumo es superior al registrado en 2015 (+3,2%), 2014 (+6,8%) y 2013 (+8,3%), confirmando la recuperación iniciada en 2014. Ascienden tanto los consumos de las gasolinas (+2,3%) como de los gasóleos de automoción (+3,4%).

En un escenario donde las importaciones de crudo en 2015 registraron un récord de suministro anual, 2016 se ha mantenido en ese nivel, alcanzando 64.171 kt, lo que supone un ligero descenso del 0,9% con respecto a 2015.

Por áreas geográficas, en 2016 se incrementan las importaciones que proceden de Oriente Medio (+35,3%) y Europa y Euroasia (+8,4%). África continúa como principal zona de abastecimiento, aunque en 2016 pierde peso en la estructura (31,6% vs. 38,4% en 2015), en detrimento de Oriente Medio (22,4% vs. 16,4% en 2015). Los suministros de América disminuyen un 4,1% interanual, lastrados por el descenso de las importaciones de América Central y del Sur (-19,4%).

Por países, México y Nigeria se han ido alternando como principales suministradores de crudo a España mes a mes, representando en 2016 un 14,4% y un 12,6% del total, respectivamente.

Así, durante 2016 España importó 83 tipos de crudo procedentes de 27 países, siendo el 51,4% de países No-OPEP. Los suministros de los países que pertenecen a la OPEP disminuyen en 2016 un 16,6% respecto a 2015, por los descensos registrados en las importaciones de los dos principales países suministradores de la OPEP: Nigeria (-24,5%) y Arabia Saudí (-3,3%).

Tags: , , , , , , ,