1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Bruselas corrige a la baja las previsiones económicas de España

EC

Contribuciones al crecimiento real del PIB español

Las previsiones de primavera reflejan que la UE experimenta un crecimiento «resiliente» a pesar de la creciente incertidumbre

Bruselas ha revisado a la baja el crecimiento de España en 2018. Es poco, tan solo un 0,1 punto porcentual. Si en mayo las autoridades económicas predecían que el Producto Interior Bruto (PIB) de España alcanzaría el 2,9 por ciento, ahora lo rebajan hasta el 2,8%.

La economía española continúa mostrando, hasta ahora, pocas señales de desaceleración. El PIB se expandió un 0,7% en el primer semestre del año, sin cambios desde los dos trimestres anteriores. Y todos los indicadores apuntan a una expansión similar de aquí a final del año.

La caída de las exportaciones netas y de las inversiones no relacionadas con la construcción han sido compensadas por un fuerte consumo y la construcción residencial.

Además, se espera que el consumo y la inversión en la construcción continuarán siendo los componentes más dinámicos de la demanda.

Pero el aumento del precio del petróleo, mayor al esperado en primavera, tendrá un impacto negativo en la demanda interna este año y, en menor medida, en 2019. Paralelamente, un entorno externo menos favorable hará que las exportaciones netas contribuyan menos al crecimiento

Al mismo tiempo, las medidas expansivas adicionales que se incluyeron en la ley de presupuesto para 2018 (aprobada el 28 de junio, después de la fecha límite del pronóstico de primavera) proporcionarán un impulso adicional al crecimiento en 2018, principalmente a través de fondos privados de consumo.

El gasto del consumidor también debería beneficiarse de un crecimiento de los salarios reales mayor al esperado y de la dinámica creación de empleo.

Pero, como se ha indicado, el efecto de estos factores de compensación en el crecimiento real del PIB es ligeramente negativo para 2018, lo que lleva a una revisión a la baja de 0,1 puntos porcentuales en comparación con la primavera, hasta el 2,8%. Para 2019, el pronóstico es del 2,4 por ciento.

Por lo que respecta a la inflación, ha aumentado a lo largo de la primera mitad del año, alcanzando el 2,1% en mayo, impulsada por la evolución de los precios del petróleo. Y se espera que alcance un pico en el tercer trimestre y luego se modere hasta un promedio anual de 1,8% en 2018 y del 1,6% en 2019.

Tags: , , , ,