1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

En 2030 habrá en España 2,5 millones de coches eléctricos

Nissan

Un operario trabajan en la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona

ANFAC reclama una regulación y política de cohesión nacional que facilite la integración del vehículo eléctrico

Las fábricas españolas montarán 16 modelos electrificados hasta 2021

Actualmente las fábricas de coches ubicadas en España tienen adjudicados la producción de 16 modelos de vehículos electrificados para el periodo 2019-2021, además del ensamblaje de baterías en tres fábricas.

De los 42 modelos que se fabrican hoy en día en España, solamente 16 son vehículos eléctricos. Esto es insuficiente para el vicepresidente ejecutivo de ANFAC, Mario Armero, quien considera que España tiene que reaccionar si quiere participar en la carrera por la fabricación de vehículos de cero y bajas emisiones.

En ese empeño se necesita ser competitivos y generar un mercado fuerte. Y el plan MOVES, dirigido a incentivar la compra de coches eléctricos, híbridos y enchufables, no ha sido todo lo eficaz que se hubiera deseado pues en  regiones como Extremadura, La Rioja o Cantabria aún no lo han implementado. Y en las Islas Baleares el rent a car ha pedido al Gobierno de Francina Armengol que retrase la entrada en vigor de la Ley de Cambio Climático ante la falta de puntos de recarga.

Según las estimaciones de la Asociación Nacional de Fabricantes, en 2030 el parque de automóviles electrificados será aproximadamente de 2,5 millones de vehículos que necesitarán 200.000 puntos de recarga en todo el territorio nacional para abastecerse.

La industria de la automoción está en plena transformación y el vehículo electrificado es una pieza clave para acometer los objetivos de descarbonización planteados en Europa para 2050.

Pero sin medidas gubernamentales ningún objetivo será alcanzable. ¿Cómo puede el Gobierno que salga de las urnas el próximo domingo trabajar en pos de ese objetivo? Según Mario Armero “es fundamental reducir el IVA para la compra de vehículos alternativos”. Sin «ayudas» como esa no se alcanzarán los niveles de comercialización necesarios para lograr la «descarbonización» en Europa, avisa.

«Un vehículo nuevo es mejor que un vehículo de más de 10 años y si, además, es eléctrico, mejor”, remarca Armero, que insiste en que «sin el registro obligatorio de los puntos de recarga, la obligatoriedad de la interoperabilidad o ayudas directas a la instalación de puntos públicos y privados» todas las expectativas de lograr una economía neutra en carbono y la mejora de la calidad del aire se desvanecen.

Durante la quinta Edición del Foro Nissan ha quedado claro que las tendencias en el sector del automóvil son muy claras: electrificación, conectividad y vehículo autónomo. Estos tres aspectos sumados, según distintos Estudios (Accenture, Consultora SBD+GSNA y el propio Parlamento Europeo), podrían proporcionar un 15% del PIB español en el año 2030, es decir, más de 190.000 millones de euros.

Marco Toro, consejero director general de Nissan Iberia ha declarado que «la situación del mercado de vehículos electrificados con apenas un 1,3% de cuota dista mucho de ser la deseable». Desde la marca confían en que en el año 2020 España alcance una cuota del 4% en vehículos electrificados.

Pero la electrificación no es la única oportunidad que se presenta. La conectividad es, sin duda, otra de las palancas de cambio necesaria para impulsar nuestra economía y nuestro país. Los nuevos servicios ligados a la conectividad -la actualización del software de los vehículos, los nuevos dispositivos de conectividad, la inteligencia artificial, la nueva analítica de los datos o la seguridad en la conectividad- aportaría al PIB español cerca de 39.000 millones de euros, según la consultora SBD+GSNA.

El tercer pilar de oportunidad para España es el vehículo autónomo. Según un estudio del Parlamento Europeo el vehículo autónomo podría proporcionar al PIB español cerca de 61.000 millones de euros, evitando la pérdida de tiempo de los conductores en muchos días de atascos en las grandes ciudades y, más importante aún, reduciendo el número total de accidentes y de víctimas.

Del 13 al 16 de noviembre tendrá lugar el 2º Foro de vehículo eléctrico, conectado y autónomo China-España organizado por ICEX y las oficinas económicas y comerciales de España en Pekín y Shanghái, en colaboración con la Asociación Española de Proveedores de Automoción (SERNAUTO).

China no sólo es el principal productor mundial de automóviles, con una producción de 28 millones de vehículos en 2018, sino que es líder mundial en el vehículo eléctrico.

Las ventas de vehículos eléctricos en 2018 fueron de 1,3 millones de unidades en el país asiático, el triple que en Estados Unidos, con un aumento del 62% frente 2017, representando ya cerca de un 8% de los vehículos totales vendidos, frente al 4% en EEUU o la Unión Europea.

Las previsiones del sector esperan que China mantenga la cuota del 50% de las ventas mundiales hasta 2025 y que en 2030 un 40% de los vehículos eléctricos en circulación se encuentren en China. Se estima que en 2040 China tendrá un parque de 200 millones de vehículos de nueva energía (un 60% del total), acumulando una inversión de 135.000 millones de dólares hasta 2025, lo que supondrá el 45% de la inversión en el sector a nivel mundial, impulsada tanto por fabricantes locales como multinacionales extranjeras y joint-ventures establecidas entre ambos.

Tags: , , , , , ,