1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Cañete no convence al sector lácteo

Arias Cañete

Arias Cañete y los representantes del sector lácteo ayer

Los ganaderos exigen más medidas concretas y menos reuniones

«Un litro de agua vale tanto o más que un litro de leche”, aseguran

Los problemas del sector lácteo español no son nuevos. La situación económica de las explotaciones ganaderas, cuyos costos de producción se vienen incrementando desde hace varios años por la evolución de los mercados internacionales de materias primas, es prácticamente de quiebra ya que los ganaderos perciben precios muy por debajo de los costes de producción. “El sector lácteo español está ante una situación límite, ya que los precios que se abonan no cubren los costes de producción”, aseguran los afectados.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se reunió ayer con los representantes de los productores y los industriales integrados en la Interprofesional lechera INLAC y con las Asociaciones de la distribución. Durante el encuentro, Arias Cañete les trasladó “el firme compromiso” de su Gabinete por resolver los problemas del sector lácteo. “El Gobierno no va a consentir la desaparición del sector lácteo español y convertir a España en un país importador de leche de otros países”.

Arias Cañete quiere mantener este sector en su dimensión actual, “porque se trata de un sector clave y estratégico en la política agraria del Gobierno” por su importancia social, y porque “es un sector que está muy implantado en zonas donde la economía agraria es fuertemente dependiente de esta actividad económica sin otra alternativa”.

Sin embargo, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) exigió ayer al ministro de Agricultura que ponga en marcha de inmediato medidas que suban el precio de la leche en origen, dada la situación de “nula rentabilidad que ahoga las explotaciones lácteas españolas”. Para UPA, “es ilógico lo que ocurre en España, donde hemos llegado a una situación en la que un litro de agua vale tanto o más que un litro de leche”.

El secretario de ganadería de UPA Federal, Román Santalla, ha recordado que, en lo que va de año, mientras los costes de producción han subido un 40% para los productores, el precio en origen de la leche ha bajado el 10%, siendo el más bajo de la Unión Europea, y ha recordado que el sector lácteo español, que mantiene 200.000 empleos y genera una cifra de negocio de 8.000 millones de euros, se ve atacado por el “nacionalismo comercial” de las grandes cadenas de distribución de Francia y Alemania, que “juegan con trampas” en el mercado español -el llamado dumping– ante la pasividad de las autoridades españolas en la materia, encabezadas por la Comisión Nacional de Competencia.

Según Román Santalla, “es de todo punto ilógico lo que ocurre en España, donde hemos llegado a una situación en la que un litro de agua vale tanto o más que un litro de leche”.

Para UPA, el ministro Arias Cañete se limitó ayer a anunciar que continuarán los contactos en los próximos días para “alcanzar un gran acuerdo de buena voluntad con todos los agentes en el plazo más breve posible”, mientras se tramitan las respectivas medidas legales, como el Real Decreto que traspone la normativa europea sobre el sector lácteo y la Ley de la cadena alimentaria, cuya tramitación estaba muy avanzada en los últimos meses del Gobierno de Zapatero y quedó bloqueada tras el cambio de Ejecutivo.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos critican que Cañete declare que, de continuar el descenso de los precios en origen y el incremento de los costes de producción, España podría convertirse en “un importador neto de leche comunitaria al que nos impondrían los precios desde el exterior” y que en vez de establecer por norma una subida de precios para garantizar la viabilidad de las explotaciones, deje los precios en manos de las pocas empresas distribuidoras del sector, confiando “en su buena voluntad”.

Por su parte, el secretario general de Unións Agrarias-UPA Galicia, Roberto García, define la impresión con la que los ganaderos salieron de la reunión: “frustración”. García explica que el sector era optimista, pues el ministro había descrito el problema como “sin precedentes en el sector ganadero”. Según el representante de UPA, “nos sorprendió la falta total de propuestas”, después de que Arias Cañete reconociera que “en todos sus años de experiencia nunca había dado con un problema tan urgente”.

Lo cierto es que durante los últimos meses, el ministro de Agricultura se ha reunido con el presidente de la Xunta de Galicia y las consejeras de Galicia y Cantabria, así como con las Organizaciones Agrarias, cooperativas, industrias y empresas de la distribución, al igual que ha mantenido contactos con la Comision Europea, con objeto de trasladar la gravedad del problema y la necesidad de adoptar medidas, desde el ámbito comunitario, para resolver la situación.

Arias Cañete asegura haber mantenido también una conversación con su homólogo francés, que le ha trasladado la necesidad de tomar medidas en el marco del G-20 para evitar la volatilidad de los precios que se está viviendo a nivel mundial en este sector. Asimismo, el ministro galo ha ofrecido el apoyo de Francia a las iniciativas que presente España ante la Comisión para aliviar la situación de los excedentes a nivel comunitario, que también presionan a la baja los precios en España. Pero ¿cómo va a encontrarse la solución en el representante de un país que, según la UPA, practica el dumping?

Tags: , , , , ,