1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El Banco de España rebaja otra décima el crecimiento del PIB

Banco de España

Pinche sobre la imagen para ver bien las previsiones del BdE

En su proyecciones macro de la economía española para el período entre 2018 y 2021

El Banco de España ha rebajado una décima el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) español en 2018.

En sus proyecciones macro de la economía española para el período 2018-2021 el organismo prevé que, tras aumentar un 3% en 2017, el PIB modere su avance hasta el 2,5% en 2018, el 2,2% en 2019, el 1,9% en 2020 y el 1,7% en 2021.

En comparación con las proyecciones de septiembre, en las que el Banco ya rebajó una décima el crecimiento del PIB, vuelve a revisarlo ligeramente a la baja, en una décima en 2018 y otra en 2020.

La revisión a la baja de este ejercicio se debe a que, con los datos más recientes, el avance del producto en el primer semestre del año fue menor del estimado anteriormente.

La expansión continuará descansando en la demanda nacional, para la que, no obstante, se prevé una desaceleración en los próximos años. Por su parte, la contribución negativa de la demanda exterior neta de 2018 se moderará a partir de 2019 hasta tornarse levemente positiva al final del horizonte.

Por lo que respecta al empleo, se proyecta una moderación de su creación, que fue muy elevada en los últimos años. La desaceleración de la ocupación sería más intensa que la del producto en 2019 debido a que el escenario central de las proyecciones incluye los efectos de la subida anunciada, pero aún no aprobada, del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para ese año.

Calculan los expertos del Banco que la subida del salario mínimo hasta 900 euros -un 22,3%- afectará de forma directa a un 6,2% de los trabajadores en activo, «una proporción considerable dada la importante cuantía». Con todo, la creación neta de puestos de trabajo propiciará descensos adicionales de la tasa de paro, hasta situarse, a finales de 2021, ligeramente por encima del 12%. En 2019, el incremento de la ocupación retrocederá tres décimas, hasta el 1,6%.

En el ámbito de la inflación, en términos de tasa anual, crecería un 1,8% en 2018 y moderaría su avance hasta el 1,6% en 2019 y 2020. En 2021, experimentará un ligero aumento de la inflación hasta el 1,7%. Las revisiones de las proyecciones de inflación son modestas -una décima a la baja en 2019 y otra al alza en 2020-, como reflejo principalmente de la nueva senda esperada del precio del crudo a partir de los futuros de esta materia prima.

Los riesgos llegan desde el exterior e incluyen un posible resurgimiento de las tensiones financieras asociadas a la combinación de políticas económicas en Estados Unidos (y sus potenciales efectos sobre las economías emergentes que presentan una mayor vulnerabilidad) y a una hipotética escalada en la adopción de medidas proteccionistas, que podría afectar al dinamismo del comercio y la actividad globales.

En el ámbito europeo, la política presupuestaria en Italia y la incertidumbre sobre el desenlace del Brexit suponen fuentes adicionales de riesgo.

En el plano interno español, la actual fragmentación política en el Congreso de los Diputados puede dificultar la aplicación de reformas estructurales y ralentizar el proceso de consolidación fiscal, con los consiguientes efectos adversos sobre la confianza de los agentes. Además, no puede excluirse un hipotético repunte de la incertidumbre relacionada con la situación política en Cataluña.

Por otra parte, el gobernador de la entidad, Pablo Hernández de Cos, ha pedido «no revertir aquellas cosas que se han hecho bien en el mercado de trabajo». En clara referencia al pacto alcanzado entre el Gobierno y los Sindicatos para derogar parte de la reforma laboral, De Cos destacó que «los elementos esenciales» de las reformas de 2010 y 2012 «han permitido una mejora de la competitividad de la economía» que «deberían mantenerse».

Tags: , , , , ,