1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Marc Coma, el hombre que cabalga sobre las dunas del desierto

La primera vez que Marc Coma (Aviá, Barcelona, 7 de octubre de 1976) se subió a una moto tenía 8 años. A esa edad la mayoría de los críos se entretienen con una pelota y sueñan con ser como sus ídolos futbolísticos. Coma no. Bajo la influencia de su padre y de su tío, y con la tutela de éste, el pequeño Marc se subió a una Una Montesa Cota 348. A partir de ese momento la sangre dejó de fluir por sus venas y dio paso a la gasolina.

Coma posee un palmarés más que destacado en el que destacan por encima del resto sus tres títulos del Dakar en la categoría de motos (2006, 2009 y 2011). Es el único español que ha ganado tres veces la competición más dura del mundo, esa en la que el piloto se hace persona y la persona se hace piloto. Un desafío contra el desierto que está al alcance de muy pocos.

La aventura entre Marc y las dunas comenzó en 2002 y como todos los inicios, nada fue fácil. En esa edición el catalán abandonó sin lograr ninguna victoria y con un meritorio sexto puesto como mejor resultado. Su primer triunfo no llegaría hasta 2005 cuando se subió al segundo cajón del podio final. Un preludio de lo que estaba por venir porque en 2006 Marc Coma se proclamó campeón del Dakar sin haber ganado ni una sola etapa. Pero es el desierto y ahí no gana el más rápido sino el más constante y el que menos errores comete. Y Marc no los tuvo. A bordo de su KTM LC4 660R logró siete segundos puestos y acabó todas las etapas menos una (fue sexto) entre los cinco primeros. Coma cumplía su sueño en la 28º edición del Dakar y se convertía en el segundo piloto español en lograrlo después de que en 2004 lo hiciera Nani Roma.

Hasta tres años después, Marc no lograría volver a saborear la gloria sobre la arena del desierto. En 2007 todo indicaba que el catalán revalidaría el título pero tuvo que abandonar y en 2008 la competición fue suspendida debido a las amenazas terroristas. En ese momento la organización decidió que el Dakar abandonaría África, su terreno natural, para cruzar el Atlántico e ir a parar a Argentina y Chile.

Nuevo escenario y la misma ambición. Tres años desde su primera victoria y dos desde que se le escapó su segundo Dakar en el último momento. Había ganas de tomarse la revancha con la competición más dura del mundo. Y Marc no dio tregua a ello. En la primera especial se llevó la victoria con más de veinte minutos sobre el segundo clasificado. Esa ventaja no dejaría de crecer a lo largo de la edición hasta alcanzar casi la hora y media. Y todo esto en la décima etapa, a tres días del final cuando Marc se convirtió en el primer español en ganar dos ediciones del Dakar. El desierto tenía una deuda con él y Coma se la acaba de cobrar en forma de tercer título. Enhorabuena campeón.

Tags: ,