1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Bruselas ‘certifica’ que España crecerá el 1,6% en 2020

EC España 2020

En Europa confían en que España siga creciendo…

Y el 1,5 % en 2021

La Comisión Europea (CE) ha elevado este jueves una décima su proyección de crecimiento de la economía española para 2020, hasta el 1,6%.

En sus previsiones macroeconómicas de invierno, el Ejecutivo comunitario, en sintonía con el Ejecutivo de Pedro Sánchez, también sube hasta el 1,5% el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2021. En Bruselas esperan una ligera mejora del consumo privado y la inversión y por eso han revisado al alza sus cálculos de otoño.

En su epígrafe 2.6, las autoridades económicas señalan sobre España que «la desaceleración esperada de la economía en la segunda mitad de 2019 fue más leve de lo previsto, debido a una pequeña recuperación del consumo privado. El crecimiento trimestral del PIB real fue de 0,4% en el tercer cuatrimestre de 2019 y del 0,5% en el cuarto, más 0,1 y 0,2 puntos porcentuales (pps), respectivamente, que lo proyectado en otoño. Como  resultado, el crecimiento del PIB real para 2019 se ha revisado al alza hasta el 2% (+0,1 pps).

Durante el año, la composición del crecimiento fue muy volátil pero, en general, la demanda interna se debilitó en comparación con el año anterior, mientras que la contribución de las exportaciones netas al crecimiento se volvió positiva.

En el futuro, la composición del crecimiento en la segunda mitad de 2019 también apunta a una demanda interna más resistente y, por lo tanto, a una perspectiva ligeramente más positiva de lo previsto anteriormente. Ahora se espera que el crecimiento se estabilice a una tasa trimestral de aproximadamente 0.4% en el horizonte de pronóstico. Como consecuencia, el pronóstico anual de crecimiento del PIB para 2020 y 2021 también se revisa en comparación con el otoño en 0,1 pps, a 1,6% y 1,5%, respectivamente. El consumo privado debería ser sostenido por los aumentos en el ingreso real disponible y un aumento más moderado en la tasa de ahorro de los hogares. También se espera que la inversión se recupere después de un final de año débil, en línea con la demanda final. Al mismo tiempo, la contribución de las exportaciones netas al crecimiento debería disminuir en 2020 y volverse ampliamente neutral en 2021, ya que el crecimiento de las exportaciones sigue siendo moderado y las importaciones se aceleran.

La inflación general alcanzó el 0,8% el año pasado, es decir, 0,1 pps. más bajo de lo proyectado en otoño. Se prevé que aumente al 1,2% en 2020 y aumente solo marginalmente al 1,3% en 2021, ya que el impacto de la evolución del precio del petróleo se compensa con un aumento gradual de la inflación subyacente», termina el apartado dedicado a España.

Por su parte, los economistas del BBVA, Luis Díez y Camilo A. Ulloa, consideran que la actividad española podría volver a desacelerarse en el primer trimestre del presente ejercicio. «Tras recuperar algo de tracción al cierre de 2019, el crecimiento podría moderarse hasta el 0,4% en el primer trimestre de 2020. La composición de la demanda continúa siendo volátil y los registros mensuales siguen mostrando señales de debilidad en el mercado laboral», señalan Díez y Ullloa, que sospechan que «la sorpresa al alza de la actividad en el cuarto trimestre de 2019 podría haber sido temporal prolongándose la debilidad en la creación de empleo».

Tags: , , ,