1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

¿Crecen de forma moderada los salarios como afirma Montoro?

Cristóbal Montoro

Cristóbal Montoro (jesaal)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado hoy que «los salarios no están bajando en España. Los salarios están creciendo moderadamente en nuestro país«. Montoro contestaba así a una pregunta del líder de Izquierda Unida, Cayo Lara durante la sesión de control en el Congreso. La afirmación de Montoro ha desatado una guerra de cifras entre los que defienden al ministro y quienes le reprochan que no se fije en los datos oficiales, que, al parecer, dicen todo lo contrario.

Así, la Encuesta Trimestral de Coste Laboral, refleja que entre abril y junio el coste salarial cayó un 0,6% respecto al año anterior, encadenando el tercer trimestre de caída; también las cifras de Contabilidad Nacional muestran que la remuneración por asalariado cae desde 2012; y el Instituto Nacional de Estadística (INE) publica que ha habido una  reducción de sueldos del 0,8%. Pero Montoro ha defendido su apreciación de los salarios ondeando la Estadística de Salarios de la Seguridad Social, «la única que de verdad muestra cómo evolucionan los sueldos en España», ha dicho el ministro.

Desde la Unión General de Trabajadores (UGT) aseguran que la llegada de la recuperación económica no es un hecho, como señalan las previsiones publicadas ayer por el FMI, y que los salarios sí están bajando, ya que entre 2012 y 2013 acumulan una pérdida real de 10 puntos porcentuales. El sindicato se apoya en que, además de las cifras «oficiales» españolas, también la evolución del índice de costes laborales del segundo trimestre de Eurostat muestra que los salarios han aumentado en toda Europa (un 1,3% interanual para UE28) excepto en cuatro países, entre ellos España.

Según UGT, cualquiera de los referentes económicos que escojamos nos lleva a un descenso de los salarios, tanto en términos nominales como reales (si incorporamos el efecto de la inflación en los ingresos). El INE, en la última Encuesta Trimestral de Costes Laborales (la estadística más empleada para analizar los salarios) del segundo trimestre de este año, publica que el coste salarial ha caído un 0,6%. Una cifra mejor que las de los dos trimestres previos (-3,6% y -1,8%), pero con signo negativo. Por tanto, con estos datos se acumulan tres trimestres de cifras negativas desde que se iniciase la recesión económica.

Tabla Coste salarial

Esta tabla no da la razón a Montoro

A este descenso del coste laboral se une, según el sindicato, el incremento de los precios al consumo y, como consecuencia, la continua pérdida de poder adquisitivo que acumulan los trabajadores y las familias. Se produce un descenso de los salarios reales en el conjunto del periodo 2010 a 2013, que se acentúa notablemente en el último año. Entre 2012 y 2013 se acumula una pérdida salarial real de 10 puntos porcentuales.

Las cifras publicadas por el INE correspondientes al segundo trimestre de 2013 de Contabilidad Nacional indican un descenso de la remuneración de asalariados del 5%; de nuevo una cifra negativa, que se suma a las mostradas desde 2011.

Pero donde sí parece tener razón el ministro de Hacienda es en las estadísticas de convenios colectivos. Aquí sí se aprecia una cifra moderada de crecimiento. Hasta septiembre del año en curso la subida salarial media es del 0,56%, aunque si se toman los convenios que inician sus efectos económicos en 2013 el aumento salarial medio es inferior, del 0,42%.

A pesar de esto, el sindicato precisa en este punto que de los más de 3,7 millones de trabajadores con convenio firmado para 2013, el 30% ha pactado congelar los salarios (aumento cero) o reducirlo; a lo que habría que sumar la congelación de salarios de los empleados públicos, 2,8 millones de los asalariados del país (alrededor del 20% del total de asalariados pertenece al sector público). En total, la mitad de los asalariados en España no ha sido participe de un aumento salarial.

Con estos datos, para UGT es más que evidente que las políticas fiscales, junto a la reforma laboral, empobrecen año tras año a los trabajadores y al conjunto de la población, impidiendo la recuperación de la economía y del empleo. Los menores salarios se traducen claramente en una falta de estímulo al consumo y la inversión. Por eso piden, una vez más la retirada de la reforma laboral «que ha otorgado todo el poder a los empresarios y que ha sido la pieza clave de la devaluación salarial que se está produciendo en nuestro país y que tan negativos efectos está teniendo en la economía, el empleo y el bienestar de la población».

Tags: , , , , ,