1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Los entrenadores de Unicaja y Banca Cívica analizan el derbi andaluz

Joan Plaza no se fía de nadie en la Copa

Horas antes del duelo de cuartos, Chus Mateo y Joan Plaza, entrenadores del Unicaja y del Banca Cívica respectivamente, los equipos que abren la segunda jornada de la Copa del Rey de Baloncesto que se está disputanto en Barcelona, hablan de aspectos que no siempre se trabajan en la pista, factores que pueden determinar el resultado de un partido… los dos entrenadores hablan de la emotividad de la Copa del Rey.

Cualquier detalle es importante cuando hay en juego un título, cualquier factor debe cuidarse y contemplarse a la hora de preparar un partido y por ello si la preparación física, la técnica y la táctica son importantes, el control de las emociones puede jugar un papel fundamental para conseguir la victoria.

Ello bien lo saben Chus Mateo y Joan Plaza. Ambos son unos maestros en la dirección de equipo y dos personas que saben del valor de las emociones, sobre todo, en un torneo tan diferente como es la Copa del Rey. Una emoción que se ve en positivo desde el bando malagueño y que despierta gran expectación en Chus Mateo.

«La ilusión es enorme, la verdad es que la grandeza de la Copa es algo inusual. Lo único que me planteo es hacer un buen partido, estar concentrado, llevar a Unicaja junto a mis jugadores a la semifinal y estar orgulloso de que a la conclusión del partido hemos dado todo, el 100%, hemos dado el máximo para intentar superar al contrario».

Ambos técnicos saben que a horas previas del choque poco o nada se puede inventar y que es mejor jugar factores psicológicos. Quizá por ello, Mateo resalta el valor de “utilizar la emotividad, el corazón, saber que tu trabajo tiene un sentido y que este sentido se lo das poniendo pasión”.

Para Joan Plaza, en la antesala del partido lo mejor es estar relajado y evoca a su etapa de estudiante para recordar que en estos momentos hay que pensar en “lo que nos decían cuando estudiábamos, que no estudiáramos más, que el trabajo ya está hecho. Que saliéramos a divertirnos y nos divirtamos. Haremos lo que solemos hacer como hábito… Sin ansiedad, que juguemos como contra Valencia Basket, Barcelona, bilbao y otros partidos… En ello estamos”.

La diversión es un elemento recurrente en ambos discursos. Todos son conscientes que cualquier trabajo se hace mejor con una sonrisa y por ello el resultado de este encuentro también se verá reflejado en los rostros de los jugadores. La sonrisa delatará al ganador. “Casi siempre lo de divertirnos es una premisa en mí, en Badalona, en Madrid y en Sevilla. Sobre todo en situaciones de riesgo, en la final de la liga, de la Eurocup, de la ULEB… Tú, yo, todo el mundo, cuando nos divertimos haciendo las cosas sacamos lo mejor de nosotros mismos. Es importante ver una sonrisa de los jugadores sabiendo y partiendo de la base de que se van a esforzar al máximo. No espero milagros, sino que sean ellos mismos y se conjuren. Así, competiremos hasta el final”, señala Plaza.

Una diversión, que para Mateo tiene una vertiente algo más sufrida. “Hay que disfrutar de la Copa. Disfrutar, pero es verdad que todos llegamos a la conclusión de que todos disfrutamos sufriendo, peleando, luchando, tirándonos al suelo, esforzándonos esa también es nuestra manera de disfrutar”.

Para disfrutar hay que soñar y cuando uno sueña siempre visualiza el escenario idílico de los grandes escenarios. Sin embargo, ambos técnicos son más pragmáticos y no creen en las situaciones perfectas. Plaza prefiere “no tanto visualizar el partido perfecto, pero evocar situaciones donde han sido felices. Donde esos jugadores se sintieron felices y tuvieron sensaciones anormales y poco habituales. Tratas de incentivarlo más allá del partido redondo. No creo en los partidos del 110%, sino en dar el 100% y ser fiel tu estilo. Si es así no me da miedo ni Unicaja ni Barça ni nadie. Pero hemos de lograr todos estar al 100%.”, señala Plaza.

Mateo espera celebrar el triunfo de su equipo

Por su parte Mateo, recuerda que “por supuesto que visualizas pero tienes que tener el plan B, el plan C… porque no siempre sale como le gustaría. Uno lo visualiza y luego resulta que sales a la cancha y salen factores con los que no contabas. Hay que reaccionar sobre la marcha y tener la capacidad de tener un plan B pln C sobre la marcha. Ójala todos los partidos que visualizas funcionaran como visualizas, porque estoy seguro que todos los entrenadores visualizan a sus equipos ganando”, comenta.

Para Chus Mateo no hay grandes palabras o trucos perfectos, el técnico considera que “cada uno tiene su medicina, no todos reaccionan a la misma medicina ni el equipo no tiene una varita mágica que un día funciona y otros no por unas palabras. El equipo funciona porque el trabajo has ido bueno anteriormente, el esfuerzo ha sido bueno, habido solidaridad, a la ahora de ayudarse y conocerse. Todo eso ayuda más que palabras, que también ayudan en un momento determinando tocando la fibra del jugado”.

De igual modo se expresa Joan Plaza quien asegura que “es la gracia de este deporte; no trabajamos con máquinas sino con personas, con distintas personalidades. Cada uno tiene motivos diversos para competir bien. Espero que ellos lo amalgamen dentro del equipo y no sea una lucha estadística entre ellos. En general mis equipos desprenden eso, colectivo, equipo por encima de todo. El domingo fue nuestro peor partido en tres años y fue un aliciente más para volver a enfrentarnos de nuevo al Real Madrid el sábado. La piedra de toque es tan grande hoy que es lo que nos ocupa”.

Tags: , , , , ,