1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Bruselas mejora 2 décimas el crecimiento de España en 2019

España PIB 2019

España crece por encima de la medida comunitaria

La Comisión Europea sitúa el aumento del Producto Interior Bruto español en el 2,3% para este año

La Comisión Europea (CE) ha elevado dos décimas la previsión de crecimiento de España este año 2019.

De esta manera, las autoridades económicas sitúan en el 2,3%, frente al 2,1% que había previsto en mayo, el impulso de la economía española.

En sus estimaciones macroeconómicas de verano hechas publicas hoy, Bruselas mantiene el Producto Interior Bruto (PIB) español en el 1,9%, tal y como se preveía hace dos meses.

España es la única de las grandes economías de la zona euro a la que la Comisión eleva su previsión de crecimiento para este año y mantiene la del 2020. Así, España amplía su diferencial de crecimiento frente a la zona euro (2,3% frente a 1,2%). Sin embargo este diferencial se reducirá hasta en 9 puntos si se confirman los cálculos que los expertos comunitarios hacen para el próximo año. Si todo sigue igual que hasta ahora, España crecerá al 1,9% mientras que el conjunto de la zona euro lo hará al 1,4%. En estas circunstancias el diferencial del que se puede presumir este miércoles bajaría a las 5 décimas, nada desdeñable, ojo.

Desde el Ministerio de Economía recuerdan que hace un mes el Banco de España elevó también dos décimas su previsión de crecimiento para este año, hasta el 2,4% del PIB.

La Comisión Europea ha revisado también sus previsiones de inflación para 2019 y 2020. En España el crecimiento interanual del IPC armonizado se revisa dos décimas a la baja para cada uno de los años, hasta el 0,9% y el 1,2%, respectivamente. Mientras, en el conjunto de la zona euro las previsiones de inflación se revisan también una décima a la baja cada año, situándose en el 1,3% en 2019 y 2020.

De la conferencia de prensa ofrecida por Valdis Dombrovskis, vicepresidente del Euro, y Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, se deduce que las tensiones globales en el comercio y la incertidumbre política podrían afectar al crecimiento que parece «prometer» la economía europea.

Se prevé que ésta registre en 2019 su séptimo año consecutivo de crecimiento. De hecho, el crecimiento en la zona del euro ha sido superior al previsto en el primer trimestre del año. Se achaca a unas condiciones invernales suaves y al repunte de las ventas de automóviles. No es el caso de España donde las ventas de coches encadenan ya siete meses de caídas. También a las medidas de política presupuestaria que han incrementado la renta familiar disponible en varios Estados miembros.

No obstante, las tensiones comerciales a nivel mundial o la importante incertidumbre política siguen afectando a la confianza en el sector manufacturero, que es el más expuesto al comercio internacional, y se prevé que debiliten las perspectivas de crecimiento para el resto del año.

Como consecuencia de ello, las previsiones de crecimiento del PIB de la zona del euro en 2019 se mantienen en el 1,2% y las del año 2020 se han reducido ligeramente hasta un 1,4 %.

Valdis Dombrovskis ha puesto el punto de mira en la desaceleración observada en Alemania e Italia frente al fuerte crecimiento registrado en Europa Central y Oriental. También en el importante riesgo que supone un Brexit sin acuerdo.

Por su parte, Pierre Moscovici ha puesto en valor el hecho de que la economía europea sigue creciendo en un contexto mundial difícil. El francés ha apuntado a una demanda respaldada por un mercado laboral sólido. Pero ha advertido de que se debe reforzar «la resiliencia tanto de nuestras economías como de la zona del euro en su conjunto».

En definitiva, las perspectivas para el resto del año parecen menos positivas que las de principios de año. La demanda interna, en particular el consumo de los hogares, sigue impulsando el crecimiento económico en Europa, sostenida por la fuerza constante del mercado laboral.

Las previsiones relativas a la inflación general en la zona del euro y la UE se han reducido en 0,1 puntos porcentuales este año y el siguiente, debido principalmente a la bajada de los precios del petróleo y a unas perspectivas económicas ligeramente más débiles. Se prevé que la inflación (índice de precios de consumo armonizado) en la zona del euro alcance una media del 1,3 % tanto en 2019 como en 2020 (previsiones de la primavera: 1,4 % en 2019 y 2020), frente a una media del 1,5 % en 2019 y del 1,6 % en 2020 en la UE (previsiones de la primavera: 1,6 % en 2019 y 1,7 % en 2020).

Puede leer aquí en inglés el epígrafe 2.6 de las previsiones de primavera referente a España

Tags: , , , , , ,