1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Carmena aprueba la tasa a los cajeros automáticos

Carlos Sánchez Mato

Sánchez Mato explica las nuevas tasas

En julio de 2015, Carmena rechazó la implantación de la tasa, después de que Sanchez Mato la anunciara en la Comisión de Economía

La decisión podría conllevar una posible reducción de la red de cajeros

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado las Ordenanzas Fiscales para 2017.

Entre las medidas adoptadas destacan la Ordenanza Reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, por la que se rebaja el IBI en 22 barrios donde, según el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, existía una diferencia demasiado acusada entre los valores catastrales. Esto supone un descenso efectivo en el IBI de 2017 para 370.888 inmuebles de los distritos de Carabanchel, Puente y Villa de Vallecas, Usera y Villaverde de entre el 20 y el 40%.

La otra medida «innovadora» adoptada por el equipo económico de Manuel Carmena es la que establece una nueva tasa por el uso de cajeros automáticos colocados en la calle, que, según los cálculos de Sánchez Mato, tendrá un impacto fiscal de 745.405 euros.

El portavoz de Economía del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Iñigo Henríquez de Luna, ha recordado que, cuando hace un año Sánchez Mato anunció la posible imposición de esta tasa, «la propia alcaldesa fue la que, menos de 24 horas después, rechazó la medida, desautorizando a su responsable económico», que habló también a una posible tasa turística.

Henríquez de Luna denuncia que en las Líneas Fundamentales de los Presupuestos de 2017, aprobadas por la Junta de gobierno el pasado 22 de septiembre, no figuraba la introducción de nuevas tasas. Según el popular, en ese documento solo se mencionaba «la modificación de la Ordenanza Fiscal de la Tasa por la prestación de servicios en Galerías Municipales».

Para el portavoz del PP, «la imposición de la nueva tasa podría perjudicar a los madrileños, ya que las entidades bancarias podrían optar por reducir la red de cajeros, empeorando el servicio o repercutir la tasa en sus clientes». Henríquez de Luna sospecha que  lo que pretenden Sánchez Mato y Manuel Carmena es que «el aumento del gasto público y de las competencias impropias lo paguen los madrileños con nuevos impuestos y tasas».

Y eso parece. La Agencia Tributaria de Madrid estima que el impacto conjunto de los cambios hechos en materia tributaria supondrán una disminución de la recaudación de más de un millón de euros que el consistorio quiere «equilibrar» mediante la modificación de otras ordenanzas fiscales…

Tags: , , , , , , ,